Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Bagnaia: «No tengo nada que reclamar, este Mundial siempre ha estado en manos de Quartararo»

24 Oct. 21 | 18:31
pecco bagnaia, motogp
Foto: Michelin
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Jesús Sánchez Santos Administrator
«Cuando veo a Dios, llega el momento de frenar«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Pecco Bagnaia se fue al suelo cuando lideraba, por delante de Marc Márquez, la carrera en Misano. Su caída puesto el Mundial en manos de Fabio Quartararo, que acabó proclamándose campeón del mundo de MotoGP de 2021.

Lo intentó hasta el final, pero no pudo ser. Parecía que el Mundial de MotoGP se iba a alargar hasta Portimao porque todos creíamos que era el día de minimizar daños. Pecco Bagnaia se había hecho con la pole, lideraba la carrera desde el inicio con Jack Miller como escudero, pero finalmente, ambas Ducati acabaron en el suelo. Desastre total para una victoria que parecía hecha porque Marc Márquez había cortado, dejando al italiano escaparse hasta lo que habría sido su segunda victoria consecutiva en Misano. Con una caída él solo, dejaba en bandeja de plata el título de campeón a Fabio Quartararo, que acabó coronándose entrando en cuarta posición.

Lo luchó hasta el final: «Tuve esta oportunidad y lo intenté hasta el final. Lo di todo, empujando fuerte en cada vuelta hasta el final. Elegí la delantera dura y esa era la única posibilidad, pero tuve que empujar fuerte todo el tiempo para evitar que el neumático se enfriara. Estoy contento con lo que he hecho, aunque obviamente estoy un poco frustrado con el resultado. Tal vez merecía un poco más, pero está bien. Creo que al menos tengo una buena base para 2022. Fabio era sin duda el piloto que más merecía este título, así que me alegro por él. El año pasado estaba en mi situación, se jugaba el título y cometió algunos errores. Creo que el año que viene llegaré mejor preparado».

Afición en Misano: «Fue genial ver a tantos aficionados en las gradas con banderas con el 63. Se lo agradezco de corazón, es algo que me vuelve loco. Era increíble oírles gritar mi nombre desde las gradas e incluso cuando me estrellé oí que todos me llamaban, me animaban. Me hubiera gustado ganar por ellos y lo siento, pero puedo decir que fue muy emotivo».

El fallo que le hizo irse al suelo: «Nunca perdí la concentración. Hoy era una carrera de todo o nada, sólo necesitaba ganar. El neumático elegido era el adecuado, el medio no habría funcionado. He apretado mucho desde la primera vuelta, quizá en la vuelta en la que me he caído he frenado un poco más tarde y me he estrellado. Hemos trabajado mucho, el ritmo de carrera ha sido incluso mejor que el de la última carrera en Misano. Estoy frustrado, pero también estoy contento de haber demostrado que soy capaz de luchar en la cumbre».

Marc Márquez: «No pensé demasiado en Márquez, porque sabía que en las últimas vueltas tendría problemas con el blando que había elegido. Sólo intenté marcar mi ritmo y ser constante, estaba seguro de que en la final tendría ventaja sobre él. Por supuesto, la presión estaba ahí, pero no como en Aragón o incluso aquí en Misano con Fabio la última vez».

Valoración de su Mundial: «El año pasado terminé 16º en el campeonato del mundo y, salvo en dos carreras, estuve muy lejos. Este año no tenía que ser el año para ganar sino para aprender, pero todo me ha ido mejor y hemos hecho un buen trabajo. Estoy contento porque estoy terminando en segunda posición, así que no me siento enfadado por haber perdido este título, porque ganarlo no era realmente nuestro objetivo. He aprendido mucho en las últimas carreras, siempre he sido capaz de luchar por la victoria y esto es un gran paso adelante en comparación con el punto en el que estábamos al principio de la temporada».

«Creo que perdimos el campeonato en Mugello cuando me estrellé. Luego, también en Austria, cuando tuve un neumático que no funcionaba, lo que también me ocurrió en Silverstone. Perdí el campeonato en esos tres días. Pero no es correcto pensar así, acabo de perder. Ahora es el momento de aprender y mejorar en 2022. Estoy seguro de que estaré mejor preparado para el próximo reto».

Ducati: «Todo el mundo piensa que la Ducati es la mejor moto, la más rápida y la más competitiva. Pero el hecho es que una Yamaha ganó el campeonato del mundo. Hemos trabajado mucho, nuestra moto es muy rápida, pero todavía tenemos mucho trabajo que hacer para el futuro. El paso adelante de este año ha sido claro y para el año que viene creo que nuestra moto puede ser la moto a batir».

Cuando se dio cuenta que lucharía por el Mundial: «Dividí el campeonato del mundo en dos fases, que fue la de aprendizaje hasta el parón veraniego y luego la siguiente, en la que todo me resultó más fácil. Encontré una base para trabajar que funcionaba perfectamente. Hubo dos carreras en las que los neumáticos no funcionaron bien, y aunque estuve entre los más rápidos sólo me llevé a casa cinco puntos. Era perfecto en muchas pistas, también lo era aquí, pero luego cometí un error. Tenía que ganar y lo intenté. Sólo puedo decir que estoy contento. Frustrado, por supuesto, pero feliz».

2022: «Es difícil imaginar los escenarios para el próximo año, también porque esta temporada aún no ha terminado. Sé que hemos sentado una gran base para 2022. Sé que he aprendido mucho en las últimas carreras, y lo pondré en práctica en el futuro. Los conocimientos que he adquirido esta temporada me hacen desear que el 2022 sea un campeonato mundial que vaya en mi dirección. Quartararo, Mir y Márquez serán muy rápidos, pero yo intentaré hacer mi parte. Sabía que sería difícil mantener el campeonato abierto más allá de Misano, pero quería intentarlo. Pero no tengo nada que reclamar, este campeonato del mundo siempre ha estado en manos de Fabio».

¿Ya te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? Pues ahora deja TU OPINIÓN debajo en los comentarios

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
ARTÍCULO RELACIONADO:  Jack Miller logra subir al podio en el ASBK