Es que todavía no os habíais pasado el número del móvil y tampoco estaba el twitter, ni el whatsup.
Eran otros tiempos.

Responder