Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Mash TT40, moto retro del siglo XXI

11 Mar. 19 | 17:07
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Pilotar una moto es la cosa más excitante que se puede hacer con la ropa puesta«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Hoy tenemos una prueba más, esta vez nos toca una marca menos conocida, pero con unas motos muy atractivas, no es otra que la Mash TT40, una moto con carácter y muy peculiar, una café racer de lo más llamativa.

 

Hoy en día los amantes de este tipo de moto retro tienen dos opciones, una, buscar una moto con una larga trayectoria vital y trabajar sobre ella, la otra es acercarte a una de las marcas que actualmente fabrica motos con esta filosofía y comprarla recién horneada, es Mash una de ellas, la marca llego a España en 2014, pertenece al grupo SIMA que es de origen Francés, la fabricación corre a cargo de una factoría en China (Qingqi Motorcycle).

Vamos con la protagonista de esta prueba, la TT40, su estética enamora a primera vista, una moto de bonitas curvas, con depósito alargado, el motor al descubierto, los amortiguadores de muelles, los intermitentes. He de decir que la unidad que utilizamos en la prueba no es total mente de serie, ya que se trataba de un acabado especial realizado por los preparadores de Heros 66.

Mash tt40

Lo primero que llama la atención es su motor mono cilíndrico, es un motor de 400cc, es un conocido del mundo de la moto ya que es de origen Honda, era el que le daba vida a las XL 400 de hace algunos años, con algunas modificaciones.

Motor monocilindrico

Tiene un cárter seco, 4 válvulas y cinco velocidades, refrigerado por aire, declara 27 Cv con un régimen máximo de 6.500 rpm, con un peso en vacío de 156 Kg. Con estas cifras es fácil ver que se trata de una moto para un uso urbano con pequeñas salidas esporádicas.

Moto sencilla pero moderna

Es una moto sencilla, salta a la vista, pero monta algunos toques más modernos, trae una inyección electrónica Delphi así como encendido electrónico, frenos de disco en ambos trenes, con latiguillos metálicos y ABS desconectarle.

La cúpula desde fuera, con el conjunto óptico en muy llamativo, pero desde la posición del piloto la sensación es de estar totalmente protegido, el toque de poner lo espejos al final de los puños es algo característico de este tipo de moto y tienen, he de decir una visión más que aceptable.

La parte trasera de moto va en una línea minimalista, solo sobrepasada por el hecho de llevar un escape con salida doble, una por cas lateral, la amortiguación, al igual que el resto de la moto esta al descubierto, viéndose los dos muelles, la parte de luces traseras esta coronado por un faro central redondo y dos pequeños intermitentes.

Retro y urbana

El embrague es de tacto algo duro y debes acostumbrarte a la personalidad de este motor, en el momento que engranas la primera marcha, recordar que tiene 5, te cambia el chip en la cabeza, la conducción urbana, relajada hace que disfrutes de los paisajes urbanos, a los que muchas veces no les prestamos atención.

Los relojes son dos esferas redondas de fondo blanco que agudizan el carácter deportivo de la moto, el izquierdo te da la velocidad por medio de una aguja y dispone de un pequeño display donde encontraras los parciales de Km recorridos, así como los chivatos de luces, intermitentes y ABS, la de la derecha marca la velocidad, punto muerto y la reserva de la gasolina.

Detalles cromados

El consumo de la moto es realmente contenido y teniendo en cuenta que monta un depósito de 16 litros te dará margen para distanciar las visitas a la gasolinera a repostar.

La velocidad punta no es su fuerte, pero puedes mantenerla a 120 Km/h sin mucho problema, una vez hechos al tacto del cambio todo fluye con facilidad, los frenos con cuatro pistones por disco son más que suficiente para frenar esta café racer, la unidad que probamos, al ser una preparación, el sillín era más “deportivo” y con esto quiero decir duro, pero las unidades de serie disponen de diferentes asientos, con un magnifico acolchado.

Económica, ideal para iniciarse

En definitiva es na moto enfocada a un mercado emergente y de gente que quiere disfrutar de una conducción relajada, con una mecánica sencilla y una estética espectacular, sin tener que pedir una hipoteca para poder pagar el capricho, ya que el precio es más que contenido y competitivo 5.550 €.

Esto hace que sea una moto ideal también para iniciarse, ya que no supone fortísima inversión, es muy sencilla de mantenimiento y no tiene unas prestaciones que exijan ser un experto piloto, simplemente te sientas y la disfrutas circulando.

Sigue mas pruebas en motosan.es……Suscríbete a la campanita!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!