Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Cuatro errores en el mantenimiento que nos pueden salir caros

28 Abr. 21 | 22:00
Ducati 916 Tamburini
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Las carreras se ganan en la ultima vuelta“ ANGEL NIETO
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Revisar nuestra moto al detalle una vez que pasemos por el taller en elementos poco comunes tiene una gran importancia para nuestra seguridad y para la duración de nuestras motos.

A la hora de llevar nuestra moto al taller, se suele pensar que el mantenimiento requerido es más básico de lo que realmente es. No solemos olvidarnos del cambio de aceite, aunque a veces tardemos más kilómetros en hacerlo, del filtro del aire, revisar luces o de engrasar la cadena. Pero, ¿Y el resto de componentes?

Hay una gran parte de componentes de la moto que necesitan también de una revisión exhaustiva ya que, con el tiempo, pueden llevar un desgaste anormal y pueden comprometer la seguridad a la hora de ir en moto. Si tienes una moto con ciertos años o tienes pensado comprar una, no te olvides de revisar estos puntos.

Líquido refrigerante

Es un elemento muy importante para el correcto funcionamiento de la moto, ya que si por un casual no tuviéramos líquido refrigerante, el motor no enfriaría correctamente y podría sobrecalentarse provocando un mal mayor. Comprobar el nivel del líquido refrigerante se debe convertir en una costumbre en cada revisión.

Y no solo eso. Si lo comprobamos y vemos que está bajo, puede ser una forma de detectar una fuga en el sistema, por un maguito, en el mismo radiador, en la bomba del agua o incluso en la culata. También, con el tiempo, es conveniente cambiar el líquido refrigerante, para que no pierda sus propiedades.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nuevo cómic de MV Agusta con 8 motos protagonistas

Corona y piñón

Tal como podemos ver en los manuales de nuestras motos, la recomendación, por norma general, es el engrase de la cadena cada 500 km. Esto lo podemos hacer sólo engrasando, con un producto profesional, aunque suele ser recomendable engrasar con valvulina, un aceite menos denso que las grasas para la cadena pero con el mismo efecto y que nos durará más.

Por otra parte, a la hora de cambiar la cadena, tenemos que estar muy atentos al desgaste de la corona y el piñon, ya que lo ideal es cambiar el kit de transmisión completo. Si lo ponemos nuevo, con el tiempo iremos tensando la cadena, y cuando la cadena llegue a su tensión máxima por kilómetros, será hora de empezar de nuevo.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Una motocicleta especial rinde homenaje a Troy Bayliss: la Ducati Panigale V2 Bayliss 1st Championship 20th Anniversary

No es recomendable cambiar sólo la cadena, ya que si el piñón o la corona ya tienen cierto desgaste, esto puede conllevar saltos en la cadena y un desgaste prematuro de todas las piezas, lo que nos dará una menor duración y más tiempo en el taller. Por el precio del kit de arrastre, nos merece más la pena cambiar todo y tener más kilómetros de tranquilidad.

Pitones de frenos

Este es un punto importante que suele conllevar un desgaste con los años que no se ve. La lógica nos dirá que cambiemos las pastillas de frenos una vez se desgasten por otras similares, además de limpiar los discos. Pues bien, con el tiempo, el sistema del pistón del freno también sufre un desgaste debido a la suciedad.

A la hora de cambiarnos las pastillas, el taller comprobará el correcto funcionamiento del pistón. Este, una vez limpio y engrasado, debe fluir por el cilindro para presionar la pastilla y volver a su posición. De no ser así, nos convendrá revisarlos y cambiar, si corresponde, los guardapolvos que acompañan al pistón.

Esta pieza, como su propio nombre indica, se encarga de que no se ensucie el sistema de freno, pero al ser una goma, se desgasta y reseca con el paso de los años. El cambio de esta pieza no es caro y nos librará de ir con el freno bloqueado por un fallo del pistón, lo que conllevaría un desgaste anormal del disco y su consiguiente cambio.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nuevo scooter Keeway Fact Evo 125

Líquido de las suspensiones

Uno de los principales elementos que nos pegan al suelo son las suspensiones. Como es normal, con el tiempo cambiaremos los retenes de la suspensión, el encargado de mantener el aceite dentro de la suspensión. Un aviso de que hay que cambiar los retenes es cuando vemos alrededor del brazo de la suspensión manchas de aceite. Si pierde, será necesario desmontar y reparar.

Una limpieza y revisión habitual nos ahorrará de cambios prematuros. Si hubiera una fuga y llegara a los frenos, esto supondría cambiar las pastillas también, por eso es tan importante revisar su correcto funcionamiento. El líquido también, ya que aunque no cambiemos los retenes, es importante revisar que sigue estando en un estado óptimo.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN abajo en los comentarios!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!