Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Equipamiento para combatir el frio en moto (parte 2)

9 Dic. 20 | 22:00
Foto: Jan de Keijzer- Unsplash
Foto: Jan de Keijzer- Unsplash
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Las carreras se ganan en la ultima vuelta“ ANGEL NIETO
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Llegan las bajas temperaturas a nuestro país y qué mejor que ir protegido para seguir disfrutando de nuestro Hobby.

Hace unos días analizábamos varios elementos de protección contra el frío ahora que llegan las bajas temperaturas, entre ellos vimos los sotomonos, las chaquetas especiales para invierno y los pantalones. Pero aún nos quedan varios elementos que son igual de importantes o más que el resto. Son más pequeños, pero no por ellos menos eficaces y, como indicamos en el anterior artículo, son equipamientos diseñados específicamente para ir en moto. Pasamos a hacer un breve análisis de las botas, los guantes, los sotocascos y pequeños extras que podemos montar en nuestra moto para una mayor protección contra el viento y el frío.

Protegidos hasta la tibia

El caso de los pies también nos llevará a cierta duda. Principalmente, porque los productos de moto para invierno en este campo son botas altas, lo que nos supondrá un incordio para el día a día. Aun así, las principales marcas nos ofrecen una amplia variedad de botines impermeables, al menos para que podamos llevarlos si llueve. Además, Oxford cuenta en su catálogo con los Oxford Chillout, unos calcetines térmicos con un gran aislamiento y resistentes al viento.

Las Alpinestar SMX6 V2 son una gran opción (Foto: Motocard)

Como decimos, las botas de invierno de motos son muy específicas y diseñadas exclusivamente con un fin más rutero que de diario. La impermeabilidad y el aislamiento son su principal punto fuerte, pero la mayoría contará también con sistema Gore-Tex, manteniendo el calor interior y evitando la sudoración. Un buen ejemplo son las Alpinestars SMX-6 V2, una bota disponible en varios acabados siendo uno de ellos el Gore-Tex y que se presenta como la bota multiestación definitiva, con deslizaderas, protector del tobillo, espinilla, pantorrilla y talón y un sistema de ventilación muy eficaz.

Los guantes son un elemento imprescindible

Además de que cada vez se oyen más voces diciendo que serán obligatorios para ir en moto, en invierno es un elemento del que no nos podemos olvidar. En este marco tenemos dos complementos: los sotoguantes, muy útiles si llevamos un guante multiestacion o la temperaturas son muy bajas; y los guantes de invierno como tal, un producto con membrana de Gore-tex o forro térmico que nos ayude a evitar el frio y la humedad.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Kit de transmisión: tipos y cómo elegir la mejor opción
Foto: Motocard

Con los guantes tenemos que tener en cuenta que no pueden estar muy ajustados en los dedos, evitando así que se nos congele la punta de los dedos al ir al límite del guante. Este tipo de guantes se caracterizan por ser de caña larga y llevar un ajuste en la muñeca de velcro o de cremallera, para evitar así que se cuele el aire por dentro del guante. Son más gruesos, por lo que la primera sensación será de falta de tacto, pero con el tiempo nos acostumbraremos a ellos.

Hay una gran variedad de guantes en el mercado

Un buen ejemplo de guantes de invierno son los Revit Stratos 2 GTX, ideados para las bajas temperaturas con su forro térmico 3M Thinsulate, además de estar fabricados en Gore-Tex e inserciones de piel. También cuenta con protecciones en los nudillos y un ajuste elástico en la muñeca para una mayor fijación. Además, se presenta como la mejor opción a las grandes marcas, debido a un precio muy competitivo de 130€.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Kit de transmisión: tipos y cómo elegir la mejor opción
Los guantes Garibaldi TCS son unos grandes guantes calefactables (Foto: Motocard)

Por otra parte, y yendo un paso más allá, tenemos la opción de adquirir unos guantes calefactables con baterías extraíbles recargables y varios grados de intensidad de calor. El mejor ejemplo son los Garibaldi TCS, con un sistema que nos proporcionará casi tres horas de autonomía a la vez que cuentan con protección impermeable. Están fabricados en Nyspan, resistente a la abrasión y tiene protecciones tanto en la palma como en los nudillos.

¿Y la cabeza?

Ya es la última parte que nos queda: cabeza y cuello. Como mínimo contaremos con un cubrecuellos que nos proteja la garganta del aire frío, ya que las chaquetas no cubren toda esta zona. Los hay de varios tipos, ya sean con acabado en neopreno, en tela o en materiales específicos al más puro estilo cortavientos. Lo que si tenemos que tener en cuenta es que tenga buenas fijaciones para que no se mueva o se comprima, dejando esta zona desprotegida. Entre la variedad del mercado, podemos encontrar el cubrecuellos Tucano Urbano 615WB, confeccionado en borreguillo de poliéster y con un cordón que nos permitirá ajustarlo y evitar filtraciones.

Foto: Dainese

También podemos contar con un sotocasco. Es un producto más específico y complejo de llevar, ya que nos cubrirá tanto el cuello como la cara, dejando libre sólo la parte de la visera del casco. Si nuestro casco no cuenta con protector de nariz ni cubrebarbillas es un elemento bastante indispensable si nos movemos con temperaturas bajas. Además, aísla un poco del ruido, por lo que también evitaremos ese incomodo ruido del viento. Dainese cuenta en su catálogo con el sotocasco Total WS Evo, confeccionado en tejido Windstopper y coolmax. Las inserciones elásticas darán un mejor ajuste además de contar con una base para proteger hasta la parte superior del pecho.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Kit de transmisión: tipos y cómo elegir la mejor opción

Accesorios para la moto

Por último, y no menos importante, contamos con una amplia variedad de accesorios para ir en moto en invierno. Empezando por los puños calefactables, que aunque requieran de instalación son muy útiles para mantener las palmas calientes. También contamos con manoplas cubrepuños, con forro térmico e impermeables, como son las Kappa KS604, de las que os hablamos hace unos días. Cuentan también con fijaciones para desenganche rápido y resistencias para mantener más tiempo la temperatura en las manos.

Foto: Kappa

Y para los scooters, Tucano Urbano cuenta con un cubrepiernas denominado Termoscud, único en el mercado que protege tanto la zona de las piernas como el pecho, ya que se engancha a nuestro torso para una mejor fijación. El sistema Hydroscud es 100% impermeable y equipa un sistema hinchable propio de la marca con antiflameo y control térmico. Un forro térmico desmontable para que podamos usar este cubrepiernas durante todo el año.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN abajo en los comentarios!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!