Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Componentes de frenado, lo más caro no siempre es mejor

10 Jul. 22 | 22:00
FOTO: Brembo

Las motos siempre salen en las noticias por sus mejoras en potencia o velocidad. Pero la velocidad siempre ha de ir igualada o incluso un poco por detrás de los sistemas de freno. Tener una moto capaz de alcanzar 300 kilómetros por hora y no poder frenarla es literalmente una máquina de matar.

Al igual que la velocidad, que todos queremos más, podemos pensar que los componentes que nos dan una mayor frenada o con características “Racing” son mejores para nuestra moto, pero cuidado, podemos conseguir el efecto contrario.

La temperatura es clave

Todos los componentes del sistema de frenado tienen un rango de temperatura para un funcionamiento óptimo. Tanto exceder como quedarse corto puede suponer un problema o un desgaste anormal, que por desgracia puede derivar en algún accidente.

El rendimiento normal de una pastilla Racing ronda los 350-400º mientras que las de carretera están pensadas para ser eficientes sobre los 300º.

La transferencia de frenada de pastilla a disco en el caso de una pastilla sobrecalentada es mínima por lo que es especialmente grave. Aplica del mismo modo a los discos de freno, si no hace la fricción correcta en su punto de calor un disco de freno por muy caro que sea va a ser totalmente inútil.

Fuente: Brembo

Los materiales

Hay tres grandes grupos de materiales para pastillas de freno. Es muy importante elegir las pastillas acorde a la moto que tengamos, el uso que le vayamos a dar y el resto de materiales que conforman el sistema. Si cogemos  un disco de carbono y le ponemos unas pastillas sinterizadas estaremos tirando el dinero y comprando boletos para besar el suelo.

Sinterizadas: Son caras, las más estandarizadas y también las mas ruidosas. Realizadas con varios compuestos metálicos a base de presión y calor son muy progresivas y nada agresivas con el disco. Necesitan bastante temperatura para funcionar pero ofrecen una gran durabilidad.

Orgánicas: Generalmente fabricadas con vidrio, aramida, carbono o grafito. Mayormente más baratas, más silenciosas y de muy corta duración. No transmiten calor ni al disco ni a la pinza de freno pero por el contrario cuando se calientan son poco eficientes.

Semimetálicas: Buscan el camino intermedio entre las orgánicas y las sinterizadas, suelen ser la mejor opción para las motos de ciudad y carretera que van a velocidades legales por sus condiciones.

La mejor ayuda para elegir nuestros componentes de frenado y no arruinarnos ni quedarnos tirados es consultar con nuestro taller de confianza y probar varias opciones.

SUSCRIBETE GRATIS a Motosan.es en la campanita y DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios

Powered by:
BOX GALFER
BOX YADEA
ARTÍCULOS DESTACADOS