Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Antonio Jiménez: “El gran punto fuerte de Ducati es que tienen el doble de pilotos”

7 Jun. 24 | 19:45
Foto: Michelin

El jefe de equipo de Aleix Espargaró ha destacado la confianza mutua y la capacidad técnica de Aprilia frente a la competencia de Ducati.

En el entramado del paddock de MotoGP, donde la pasión se mezcla con la precisión técnica y la audacia en la pista, hay una figura que destaca entre las sombras: Antonio Jiménez, jefe de equipo de Aleix Espargaró, un veterano de la industria cuya historia está entrelazada con las emociones y la mecánica de las carreras de motos. Desde sus humildes comienzos como mecánico en 1989 hasta convertirse en uno de los jefes de equipo más respetados en la actualidad, Jiménez ha recorrido un camino lleno de desafíos y triunfos, así lo cuenta a mowmag.com

A lo largo de los años, Jiménez ha trabajado con una lista impresionante de pilotos, desde leyendas consolidadas hasta promesas emergentes. Desde Toni Elías hasta Marco Melandri, desde Alex de Angelis hasta Álvaro Bautista, Jiménez ha sido testigo de las emociones y las luchas detrás de cada carrera, cada victoria y cada derrota. Pero su conexión más profunda surgió con Aprilia y su piloto estrella, Aleix Espargaró.

“Me lo esperaba”, dijo Jiménez reflejando la serenidad de alguien que ha visto pasar muchas batallas en la pista. “Cuando llevas tanto tiempo trabajando junto a un piloto, puedes percibir los cambios en el aire. Aleix tuvo que tomar una decisión importante, y aunque quedaba en el aire, yo ya intuía cuál sería su elección“.

“El jefe de equipo debe estar siempre un paso adelante”

Desde el anuncio de la retirada de Espargaró, el ambiente en el garaje de Aprilia ha cambiado sutilmente, pero según Jiménez, la determinación del piloto no ha disminuido. “Barcelona fue un gran desafío para él”, explicó. A pesar del anuncio, Aleix mantuvo su enfoque en la pista. Lograr la pole position, la victoria en la Carrera Sprint y un cuarto puesto en la Carrera principal fue un testamento a su profesionalismo y determinación”.

Para Jiménez, el papel de jefe de equipo ha evolucionado significativamente en los últimos años, especialmente con el rápido avance de la tecnología y la intensa competencia en MotoGP. “Antes, el trabajo era más progresivo”, reflexionó. “Pero ahora, con tantos elementos en juego, desde la aerodinámica hasta los neumáticos y la electrónica, el jefe de equipo debe estar siempre un paso adelante, listo para adaptarse a cualquier cambio en el momento”.

La relación entre un piloto y su jefe de equipo es crucial en el mundo del motociclismo de élite, y la confianza mutua es la clave del éxito. Jiménez compartió cómo su conexión con Espargaró ha sido fundamental para su colaboración exitosa en Aprilia. “Hemos construido una relación sólida”, dijo con una sonrisa. “Aleix confía en mí y en el equipo, y eso es invaluable en este deporte”.

“El gran punto fuerte de Ducati es que tienen el doble de pilotos”

“Mi deseo es simple”, compartió al final de nuestra entrevista. Quiero ver a nuestro equipo en lo más alto del podio. Ya sea aquí en Mugello, en Misano o en cualquier otro lugar. Quizás en Aragón, que a Aleix no le gusta pero siempre es fuerte. Una victoria sería la culminación perfecta de esta temporada llena de altibajos”.

Al recordar los momentos más significativos de su tiempo con Espargaró, Jiménez destacó dos hitos en particular. El primer podio en Silverstone, en 2021, fue un éxtasis. A partir de ahí creímos en ello y la primera victoria en Argentina, en 2022, fue increíble”, recordó con emoción. Estos momentos no solo representan los logros del equipo, sino también la culminación de años de trabajo duro y dedicación.

TE INTERESA VER:
Cecchinelli sobre los cambios en MotoGP: "La carrera sigue siendo más o menos la misma"

Con la próxima temporada en el horizonte y la inevitable llegada de nuevos desafíos, Jiménez permanece firme en su compromiso con el deporte y su equipo. Lo que más miedo me dará de cara al año que viene es precisamente el lado humano, con Aleix realmente hemos creado una buena relación”, confesó. “Otro temor, aunque llevo muchos años en el paddock y he trabajado en muchos contextos diferentes, es cómo será el próximo piloto”.

Antonio Jiménez no dudó en destacar uno de los mayores desafíos que enfrenta Aprilia en la competencia contra Ducati. El gran punto fuerte de Ducati es que tienen el doble de pilotos, en poco tiempo tienen mucha más información. La diferencia está ahí, porque con más información puedes encontrar la dirección correcta más rápido. Quizás nosotros demos un paso adelante, ellos dan dos al mismo tiempo. Sin embargo, nuestra moto está al más alto nivel en términos de rendimiento puro”, afirmó Jiménez, subrayando tanto las dificultades como la confianza en las capacidades de su equipo y su máquina.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!