Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Joan Mir: un debut para soñar

12 Mar. 19 | 14:00
Foto: MotoGP

El octavo puesto del balear en su primera carrera de MotoGP, peleando en el grupo de cabeza, supone uno de los mejores estrenos de la historia de la categoría reina.

Hay pilotos que están predestinados a triunfar mucho antes de conseguirlo. Y en el caso de Joan Mir, pese a completar su única temporada en Moto2 sin victorias, esto está claro desde aquel 2017 en el que pasó por encima de todos los participantes de Moto3, logrando cifras que no se veían en la cilindrada pequeña desde la época de Rossi. Por ello muy pocos se atrevieron a discutir su decisión de renunciar a ser campeón de Moto2 por tal de acelerar su llegada a MotoGP, a lomos de una marca en progresión ascendente como es Suzuki.

TE INTERESA VER:
"Marc Márquez se ha dado cuenta de que no todo le resulta tan fácil como antes"

Sus actuaciones en pretemporada fueron discretas, por detrás de otros rookies como Bagnaia o Quartararo pero el día de la carrera, cuando se apagaron las luces del semáforo y se encendieron las de los focos, Mir fue el mejor de los novatos. Un debut para el recuerdo, peleando con aquellos pilotos -Márquez, Dovizioso, Rossi, Viñales- a los que no hace mucho veía por la pantalla de la televisión.

Mir, durante el GP de Qatar. Foto: MotoGP

Cinco segundos fueron lo que separó a Andrea Dovizioso, ganador de la carrera y primer líder de la temporada, de Joan Mir, suponiendo la tercera menor distancia entre un rookie y el ganador en la era MotoGP. Por delante sólo queda el estreno de Ben Spies, quinto en 2010, y el de Dani Pedrosa, segundo en 2006, ambos a cuatro segundos de los ganadores de aquellas carreras -Rossi y Capirossi respectivamente-.

Durante las 22 vueltas de la carrera, Mir mostró lo que ya había enseñado en Moto3 y Moto2: carácter, valentía y personalidad encima de la moto. Uno de esos pilotos que nunca deja indiferente al personal. Rodando en un grupo nutrido de no sólo campeones del mundo, sino también de ganadores de MotoGP, Mir no fue protagonista de notables adelantamientos, pero sí tomó nota de las trazadas de todos y cada uno de ellos.

TE INTERESA VER:
Jorge Lorenzo: "Marc Márquez todavía está pilotando como si estuviera conduciendo la Honda"

Ya mostré un buen ritmo en el FP4 y fui capaz de llevarlo a la carrera del domingo”, comentaba el joven balear, de 21 años, al bajarse de la moto. “He aprendido mucho de los pilotos de delante y creo que es lo más interesante de esta carrera para mí“, explicaba un Mir que forma, junto a Álex Rins (23 primaveras), la pareja de pilotos más joven de la parrilla.

Mir, rodando por delante de Rins en Qatar. Foto: MotoGP

La única ‘pega’ que se puso el debutante fue el rendimiento en las últimas vueltas: “Fue una pena que mi neumático se viniera abajo al final y me impidiera empujar un poco más, pero el objetivo es mejorar carrera a carrera y conseguir estar entre los pilotos top“. Un objetivo que, viendo su desparpajo en el día del estreno, no sería de extrañar que lo consiguiera en cada Gran Premio.

TE INTERESA VER:
Gigi Dall'Igna desvela la prioridad de Ducati

El debut de Joan Mir, pese a ser ‘solo’ un octavo puesto, ya está entre los grandes de la era MotoGP. Una puesta en escena que sirve de aviso para los veteranos de la categoría de que Mir, con su poco kilometraje, ya es un piloto a tener en cuenta para estar en cada Gran Premio en la Q2 y en el grupo de cabeza junto a los gallos de MotoGP.