Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Faltan 12+1 días para MotoGP con Ángel Nieto, con él empezó todo

21 Feb. 20 | 07:30
Nieto
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Jesús Sánchez Santos Administrator
«Cuando veo a Dios, llega el momento de frenar«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Seguimos en nuestra cuenta atrás hacia MotoGP 2020 y hoy lo hacemos con un piloto clave en el motociclismo español, Don Ángel Nieto. Hoy dominamos el Mundial pero con él empezó todo, al ser no sólo nuestro primer campeón sino el abanderado de un deporte donde no éramos nadie cuando él empezó.

Habría muchos detalles que contar de Ángel Nieto y de hecho hay buenos libros en el mercado para profundizar en él. Así que será difícil resumir lo que hizo y lo que significó para los amantes de las dos ruedas de nuestro país. Hoy vamos a centrarnos en su faceta como piloto y sus logros. La pasión no le vino de cuna y fue justo cuando empezó a trabajar en el taller de Tomás Diaz Valdés, cuando descubrió la mecánica y las motos.

Podemos asegurar que nadie le regaló nada a Ángel, que nació en una humilde familia que tuvo que emigrar a Vallecas. Tuvo que poner gran empeño y determinación, así como insistencia, para que Derbi o Bultaco le diesen un trabajo aunque fuese de mecánico. Tal y como era Ángel, hasta que no lo conseguía no paraba y en 1964 entraría en Derbi… ¡Y como piloto!

Desde 1964 hasta 1966 sólo participa en carreras esporádicas de 50cc, donde puntuaría fuera del podio. En 1967 llegaría su primer éxito y no podía ser en otro sitio que en su circuito talismán, Assen. Nieto es el piloto con más victorias en Grandes Premios en la “Catedral”, el único circuito que está en el calendario desde su origen en 1949.

En 1969 el hombre llegó a la luna y con Nieto, el motociclismo español conseguiría su primer título. Ángel ganaría en Sachsenring, donde disputaba la categoría de 50cc, quitándose un peso de encima. A partir de ahí el resto de la temporada fue rodada, sin bajarse del podio hasta que en Yugoslavia conseguía la corona.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Márquez, sobre su hermano: “Si uno entrena, el otro tiene que hacer una flexión más”

En 1970, seguía con Derbi, esta vez para competir en 50cc y 125cc. Conseguiría repetir título en la categoría pequeña y llegar a subcampeón en el octavo de litro. Para 1971 intentaría de nuevo el doblete, llegando a la última recordada cita de aquel Mundial en el Jarama con opción a ganar o a perder ambas.

Cruz para 50cc, al caer contra De Vries y cara en 125cc, tras derrotar a Sheene en el día clave para la popularidad del motociclismo en España. Al caerse en la de 50cc se lesionó, tuvieron que coserle la pierna y dolorido salió a la siguiente de 125cc. No sin antes subir a la torre de control y hablar a los aficionados para que no se fuesen, que él iba a salir y lo hizo para ganar su tercer Mundial.

En 1972 de nuevo intenta el doblete y esta vez sí lo consigue: campeón de 50cc y 125cc a la vez, para sumar ya cinco Mundiales a sus 25 años. Parecía todo en su sitio, pero justo al acabar la temporada Derbi decide dejar la competición y Nieto se queda sin moto. Así que tras hacer unas llamadas acaba en Morbidelli para 1973, una moto muy frágil que rompía a menudo.

Así Nieto acabó 7º en 125cc. Para 1974 pidió a Derbi que le dejaran la moto con la que había sido campeón, pero sin desarrollo. Pese a todo le fue mejor, ganando dos carreras para acabar 3º al final de 125cc. Al terminar el año, volvieron a separar sus caminos, Nieto parecía perdido, pero para 1975 le surge la oportunidad de correr en 50cc con Kreidler. Su antiguo rival De Vries se había retirado y en su lugar Nieto arrasó para volver a ser campeón.

ARTÍCULO RELACIONADO:  "Marc Márquez habría empezado con el pie izquierdo en Qatar"

En 1976 de nuevo Ángel sabe moverse como poco en los despachos. Consigue a Jan Thiel, un técnico holandés que sabía poner las motos a punto como nadie y entra en Bultaco. De esa forma conseguiría dos títulos más de 50cc en 1976 y 1977, aunque la moto de 125cc no iba tan bien, por lo que Ángel gana carreras pero no la corona.

Mediado 1978 rompe con Bultaco ante la oportunidad de subirse a una Minarelli, la mejor moto de 125cc entonces. Así acaba subcampeón ese mismo año y se lleva el título con toda claridad en 1979. No pudo mantener el cetro en 1980, pero para 1981 contó de nuevo con Thiel para conseguir su noveno título Mundial. Morbidelli decidía entonces dejar la competición y Nieto a sus 34 años¿Qué haría?

Entonces consigue un contrato con Garelli en la que recuerda como su mejor época deportiva. Con la marca italiana se llevaría los títulos de 125cc en 1982, 1983 y 1984, el 12+1 en su palmarés. Lamentablemente el final de este último año marcó el inicio del fin de Ángel Nieto como piloto. Tras ganar el Mundial pidió vacaciones antes de terminar todas las carreras, cosa que le concedieron en principio.

Como Garelli se jugaba el título de marcas, pidieron a Nieto que regresara para la última cita en Mugello. Allí sufrió una lesión que le mantuvo casi todo el invierno en el dique seco, sin poder desarrollar la 250cc con la que quería triunfar en 1985. Cuando se montó al fin encontró un motor potente pero un chasis imposible de manejar. Aunque lo intenta no puede clasificarse ni en el GP de Sudáfrica ni en el de España.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Puig: "Pol Espargaró siempre me ha gustado"

Nieto se agobia, habla con Garelli y decide parar. Se va a Ibiza de vacaciones a desconectar para recuperarse física y mentalmente. Con la temporada prácticamente perdida, vuelve a Derbi para correr algún Gran Premio y ayudar a Aspar y Herreros en el Mundial de 80cc. Así gana su 90ª y última carrera del Mundial, disputada en Le Mans.

En 1986 empieza el año con Derbi, de nuevo en 80cc a sus 39 años. Es segundo en el Jarama tras Aspar y delante de Herreros, pero se cae en la segunda carrera disputada en Monza. Esa fue la caída en la que Ángel se preguntó: “¿Qué hago yo aquí?” Y aunque termina la temporada ya no es él mismo, como demuestra su 7º lugar el Mundial y decide colgar el mono. No puede estar parado mucho tiempo y en 1987 ya tiene su equipo de 250cc montado con Carlos Cardús como piloto.

12+1 títulos Mundiales, 90 victorias. 23 campeonatos de España. Nieto fue el pionero, nuestro primer campeón, el que abrió de par en par las puertas del motociclismo en nuestro país. El padre de todos los que ganaron después de él, porque sin él no seríamos el país que domina actualmente en MotoGP. Cada victoria, cada título, lleva el sello del 12+1. Gracias maestro.

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA? ¡Es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!