Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Por qué es tan importante el amortiguador de dirección?

15 Mar. 19 | 22:00
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«No se es el mejor cuando se es campeón del mundo, sino cuando se lucha por una cosa« AN12+1.
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Seguramente ya todos conocen lo que es un amortiguador o estabilizador de dirección, pero qué es lo que lo hace tan importante y por qué es necesaria hacer esta inversión.

Si bien este componente o pieza es un elemento que suma mucha más seguridad a la conducción del motero, el amortiguador de dirección se ha hecho una pieza esencial en cuanto a la conducción deportiva, ya que ayuda a mitigar los fuertes golpes de dirección repentinos llamados “shimmie” o “Tank Slapper” en las aceleraciones fuertes.

Ha sido tan importante su ayuda en la conducción, que ya muchas motos de serie llevan instalados el amortiguador de dirección desde la fábrica.

Pero ¿cómo trabaja el amortiguador de dirección?

Un amortiguador de dirección clásico es muy sencillo y de un aspecto “similar” (más no igual) a un brazo hidraúlico que vemos en muchos aparatos, pero su trabajo no es ni comparable. El amortiguador de dirección se encarga de administra las fuerzas que actúan en la parte delantera de la moto mitigando así cualquier movimiento involuntario  y absorbiendo los movimientos bruscos de giro, que podrían llevar a una pérdida total de la conducción y una eventual caída.

Una vez instalado se nota la mejora en la dirección  ya que se incrementa la estabilidad en la conducción y paralelamente se reducen los movimientos bruscos en el volante o manillar a altas velocidades. Además de una notable mejoría en el paso por curvas o saliendo de éstas de forma rápida.

Existen dos tipos de estabilizadores, el lineal y el rotativo y además los hay hidráulicos, de nitrógeno y electrónicos que ya viene instalado de serie en la moto. Si bien años atrás se utilizaban pilas de discos de fricción en el amortiguador, ya estos sistemas han quedado obsoletos y han dado paso a los hidráulicos y de nitrógeno a presión.

Los lineales deslizan un pistón a través de aceite hidráulico o de nitrógeno ubicado en el puente del manillar entre las barras de la horquilla, mientras que los giratorios se colocan sobre el vástago de la dirección actuando de forma similar al lineal. Además muchos también son ubicados en la parte baja de la horquilla, sin que esto represente una dificultad en su trabajo.

El amortiguador de dirección es graduable y se pueden ajustar duros o blandos dependiendo del tipo de conducción y del tipo moto. Existen múltiples marcas en el mercado, pero entre las que siempre destacan por su calidad están OHLINS, HIPERPRO, GPR, esta última con un diseño giratorio mucho más compacto y que se puede utilizar en motos de calle, competición y off-road.

Han sido diseñados por especialistas para la estabilización en la conducción de la moto, sin embargo estos estabilizadores pueden complicar un poco la conducción a baja velocidad ya que aporta una mayor resistencia en la horquilla y el manillar, pero una vez que aceleras se notará el cambio real y la mejoría en la conducción.

Más novedades de motos y equipamiento para el motorista en Motosan… ¡Dale a la campanita!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!