Tengo que decir otra vez que, como dije al principio de temporada, Franco sólo necesitaba un resultado para que todo fuese rodado y no dejar ya esa buena corriente y así fue, el tiempo me vuelve ha dar la razón, sabía que la diferencia de nivel con Fabio la temporada pasada no era real, igual que no lo es ahora, pero al contrario. Respecto a su valoración en Yamaha es porque quizás se hizo ántes de ser tan constante, al principio tuvo mala suerte, también porque llevaba la 2019, pero no creo que siendo subcampeón y sobretodo, la primera Yamaha, el año que viene suceda lo mismo, por muy satélite que sea, a la marca le hace falta que todos trabajen hombro con hombro, y tengan un probador que trabaje al máximo y de información para empezar cuanto ántes ha desarrollar una moto que lo necesita más que nunca, dado el desastre de éste año, lleno de altibajos. Lo de que por ser piloto satélite no tiene tantas expectativas no se lo cree ni él, si dice esto para quitarse presión, vale, pero vamos con la temporada que se ha marcado con una moto del año pasado y que podría haber sido campeón con un poco de suerte al principio de temporada, se ve capaz de todo, los pilotos tienen la autoestima por las nubes, unos son prudentes, otros no tanto y otros son bocazas, pero todos se ven capaces. Oliveira muy bien, enhorabuena, pero claro que le sirve conocer el circuito como la palma de su mano, ha podido sacar una puesta a punto que los demás no han podido, porque se les ha ido la mitad del tiempo en conocer el trazado, eso pasa cuando los pilotos llegan a un circuito nuevo y encima es complicado, recuerdo en el Jarama cuando llegaban extranjeros que no habían rodado nunca, se iban largos 40 veces, pero tenían un día más, se rodaba el jueves

Responder