Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Valentino Rossi: “El mayor tesoro de mi carrera deportiva son mis seguidores”

18 Ago. 19 | 17:56
FOTO: MotoGP

Valentino Rossi ha mostrado su faceta más personal en una entrevista donde ha hablado de sus planes de futuro, de cómo ve él su vida e incluso de política. Después de confirmar que seguirá en MotoGP, el piloto le ha dado un aire desenfadado a unas declaraciones que permiten conocerle un poco mejor.

En el micrófono de Nico Forletta para Radio 1 Rai, Valentino Rossi ha revelado algunas cosas que hasta ahora eran desconocidas de su vida. Por ejemplo, ¿quien sabía lo que haría Il Dottore si fuese dios?Ahora sí. “Veamos … trataría de arreglar nuestro planeta. Hacer un cero por todo el daño que hemos hecho. Tener, tal vez, otros cinco o seis o setecientos mil años de vida”.

Parece que no pasa los años para Valentino Rossi, al que seguimos viendo cada fin de semana subirse a la moto y deleitarnos con su talento a sus 40 años. “Estoy feliz porque, en cualquier caso, estoy en buena forma física, pero también en alma y, por lo tanto, eso es lo más importante. Por supuesto, cuando tienes veinte años pero también treinta, los de cuarenta te parecen terriblemente viejos. Al final un poco es cierto, ya sabes, soy muy viejo para el trabajo que hago, que también es mi pasión”.

Una pasión que le ha llevado a ser realmente conocido ya no solo en italia, sino en el resto del mundo. Un reconocimiento que se ha ido forjando de manera progresiva. “Primero hubo más ligereza, en general, en el deporte, pero también en la vida. Lo que ha cambiado tanto es que ahora siempre estamos vivos, especialmente las personas algo famosas. Ahora es realmente difícil estar en un lugar y no decirle nada a nadie, porque si haces una foto y la pones en las redes sociales o haces un video ya todos saben de inmediato dónde estás. Esto es algo que no me gusta”.

Los deportistas de élite, entre otros, en muchas ocasiones no solo tienen que lidiar con su seguidores, sino también con los periodistas. Algo que a veces les puede llegar a resultar incómodo o aburrido. “Con los periodistas cuando era joven me enojé más, ahora entendí un poco cómo funciona. Pero por supuesto, especialmente en el día de la carrera, hacer entrevistas es una de las cosas más aburridas para mí porque tengo muchas otras cosas que hacer. Pero está bien”.

TE INTERESA VER:
Resultado Sprint Race MotoGP hoy en Cataluña: Aleix usa la cabeza con Márquez y Acosta en el podio

Mirando al pasado y haciéndole reflexionar, de que se puede arrepentir Valentino Rossi.“Afortunadamente, solo me arrepiento de temas deportivos y es normal después de haber tenido una carrera tan larga, para mí la parte deportiva de mi vida siempre ha sido muy importante. Pero afortunadamente fuera de eso, para cosas importantes, no no me arrepiento de nada”.

Política

Durante la entrevista le han preguntado a Valentino por alguna anécdota política. Les ha parecido curioso saber por la primera vez que voto. Hace 22 años, el piloto italiano adquiría ese derecho, cuando cumplió 18 años, pero él no lo recuerda como algo transcendental, de hecho ni lo recuerda. “No, no lo recuerdo. Comencé a seguirla un poco en los últimos diez años, tal vez para entender cómo va, pero creo que tal vez nunca fui a votar. No me importa tanto, me gusta seguir para ver qué pasa. Pero no soy una parte activa “.

Valentino Rossi Monster Energy Yamaha
FOTO: MotoGP

Algo que tampoco han querido pasar por alto, son algunos rasgos de su vida más personal. Valentino Rossi, que cumplió el pasado febrero 40 años asegura no tener planes de crear una familia, por el momento. “Me gustaría tener un hijo y creo que si todo va bien, lo haré. Me tomo un poco más de tiempo porque creo que es difícil conciliar esta vida con la vida de padre. Pero soy muy optimista sobre el hecho: debemos encontrar a la mujer adecuada , pero tengo una novia fantástica, tal vez incluso la encontré … así que, algún día sucederá. Ella también es joven, así que todavía me quedan algunos años “.

El de Tavullia tiene claro que el día que sea padre le gustaría que su hijo se pareciera más a su madre. “Desearía que se pareciera a mi madre, porque me parezco mucho a mi madre, mi padre también es fantástico y me enseñó muchas cosas, pero es un personaje extremo desde muchos puntos de vista, pero Stefi es más maleable. Entonces, el carácter y la educación de mi madre serían perfectos. Y luego ojos azules … Me encantaría. Es mi madre quien nos dio ojos azules a mi hermano y a mí. Es su gen”.

TE INTERESA VER:
Raúl Fernández se va al suelo liderando: "Llevaba mucho tiempo sin pasármelo así, desde Moto2"

Ídolo italiano

Y como ve la vida el propio Valentino en su país de origen. Las alegrías y penas de ser italiano. “Bueno, Italia es fantástica … He viajado por todo el mundo y no lo cambiaría por nada, tanto a nivel territorial como de cómo vivimos, cómo comemos.  Sin duda es el mejor lugar para vivir. Pero … creo que tenemos un potencial muy alto, pero no sabemos cómo aprovecharlo al máximo, porque en Italia siempre tratamos de ser un poco astutos, a todos los niveles. Creo que podemos ser mejores de lo que somos. Sin embargo, tenemos estilo y, en mi opinión, cuando otros nos miran son un poco “envidiosos”.

Sin duda, el piloto italiano es el principal testigo del deporte italiano y mueve gran cantidad de masas, pero aunque Valentino aún no quiera ni escuchar hablar de su retirada, como para todos los deportistas, ese momento llegará. Entonces, ¿Qué será de la marea amarilla que inunda todos los circuitos del mundo? “En mi opinión, alguien, la mayoría de ellos, continuará viendo las carreras, pero animará a otros pilotos. Alguien ya no vendrá a ver las carreras y solo los seguirá desde casa. Pero también tenemos muchos pilotos italianos jóvenes. De todas formas, el hecho de venir a las carreras después de veinte años, en todo el mundo, es lo más hermoso, ver tantos seguidores que se emocionan cuando me ven, ¡aquí está el tesoro que queda de mi carrera! “.

Más noticias de MotoGP y SBK en Motosan.es … ? Suscríbete a la campanita, ¡ES GRATIS!