Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Carlos Lavado, el “Pana”

31 Dic. 23 | 20:00
Faltan Lavado MotoGP

El piloto venezolano, el “Pana” Carlos Lavado.

Venezuela tiene dos campeones en Grandes Premios. Ya os hablamos de Johnny Cecotto en nuestro “Faltan” diario hacia la cita inaugural de MotoGP en Catar. El otro piloto fue Carlos Lavado, que llegó después del primero para conseguir sus mayores éxitos en la categoría de 250cc, con el importador de Yamaha en su país, Venemotos.

Carlos Lavado Jones nacía el 25 de mayo de 1956 en Caracas. En 1978 haría su debut en el Mundial, como le ocurría a otros compatriotas, en el Gran Premio de Venezuela. Se subiría al podio de 250cc con Yamaha, marca a la que estaría ligado casi toda su carrera deportiva. A la temporada siguiente, repetiría lo que ahora conocemos como “wild card” en Venezuela, esta vez en la categoría de 350cc.

TE INTERESA VER:
Marc Márquez: "Aún estamos un poco lejos de los pilotos que marcan la diferencia"

Ahí Lavado empezaba la temporada con victoria, delante de los fijos en el campeonato como Walter Villa, Kork Ballington o Patrick Fernández. Aunque participó en otras carreras, no consiguió sumar puntos. En 1980 haría la temporada completa en 250cc y 350cc, siendo en la categoría del cuarto de litro en la que consiguiese sus mejores resultados.

En Assen ’80 se haría con su primer triunfo mundialista, el primero en Europa, sacando más de 30 segundos a sus rivales. Su estilo era muy agresivo, de sangre caliente, lo que hacía que habitualmente se viera fuera de carrera por caída. En 1981 y 1982 continuaría participando en 250cc y 350cc, consiguiendo 3 victorias y 12 podios en total.

TE INTERESA VER:
Alguersuari: "Martín y Bagnaia necesitan a Marc Márquez para sentirse campeones"

Con la desaparición de la categoría de 350cc, Lavado se centraba totalmente en 250cc. Una categoría muy dura que aglutinaría la mayoría de los mejores pilotos de ambas categorías. Empezaría con un séptimo en Sudáfrica y se queda sin puntos bajo la lluvia en Francia, pero a partir del recordado Gran Premio de Monza, enlazaría varias victorias que le lanzarían en la clasificación. Acabaría llevándose el título Mundial.

En 1984 empezaría de nuevo la temporada sin resultados que destacaran, cediendo la corona a final de año ante su compañero de marca Christian Sarron. Lavado sería tercero. En 1985 llegaría a la categoría un auténtico “ciclón” con Freddie Spencer, que arrasaría a sus rivales. El venezolano repetiría la tercera posición a final de temporada, aunque anotándose dos victorias más.

TE INTERESA VER:
ENTREVISTA | Tardozzi: "Un campeón como Bagnaia no debería tener miedo de Marc Márquez"

Con la retirada de Spencer en 1986, Lavado encontró en Sito Pons su rival más fuerte por recuperar el título de 250cc. El de Yamaha tuvo que enfrentarse varias Honda NSR como las de Mang, Sarron, Baldé, Ricci o el propio Pons. Las caídas fueron el único problema de Lavado, que siempre que acabó lo hizo en primer o segundo lugar. Pese a todo llegaría a la penúltima recordada cita de Anderstorp (Suecia), con opciones matemáticas a conseguir su segundo título Mundial.

Aquel día con condiciones climatológicas complicadas, el tiempo jugó un papel clave. La pista estaba mojada pero no llovía. Lavado apostó por neumáticos mixtos y se escapó, pero la pista se fue secando y su rival Pons, que había montado gomas de seco, lo adelantó y se escapó. Parecía que todo se tendría que jugar en la última carrera, pero a falta de unas cinco vueltas para acabar se puso a llover de nuevo. Lavado pudo arriesgar más y adelantar a Pons, para conseguir su segundo título mundial de 250cc.

TE INTERESA VER:
"Márquez necesitará tiempo para adaptarse a la Ducati"

1986 sería la última gran alegría de Lavado, ya que a partir de 1987 la Yamaha sería menos competitiva. Luciendo el dorsal 1 en su 250cc sólo conseguiría la victoria en el Gran Premio de Yuguslavia, aunque acabaría 10º en la clasificación final. En Brasil ’88 conseguiría su último podio, aunque participara con Aprilia o Gilera hasta finales de 1992, ya lejos de los puestos de cabeza. El “Pana”, uno de los pilotos más simpáticos y queridos del paddock durante años.

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA? ¡Es GRATIS!