Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Mir sobre Schwantz: “Me dijo: ‘Con la MotoGP deberías intentar ser más fluido’, y ¡tenía razón!”

13 Ene. 21 | 21:04
Joan Mir Suzuki Ecstar MotoGP
Foto: MotoGP
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Ana Puerto Editor
“Si crees que eres el mejor, ya no puedes mejorar. Si quieres ser el mejor, siempre debes hacerlo“. VR46
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Joan Mir ha atendido a SuperbikeItalia para hablar de todo el 2020 con pandemia y título de MotoGP incluidos en un año que ha tenido de todo.

Tras ser campeón del mundo de MotoGP, está claro que Joan Mir ha atendido a muchos medios del mundo del motociclismo para recordar lo que ha vivido durante todo el pasado año 2020, entre otras cosas. En esta ocasión, en la charla con el medio italiano también ha mirado al pasado, precisamente a cuando empezó a correr en la escuela de Chicho Lorenzo o los malos tragos que pasó en el Campeonato de España de Velocidad, ya que le preocupaba el presupuesto para cubrir la temporada. Sin embargo, ya puede estar contento y recordar todo con una sonrisa por todo lo conseguido con Suzuki en la temporada pasada.

Sobre sus nervios en la carrera donde se proclamó campeón. “Por extraño que parezca, no estaba ansioso. O al menos, no más de lo habitual. Pero obviamente no ha sido una semana como todas las demás. Pensémoslo así: durante toda la semana, cada célula mía se ha centrado en un solo objetivo, darlo todo para poder hacer realidad mi sueño el domingo en Valencia, sin posponer la cita final en Portimao. El hecho de que de ahí a poco me convertí en campeón del mundo de MotoGP no ha sido una obsesión, no lo ha sido en ningún momento durante la semana”.

Instantes antes de la gloria. “Me han dicho que en la parrilla de salida de Valencia, el domingo en el que me jugué el campeonato mundial, parecía muy tranquilo y sin presión. Dentro de mí no estaba ni calmado, ni sin presión. Durante la semana no la sentí, pero una vez en parrilla la tensión salió al máximo. Estaba super nervioso, porque conquistar el título es algo por lo que había luchado toda la vida, desde que tenía 10 años”.

“Durante toda la semana, cada célula mía se ha centrado en un solo objetivo”

Cuando cruzó línea de meta siendo el campeón del mundo de MotoGP 2020. “En la línea de meta empecé a llorar y no podía parar. Fue una mezcla de lágrimas y risas, como liberando la carga de todos los sacrificios y el duro trabajo hecho por mí y por mi familia en estos años para llegar donde estamos ahora. Campeón del Mundo. Todavía me cuesta darme cuenta”.

Lo que podría haber pasado si no se hubiera coronado en Valencia y su miedo a contagiarse. “Obviamente ha sido un pensamiento constante, y sabía que habría tenido que hacer todo a la perfección para obtener el campeonato en el segundo GP de Valencia. Es una pista que conozco y que me gusta, mientras que en Portimao las cosas se me podrían complicar. Sin contar que, aparte de la competición en pista, este año había otra batalla en curso con un rival invisible, el coronavirus. Es algo que me drena mucha energía, incluso solo por el temor de contagiarme aun cumpliendo con todas las precauciones posibles. También por esto quería cerrar las cuentas ya en España”.

“Conquistar el título es algo por lo que había luchado toda la vida, desde que tenía 10 años”

Cómo fue su primera vez encima de una moto, y la relación que tiene Chicho Lorenzo con esto. “Un día Joan Perelló -primo de Joan Mir- me propuso ir a verlo entrenar a la escuela de Chicho Lorenzo y allí Chicho me preguntó si quería probar. Me dio un mono, un casco, y unos guantes de mi talla, y me dio un par de guantes de portero de fútbol. Probé la moto de mi primo y después de verme, Chicho me propuso empezar a entrenar yo también en su escuela. Obviamente respondí que sí y… desde ahí empezó todo. Me gustaba pilotar pero no pensaba todavía en ser un piloto campeón del mundo, por lo que al principio no iba muy a menudo a la escuela. Lo veía más como un juego, y cuando iba en moto me interesaba simplemente divertirme”.

Joan Mir Suzuki Ecstar MotoGP
Foto: MotoGP

Los comienzos de Joan Mir en el CEV y un repaso a toda su trayectoria. “Ahí empecé a correr ‘seriamente’, en el sentido en el que no era más que un juego: sabía que si no podía ganar, no habría conseguido un patrocinio para 125cc al año siguiente, y todo habría acabado. Mi padre no podía permitirse un presupuesto de 100 o 200 mil euros para que yo siguiera corriendo. Eso era presión, no ahora. Ese fue el momento en el que he aprendido a adaptarme rápidamente a una nueva moto. Cada año me he encontrado una distinta, pero no tenía elección, y si no hubiera ganado, para mí se habría acabado. En mi carrera nunca he pilotado la misma moto durante dos temporadas seguidas y creo que esto me ha ayudado a crecer. Este año en Suzuki en MotoGP ha sido la primera vez en la que no he tenido que empezar de cero con una moto nueva, y diría que ha sido una buena ventaja”.

“Me gustaba pilotar pero no pensaba todavía en ser un piloto campeón del mundo”

¿Cómo es Joan Mir? “Soy una persona calmada y sincera que ama ser él mismo. No me gustan los que intentan dar una ‘imagen artificial’ de ellos mismos, que intentan aparentar lo que no son. Me considero una persona bastante normal, que disfruta lo que hace. Sí, correr en el mundial no es un trabajo normal, todo lo que gira entorno a MotoGP no es normal: los viajes, la prensa, la presión… Allí no me siento ‘normal’. Pero una vez te quitas el traje de piloto me veo simplemente como una persona que va a trabajar y luego vuelve a casa después de haber hecho su labor”.

La admiración por Valentino Rossi. “Admiro profundamente a Valentino Rossi, por todo lo que hace y que ha hecho dentro y fuera de la pista. Él siempre ha sido un modelo a seguir para mí, aunque no intento imitarlo. Él es un mito, yo sigo siendo yo mismo, incluso después de mi primera victoria en MotoGP”.

Los consejos que Kevin Schwantz le dio. “Un día Kevin Schwantz me dijo: ‘Me gusta tu estilo de pilotaje agresivo, pero con la MotoGP deberías intentar ser más fluido’. He escuchado su consejo y… ¡Tenía razón! Siempre he sido un gran frenador, es parte de mi estilo, pero el año pasado, en efecto, no estaba dando sus frutos con la Suzuki. Tenía que ser más tranquilo. Es más fácil ser fluido cuando se es agresivo, que viceversa. Así lo he estudiado, y he aprendido a pilotar de forma agresiva… pero fluido. Como dice Davide Brivio, es como tocar un violín: se necesita decisión y precisión, pero fundamentalmente es la búsqueda del ritmo, del flujo”.

¿Ya te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? Pues ahora deja TU OPINIÓN debajo en los comentarios

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
ARTÍCULO RELACIONADO:  Bradl: "Sería ideal si puedo correr las primeras carreras sustituyendo a Márquez"