Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Marc Márquez: «Ganaba y me ponía a llorar, no me salía festejar a causa del dolor»

24 Ene. 23 | 17:15
Foto: Revista GQ (Ángela Suárez)

El ocho veces Campeón del Mundo, Marc Márquez, habla para la revista GQ. Analiza lo ocurrido en 2020, su vuelta a pista en 2021 y su temporada de 2022.

El piloto de Cervera, prepara ya la temporada de 2023, pero echa la vista atrás y examina con detalle lo que pasó en el inicio de temporada de 2020, esa caída cambió muchas cosas y no solo ese año, sino los dos siguientes también. Por ello ha pasado por cuatro operaciones. Tanto Marc, como su jefe de equipo del Honda HRC, Alberto Puig, aseguran que ya si está al 100%, pero el mayor de los Márquez decide dar más detalles sobre aquel momento de 2020.

Así relata Márquez esa caída que lo cambió todo: “Lo de Jerez ocurrió por culpa de mi mentalidad y mi ambición, pero todo lo que logré de 2013 a 2020 lo conseguí también por esa mentalidad y esa ambición, así que si coges los 10 años en conjunto, la balanza está equilibrada”.

Respecto a su rápida vuelta, todo espectador o personal de Paddock se sorprendió. Tras cuatro días después de la operación volvió y esto le supuso que la placa de titanio se rompiera y tuviera que pasar por quirófano una segunda vez a los trece días, respecto a su vuelta en ese periodo comentó sin arrepentimiento: “Si no cuidas tu cuerpo, no puedes practicar tu deporte”. Con esto, Marc ha aprendido que cada lesión tiene su tiempo y no hay que forzar la recuperación.

Sobre volver en 2021 y sus comienzos en 2022 explica: “Honestamente, no sé ni cómo hice para ganar tres carreras en 2021, pero todavía me explico menos cómo pude hacer quintos puestos o hasta un cuarto en Jerez al principio de la temporada 2022. Porque no tenía la cabeza en la competición, ni la cabeza ni el físico”.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Bezzecchi, con el objetivo de ganar este 2023: "En MotoGP esto es extremadamente difícil"

Victorias y resultados que saboreó en su vuelta

En su primera victoria después de todo lo sucedido, Márquez se sentía diferente, así lo detalla: “Ganaba y me ponía a llorar. A mí lo que me sale cuando gano es festejar, celebrar, reír con los míos… Pues entonces me salía al revés y era a causa del dolor, del dolor que sufría constantemente en el brazo, que no podía olvidar”.

Tras ir avanzando en la temporada pasada, Marc se percata de que todo no va bien y confiesa: “Hay un momento de la temporada, cuando llegan los Grandes Premios de Portimão y Jerez, que desactivo la cabeza y digo que no puedo más. Y es ahí cuando acudo, justo antes de Portimão, a mis doctores de Madrid les digo: ‘Aquí pasa algo en este brazo, porque voy para atrás. Me estoy machacando en el gimnasio, me estoy machacando en el fisio todos los días, pero esto está yendo hacia atrás, y cada vez voy peor, y cada vez hay más dolores. Es ahí cuando realmente empiezan a evaluarlo todo y ven que hay 34 grados de rotación en el húmero”.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Tardozzi calma las aguas: "He visto desayunar juntos a Bagnaia y Bastianini, se llevan bien"

Marc graba contenido para sus fans

Este 2022, el ‘93’ ha accedido a grabar un documental para Prime Video, para acercar su día a día a los aficionados, sobre esto dice: “La primera idea cuando accedí a rodar el documental era contar la vuelta a la cima. Yo ya sabía que tendría dificultades, intuía que sufriría limitaciones, pero mi objetivo era volver a luchar por el Mundial”.

En ese documental Marc aporta muchas cosas personales y también confesiones como esta: “Por mi mentalidad, si sigo compitiendo es porque veo posibilidades de conseguir buenos resultados y de que el trabajo tenga una compensación. Tal y como ha ido mi carrera deportiva, competir por competir, competir para rellenar la parrilla de salida, no tiene sentido para mí. No soy así. Pero aparte es que llegó un momento en que el sufrimiento superaba a la pasión, y me dije: ‘O le pongo remedio o no compensa seguir compitiendo’, porque me estaba restando mucha calidad de vida, no sólo era fracaso tras fracaso, sino también un dolor constante, y el dolor me cambiaba el carácter, ya ni siquiera sonreía”.

Ultimátum de Márquez al doctor, y también a su abuelo

Ante la última intervención Márquez comentó que le dijo al doctor en pleno quirófano: “Lo miré fijamente y le dije: ‘Mira, yo soy un animal salvaje al que tienes ahora mismo dentro de una jaula. Cuando la abras, voy a salir corriendo, así que ábrela sólo cuando me veas listo, cuando sepas que no va a haber riesgo’. Se lo dije así, tal cual, y él lo entendió y me dijo: ‘Pues tres meses quieto’. Se lo pedí así porque ya había vivido la experiencia de precipitarme, y si el doctor me dice que al mes o al mes y medio puedo probar la moto, sé que me voy a ir a probarla”.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Raúl Fernández: "Gardner no se merece lo que le han hecho"

Posteriormente a la cuarta y última operación Marc dio su personal ultimátum, en especial a su abuelo: “Mi abuelo era de los partidarios de que lo dejara, porque decía que ya tenía suficiente para vivir, él es muy directo en eso, y yo le dije: ‘Abuelo, te prometo que en el húmero es la última operación, pero déjame probar, porque hay una solución y me la están dando. Déjame probarla’. Y, dicho y hecho, la probé y ha cambiado toda la película”.

Objetivo 2023: Brazo perfecto

Para finalizar con sus declaraciones se centra en esta temporada y tiene claro un objetivo este 2023, con ello concluye: “El objetivo que me he marcado es la primera carrera en marzo. Entonces sabré cuál es el 100% de este brazo, que obviamente no será al 100% de un brazo completamente sano, pero hay que llegar al punto de que sea un brazo funcional y perfecto para montar en moto, y creo que vamos a llegar, porque noto que va mucho mejor”. (Fuente: Revista GQ/Héctor Izquierdo/24 enero 2023)

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!