Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

La “pesadilla” de Jorge Lorenzo en Argentina

2 Abr. 19 | 12:15
Foto: www.motogp.com

El mallorquín sufrió de lo lindo en Termas de Río Hondo, especialmente durante el domingo de carreras. Desde el inicio de la prueba, Lorenzo, que ya partía con la limitación de sus lesiones, tuvo que lidiar con multitud de imprevistos de lo más inusuales que lastraron su rendimiento y le impidieron lograr un buen resultado en la cita argentina.

El inicio de la andadura de Jorge Lorenzo con el Repsol Honda está lejos de ser el soñado tanto para el piloto como para la fábrica. Si en Catar fueron la falta de kilometraje y las lesiones los factores que limitaron el rendimiento del 99, en Argentina, a estos elementos se le unieron varios muy inusuales, los cuales impidieron que Lorenzo pudiera pasar de la duodécima posición final en carrera. Ya durante el fin de semana, en ningún momento se vio al piloto del Repsol Honda con el potencial necesario para luchar por el podio, pero a perro flaco todo son pulgas, y a Jorge Lorenzo se le truncó toda opción de progresar a los pocos metros de iniciar la carrera.

En el momento de la salida, se vio claramente como Jorge, sin explicación aparente, se quedó “parado”, bajando de forma increíble hasta la última posición. Este problema tiene una explicación, tan obvia como poco habitual: el limitador de velocidad en el pit-lane. “Recuerdo haber presionado el botón del procedimiento de salida, pero resultó que me equivoqué y presioné inconscientemente el limitador de boxes”, reconoció el 99 en declaraciones a Autosport. “Las revoluciones –continúa– bajaron como si no tuviera combustible y no sabía lo que estaba pasando, pero parece que el limitador de boxes estaba encendido y la moto no funcionó, así que todos me adelantaron”. La cuenta oficial de MotoGP en Twitter publicó el vídeo en el que se evidencia el problema que sufrió Jorge en los primeros metros de la carrera:

El grip del semimanillar, segundo problema

Si activar el limitador de boxes en una zona alejada del pit-lane ya de por sí es una acción poco habitual, lo que le sucedió a Lorenzo pocas vueltas más tarde no se queda corto. Durante su remontada, más concretamente durante su lucha con Karel Abraham por la vigésima posición, el mallorquín se tocó con el checo, con tan mala fortuna que el “grip” –la goma que tiene la moto en los semimanillares para tener más tacto– del semimanillar izquierdo de su Honda se aflojó, hasta el punto que, vueltas más tarde, se desprendió totalmente. “No tenía ningún tipo de sensibilidad. Todo fue mal. En esas condiciones fue muy difícil recuperar posiciones”, describió el mallorquín. El piloto ahondó en el problema con la goma del semimanillar y trató de dar una explicación lógica a lo sucedido: “Durante el fin de semana pedí una goma más blanda, pero el metal de la zona la cortó. Al final se desprendió, algo increíble”.

TE INTERESA VER:
Pecino: "Aprilia no confía en Maverick Viñales como aspirante al título"
El detalle de la ausencia de grip en el manillar de Lorenzo. Foto: www.motogp.com

A todas estas variables impredecibles hubo que añadir una más habitual: la falta de agarre durante la carrera. El aumento de las temperaturas y la goma que depositaron los pilotos de Moto2 limitaron la confianza de Lorenzo. “El agarre fue muy malo después de la carrera de Moto2 y con las condiciones calurosas que teníamos. Fue como una pesadilla”, reconoció el mallorquín, que a su vez reconoció que la suerte le sonrió con la caída de Franco Morbidelli y Maverick Viñales en la última vuelta, que le permitió subir hasta la duodécima posición.

A pesar de los numerosos obstáculos con los que está teniendo que lidiar en estas primeras carreras, Lorenzo espera que su suerte cambie en un futuro. “Estoy decepcionado porque parece que cuando estás en malas condiciones tienes más problemas. Con un poco de suerte en el futuro estas cosas tan desafortunadas y extrañas que hemos sufrido aquí no volverán a pasar”, concluyó con optimismo el flamante piloto del Repsol Honda. En menos de dos semanas, Lorenzo tendrá la oportunidad de seguir acoplándose a la Honda y seguir acumulando experiencia con su nuevo equipo en el Circuit of The Americas (COTA), en Austin.