Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Pol Espargaró, en exclusiva: «Envidio la facilidad con la que le sale todo a Márquez»

21 Ene. 19 | 20:00
Foto: KTM Factory Racing
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«When nobody believes in you, believe in yourself«. AE41
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Pol Espargaró atiende a Motosan para repasar lo que dio de sí 2018 y cómo se presenta 2019. El catalán habla largo y tendido de los temas más actuales de MotoGP.

Pol Espargaró (Granollers, 1991) llega a la temporada 2019 después del que ha sido, seguramente, su año más duro. El desarrollo de la KTM se ha visto frenado por sus lesiones y las de Mika Kallio, piloto probador de la marca. La llegada del año nuevo le brinda una oportunidad para olvidar y empezar de cero.

Los momentos buenos aumentan su valor cuando llegan después de épocas duras. Es algo que el piloto catalán ha aprendido después de un 2018 en el que ha pasado una operación para quitar una placa de la clavícula en diciembre, una intervención de una hernia discal en la espalda antes de empezar la temporada, una fractura de clavícula en la República Checa, una lesión en la médula muy importante, y una segunda fractura de clavícula en Aragón. Tras todo eso, en Valencia, llegó el primer podio del pequeño de los Espargaró en MotoGP.

Pregunta: En primer lugar, vamos a retroceder un par de meses, al 18 de noviembre del año pasado. ¿Te suena esa fecha? ¿Qué significó ese podio para ti después de quedarte a las puertas en tantas ocasiones?

Respuesta: Significó mucho, ya no solo por mi carrera deportiva, que al final es un logro bastante importante para mí. Pero yo creo que fue más después de todo lo que pasamos en el año: las lesiones, los malos momentos… Ya no solo por mí, sino la gente que está conmigo compartiendo mi día a día, y todo el equipo. El equipo al final estuvo pasando de un piloto a otro, sin saber ni cómo estaba ni cuándo volvería, y eso me supo fatal. Yo creo que significó mucho para mí pero fue más un global de lo que aportó al equipo y de la energía que nos ha dado para empezar este año.

«Hubo momentos en los que pensé que no me volvería a subir a una moto»

P: Como dices, 2018 fue un año muy difícil por las lesiones. Según tu entorno fue el más duro de tu carrera, ¿lo sientes así? ¿Qué lecciones aprendiste?

R: Sí, hubo bastantes momentos duros desde la pretemporada. Hubo incluso algunos momentos en los que pensé que no me volvería a subir a una moto. En la pretemporada, cuando me tenía que operar de la espalda, el doctor me dijo que había una posibilidad de estar seis meses sin poderme subir a una moto por falta de sensibilidad en alguna zona si la operación no salía bien. Ahí te replanteas muchísimas cosas. Luego cuando me pasa la caída de República Checa, y me dicen que estoy a punto de quedarme inválido… eso también te hace reflexionar. Y todo el proceso de recuperación de todos los nervios del cuello, la poca sensibilidad en los dedos, las largas noches sin poder dormir ni descansar, todos los medicamentos que me tenía que tomar, que iba como un zombie… yo creo que todos esos procesos, aunque no sean muy largos, te hacen pensar mucho, te da mil vueltas la cabeza. Es fácil volverte loco si no tienes gente alrededor que te va animando y te va apoyando.

Pol Espargaró abraza a Bradley Smith tras su podio en el GP de la Comunidad Valenciana 2018. Foto: KTM Factory Racing

P: Dejando atrás el pasado, 2019 será un año de cambios. El primero, tu compañero de equipo, que después de cinco años deja de ser Bradley Smith. ¿Qué esperas de Johann Zarco? En los primeros test parece que le cuesta un poco la KTM…

R: Es normal, el cambio de la Yamaha a la KTM es bastante drástico. Lo que esperamos todos de él son resultados muy buenos y que aporte vitalidad al equipo. Es un piloto que está muy bien valorado, es joven como yo, con muchísimas ganas, y estoy convencido que viene con las mejores ganas de conseguir títulos. Yo creo que lo que esperamos todos es un poquito de presión por su parte, que nos ponga las pilas, que empecemos todos a trabajar unidos, para conseguir ganar. Al final es el objetivo de KTM, y el mío. Esa presión extra que nos va a dar Johann nos va a venir muy bien a todos.

P: ¿Qué impresiones tiene el francés de la KTM?

R: Bueno, dice que, evidentemente, como todas las motos, tiene puntos fuertes y puntos débiles. Ahora mismo los puntos débiles son más grandes que los fuertes y por eso estamos en la situación que estamos. Pero él está contento porque el tren delantero en las frenadas funciona bastante bien, a pesar de que le costó un poquito adaptarse en Valencia y tuvo algunos sustos de delante y algunas caídas. Esto es porque la Yamaha es una moto que es muy fácil en el paso por curva, gira muchísimo, y la KTM en ese punto tienes que guiarla un poquito más y pelear un poquito más con ella en la entrada en las curvas.

Pero una vez tienes esa parte solucionada, la moto reacciona muy bien. El motor funciona muy bien y la electrónica también. Así que estaba contento porque tiene puntos fuertes que tenemos que explotar más porque aún no le estamos sacando el rendimiento que deberíamos. Él tiene otros puntos de vista distintos a los míos que se tienen que seguir para mejorar la moto, sin duda.

Johann Zarco durante el test realizado en Jerez. De fondo, el lado del box de Pol Espargaró. Foto: KTM Factory Racing

P: Hay gente que opina que la KTM es una moto muy difícil de llevar, incluso he escuchado decir que es la más complicada, pero tu estilo agresivo, parece adaptarse bien a ella. ¿Cómo describirías el prototipo 2019, qué sensaciones tienes?

R: La moto es complicada, sin duda lo es, no sé si la más complicada, pero sin duda de las más complicadas. Pero no es porque la marca haya hecho una moto así, sino porque estamos en los inicios. Los inicios sin información y empezando de cero es normal que cueste un poquito más, que se mueva más porque la electrónica no está ajustada a la perfección, el chasis tampoco, la rigidez de la moto tampoco… Entonces es evidente que necesitamos un proceso.

Ahora, después de los test que hicimos con Johann, se sacaron muchas conclusiones, Johann aportó muchísimo al equipo. Eso ha dado para tomar distintos caminos para los próximos test en Malasia, que tenemos unos cuantos días, y en Qatar. Y a partir de ahí vamos a definir cuál va a ser el prototipo 2019 y empezar. Sí que tenemos ya una moto 2019, lo que pasa que después de los cambios propuestos por Johann, y junto con Dani y mis comentarios, pues va a cambiar un poquito y nos vamos a ubicar.

«Necesitamos información muy fiable, y para que eso suceda, los satélites tienen que llevar las mismas prestaciones que nosotros»

P: Otro de los cambios es la llegada del equipo satélite de KTM. Llevarán material oficial y, según ha dicho Poncharal en declaraciones para Crash.net, Pit Beirer solo quiere que KTM gane, da igual si es una moto satélite o una oficial. ¿Qué esperas de ellos, tú que conoces el Tech3? ¿Cómo pueden ayudaros?

R: Sí, es cierto, Pit está en lo correcto. Al final, nosotros necesitamos información al máximo y muy fiable. Y para que eso suceda, los satélites tienen que llevar las mismas prestaciones que nosotros, mismos materiales y mismas piezas. Así conseguiremos tener la información que queremos y que nosotros, los oficiales, podremos utilizar. Ya hemos visto con Zarco este año, y los últimos años con Bradley y conmigo, que el equipo es competitivo, joven, y con muchísimas ganas de mejorar. Están experimentados en hacer evolucionar a los pilotos jóvenes y tirarlos para arriba a distintos equipos. Así que esperemos que nos ayuden muchísimo y nos den esa información que nosotros tanto necesitamos. Y, por qué no, si nos tienen que meter caña en algunos de los circuitos, nosotros estaremos encantados, porque eso significará que tenemos información privilegiada.

P: El último de los cambios es la llegada de Dani Pedrosa como probador. Recientemente hemos sabido que ha sufrido una desafortunada fractura de clavícula por estrés, ¿cómo afecta esto a vuestros planes?

R: Nos afecta muchísimo. Tenemos muchísimas esperanzas e ilusiones puestas en Dani. Es un piloto muy rápido y muy técnico, que entiende muchísimo de puesta a punto de la moto, y eso es ahora mismo lo que más nos hace falta y más necesitamos, por eso mismo KTM dio el paso con Dani. Pero creo que Dani ahora está en ese momento de retirada, cuando la presión baja te surgen todos los dolores y todos los males.

Yo mismo lo he vivido justo al final de esta temporada. Cuando terminas una temporada muy estresante te pones enfermo, te surgen dolencias que no tenías, y tardas tiempo en recuperarte. Creo que Dani, después de todas las lesiones que ha tenido, con este parón y el relax después de toda la tormenta, le están viniendo todos los males. Y desde KTM, y por supuesto por mi parte, le deseamos una pronta recuperación y que cuanto antes esté encima de la moto porque, sin duda, lo necesitamos muchísimo.

Pol Espargaró celebra junto a su equipo y familia tras el podio conseguido en Valencia. Foto: KTM Factory Racing

«Dani lo controla todo a la perfección: cómo funcionan los mecánicos, la electrónica, los ingenieros, la evolución de las piezas, la mejora de los problemas, la rapidez de la mejora de los problemas»

P: ¿Se puede contar algo de la información que ha transmitido Pedrosa después de sus primeros test con la KTM?

R: Sí, al final dice que hay mucho trabajo que hacer, que es una moto que no va mal pero que, evidentemente, en comparación con la Honda, aún le queda muchísimo. Queda mucho trabajo, desde Austria con la formación y la toma de decisiones sobre el desarrollo de piezas, hasta el equipo de pruebas de mejorar y ser más competitivos. La moto tiene muchas partes que hay que mejorar. Dani ha aportado mucho, pero no solo en la parte técnica, esa es su importancia. No solo es bueno en la parte técnica, sino en todo lo que envuelve el mundo de MotoGP. Dani lo controla todo a la perfección: cómo funcionan los mecánicos, la electrónica, los ingenieros, la evolución de las piezas, la mejora de los problemas, la rapidez de la mejora de los problemas… ahí tiene mucho que aportar.

P: Dejando de lado KTM, hay un rumor que dice que cuando llegaste a Yamaha, Lorenzo y Rossi copiaron tu uso del freno motor, porque ellos lo utilizaban menos que tú. ¿Fue así?

R: Sí, justo cuando yo llegué a Yamaha, en Moto2 había estado usando un embrague y un freno motor bastante rudimentarios, mucho más que en MotoGP. Teníamos que adaptarnos y jugar con el embrague y el freno motor para entrar en las curvas, ayudándonos del tren trasero para frenar la moto. Y eso hacía que bloqueáramos bastante el tren trasero. Es lo que más eché de menos en la Yamaha cuando subí, que justo cuando iba a entrar en las curvas siempre me iba un poquito largo porque no notaba esa presión en el tren trasero. Así que lo que hicimos fue crear un sistema de freno motor similar al de Moto2, pero evolucionado y mucho mejor hecho, con cambios en el ángulo. Cuanto más ángulo, más se reducía el freno motor, para tener menos peligro entrando en la curva.

Recuerdo una caída que tuve en Mugello, que salí volando en la primera curva, allí estábamos probando diferentes frenos motor con diferentes settings. Eso lo intentamos evolucionar tanto como pudimos, le sacamos mucho rendimiento, e hice un gran año, terminé sexto del mundial. Ese trabajo que hicimos durante todo el año lo utilizaron ellos porque estaban teniendo problemas con el freno motor y en la primera parte de la curva, y les fue bastante bien.

P: El propio Lorenzo cambia radicalmente de equipo este año para subirse a su tercera moto de fábrica. ¿Qué esperas de él?

R: Tengo mucha curiosidad por lo que pueda hacer Jorge. Estamos acostumbrados a verlo conducir de una manera muy suave, muy fina. Pensábamos que no sería capaz de aplicarlo a la Ducati. Y ahora vemos incluso como Dovi trabaja con mucha más finura, es mucho más suave conduciendo que antes. Yo creo que esto ha sido también, en parte, por lo que ha podido aportar Jorge al equipo. Tengo mucha curiosidad por ver lo que puede hacer Jorge con esta moto. Sabemos que Marc es un piloto muy agresivo, que mueve muchísimo la moto para conducirla, y parece que la Honda es una moto bastante agresiva. Entonces tengo esa curiosidad de ver si esta moto también se puede llevar de otra manera.

Además, creo que Dani en los últimos años creo que no ha estado muy en forma, por lesiones y demás. Por eso no le ha dado esa caña a Márquez que todos estábamos esperando, y que creo que Dani podría haberlo hecho. Y con Jorge, motivado, en Honda, como compañero de equipo de Marc… creo que va a estar muy interesante. Además, fue bastante rápido en Jerez, así que veremos de lo que es capaz. Tengo mucha, mucha curiosidad.

«Envidio mucho los resultados que hace Márquez, lo bien que se lo pasa, y la facilidad con la que le sale todo encima de la Honda»

P: ¿Cómo ves a Marc de cara a 2019? Después de la tensión cuando erais rivales en 125 y Moto2, ¿ha mejorado vuestra relación?

R: Sí, ahora nos llevamos mejor. Yo con Marc realmente nunca he tenido problemas. Sí es cierto que el entorno siempre perjudica muchísimo las relaciones entre pilotos. Sobre todo, en momentos puntuales, la prensa siempre hace grandes las rivalidades para vender un poquito más. En muchas ocasiones eso es muy dañino para los pilotos, que estamos corriendo, y también para el espectador, porque no es un show bonito ver que dos pilotos se llevan mal. Pero realmente con Marc no he tenido nunca un trato negativo, como por ejemplo pasaba con Valentino y Biaggi. Me llevo muy bien con él, creo que es un tío muy risueño como yo, que disfruta mucho de lo que hace. Se lo pasa muy bien encima de la moto y envidio mucho los resultados que hace, lo bien que se lo pasa, y la facilidad con la que le sale todo encima de la Honda.

Marc Márquez y Pol Espargaró durante el GP de la Comunidad Valenciana 2018. Foto: MotoGP

P: Otro piloto con el que peleaste en Moto2 es Scott Redding. Hace dos días dio una entrevista en Crash.net y dijo que lo único de lo que se arrepiente de su carrera en MotoGP es no haberte ganado el campeonato en 2013. Él asegura que fue injusto que los Dunlop fuesen más duros después del parón veraniego, pero tú ese año tuviste muchas quejas respecto a las gomas porque acababas con rajas en ellas. ¿Qué opinas?

R: Ese año fue bastante duro para todos los de la categoría, no solo para mí. Vi, por ejemplo, a Jordi Torres llegar con los neumáticos a pedazos en Sachsenring. No solo me pasaba a mí, nos pasaba prácticamente a todos. En ese momento, el Marc VDS tenía bastante más presupuesto y podían hacer más entrenamientos y test privados junto a Dunlop. Así desarrollaron un sistema para no romper los neumáticos. Pero nosotros no podíamos hacer eso, no teníamos el tiempo para desarrollar la máquina que teníamos con Sito. Yo creo que el tema principal era un tema de seguridad. Los neumáticos saltaban a cachos en mitad de la recta, a final de carrera la moto vibraba muchísimo en medio de la recta… No era ir más rápido o más lento, era un tema de seguridad, y era algo que no era normal.

Dunlop, por supuesto, dio el paso de hacer neumáticos más duros para que al menos no se rompieran. Esto le tendría que haber ayudado, o beneficiado [a Redding], porque un piloto con más peso carga más peso en el tren trasero y hace trabajar mejor los neumáticos más duros. Por eso Dani ha tenido tantos problemas este año con el Michelin. Entonces, nosotros intentamos adaptarnos y nos adaptamos más rápido que él. También es cierto que al principio de esa temporada con Scott, yo tuve muchas caídas y llegamos equilibrados a ceros a Valencia. Y, con los mismos ceros, llegué con bastante diferencia con él. Fue un año muy divertido luchando con Scott, que me agradó muchísimo, pero también lo sufrí muchísimo por el tema que dices de los neumáticos, y lo pasé realmente mal.

P: Por último, ¿cómo ves a tu hermano? Ambos sois rivales directos en la clasificación general, pero no soléis coincidir mucho en la pista…

R: Es complicado en MotoGP poder estar igual con un piloto. Las motos son muy distintas, hay más diferencias entre motos, las motos hacen más diferencia que los pilotos. En Moto2 normalmente vemos más acciones cuerpo a cuerpo y carreras discutidas, y con el cambio aún va a haber más de lo que había. Pero, ciertamente, con las MotoGP es muy complicado luchar y pelear con otro piloto. Normalmente tienes más posibilidades de luchar con tu compañero de equipo que con otro piloto de otra marca. Aún así las hemos tenido en alguna carrera este año. Recuerdo una en Holanda, en Assen, que nos lo pasamos súper bien. Nos la jugamos los dos en la última curva de la última vuelta y fue muy divertido. Veo a Aleix bien, está animado, a pesar de que creo que a Aprilia le falta poner un poquito más la carne en el asador, junto con el talento que tienen en el equipo. Y más que van a tener con Iannone. Pero bueno, esto no nos beneficia, así que tampoco lo voy a decir muy alto [risas]. Aleix está entrenando muy fuerte, está muy fuerte físicamente, y tiene muchas ganas de empezar la temporada.

Conoce toda la actualidad del campeonato del mundo de MotoGP

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!