Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

BMW F900R vs Yamaha MT-09: ¿Cuál es la mejor naked?

26 Ago. 20 | 22:00
Foto: Alejandro Cervilla.
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Las carreras se ganan en la ultima vuelta“ ANGEL NIETO
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Ponemos frente a frente dos de los modelos actuales del segmento naked. Diferentes pero parecidas en muchos aspectos, analizamos todos los puntos de ambas.

El segmento de las motos naked es uno de los más variados en lo que a motos de carretera de todo tipo de cilindradas. Son modelos con una gran versatilidad en su uso. Podemos usarla tanto para desplazamientos diarios al puesto de trabajo, como para hacer una escapada el fin de semana sin acabar con todo el cuerpo destrozado por la posición de conducción.

En este caso, hemos puesto frente a frente dos modelos naked que, a pesar de tener características muy similares, nos aportan sensaciones muy distintas. Por un lado tenemos la Yamaha MT-09, una moto con seis años en el mercado, que ha recibido ciertas actualizaciones, tanto mecánicas como estéticas. Una moto para conductores que buscan una gran aceleración a pesar de no tener una de las mayores velocidades puntas. Por otro lado tenemos la renovada F900R de la marca bávara, una deportiva sin carenado, que busca ofrecer lo que ofrecen los fabricantes japoneses en las motos naked.

Dos guerreras en un sector con una gran competencia

Sabemos que BMW siempre está a la vanguardia de la innovación en todos los sectores. Podemos verlo en su gama de vehículos y, desde hace varios años, en sus motos. Tienen algunas de las motos más sofisticadas del mercado, aunque a un precio superior al resto de sus competidores, lo que hace que un selecto grupo de afortunados puedan disfrutar de sus modelos. Aún así, en este modelo la marca alemana ha buscado la forma de entrar en los rangos de precios de sus competidores, buscando así rascarle algunos clientes y tener mayor cuota de mercado.

Antes de empezar el análisis y una vez tocado el tema del precio, lanzamos una pregunta al aire. ¿Debería Yamaha preocuparse con el objetivo de BMW? Como hemos dicho anteriormente, la Yamaha MT-09 es una de las motos más populares del mercado de las naked, junto con la Kawasaki Z800 y Z900. Son motos potentes y ágiles, con un precio bajo. Pero BMW viene para poner las cosas interesantes, en un sector más que maduro.

Yamaha MT-09
Foto: Alejandro Cervilla.

Motor

Empezaremos analizando el que es el principal punto donde nos fijamos a la hora de elegir una moto. Además de buscar fiabilidad, buscamos potencia, que tenga vida y que nos saque una sonrisa cada vez que apretemos el gas. BMW ha desarrollado un motor de 895cc bicilíndrico en paralelo que desarrolla 105 cv a 8.500rpm, en su versión no limitable para el A2. Una nueva experiencia en el mundo de los dos cilindros para la marca bávara, que ha creado un motor muy manejable. Aunque tiene 10cv menos que la MT-09, produce toda su potencia 1.500rpm antes que la japonesa.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Novedades Kymco: mucho y buen maxiscooter

Su punto fuerte es el par máximo de torsión. Donde la Yamaha MT-09 rinde 87Nm a 8.500rpm, BMW ha conseguido que el motor de la F900R de 92Nm a 6.500rpm. Una cifra a tener en cuenta partiendo de que es un motor bicilíndrico compatible con la Euro5. Ambos motores tienen una curva de aceleración muy rápida y son muy divertidos de conducir. Ambas motos cuentan también con arranque eléctrico, aunque BMW ha incorporado “Keyless” en sus motos. BMW cuenta de serie con asistente de cambio pro, lo que nos permitirá cambiar de marcha sin accionar el embrague, algo que no podremos hacer en la MT-09.

Chasis

Cuando Yamaha lanzó la MT-09, llamó la atención la agilidad del chasis. Era una moto muy fácil de meter en curva y de inclinar, debido a la distancia entre sus ejes. Una cualidad que, a día de hoy y tras varias actualizaciones, no se ha visto modificada. BMW no se ha quedado atrás con el chasis, aunque no ha llegado al nivel de la marca japonesa. Con una distancia entre ejes de 1518mm, 78mm más que la Yamaha, es una moto ágil pero larga, lo que nos supondrá un mayor esfuerzo para llegar al borde del neumático. Esto, sumado a que el lanzamiento de la BMW es de 29,5º frente a los 25º de Yamaha, hace que en el apartado del chasis salga vencedora la marca japonesa.

Yamaha MT-09
El chasis de la Yamaha es mucho más ágil que el de BMW (Foto: Alejandro Cervilla)

La marca bávara monta un bastidor de acero y un basculante de aluminio que suben su peso hasta lo 211kg. No es una moto que de sensación de ser pesada, al contrario, podríamos decir que, en orden de marcha, se siente una moto ágil y ligera. Aún así, Yamaha, con su chasis de diamante, reduce el peso hasta los 191kg. A pesar de estos 20kg de diferencia, no se nota un gran cambio en la conducción entre una y otras en este apartado.

Suspensiones y frenos

En el apartado de suspensiones, ambos modelos cuentan con horquilla invertida delante, aunque el diámetro de la suspensión de BMW es 2 mm más ancha que la de Yamaha (43 mm vs 41 mm), lo que ha hace más firme y la mantiene pegada al asfalto en casi todo momento. Un punto a favor de la marca de Iwata es que su horquilla delantera es ajustable, mientras que la de BMW no. En relación a la suspensión trasera, podemos ver que ambas cuentan con un mono-amortiguador, ajustable en rebote y precarga, pero BMW cuenta con el sistema “Dynamic ESA”, que nos ajustará electrónicamente la suspensión en dos modos de conducción: “Dynamic” o “Road”. Mucho más sencillo y útil que utilizar una llave C para ajustarla manualmente.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nuevos scooters Yamaha para 2021

Yamaha monta en la MT-09 doble disco de freno de 298 mm con pinzas de cuatro pistones en el tren delantero. Suficientes para parar la moto con relativa facilidad. La marca de Iwata ha decidido no montar latiguillos metálicos en este modelo, aunque no son necesarios. En la parte trasera, un disco de 245 mm con pinza de un solo piston hace todo el trabajo. La palanca de freno es regulable en recorrido, como ya es costumbre en los modelos de la marca.

BMW F900R
Dynamic ESA, para un ajuste electrónico de la suspensión (foto: Alejandro Cervilla)

Por su parte, BMW monta pinzas Brembo de 4 pistones con discos flotantes de 320 mm. Unos discos más grandes que aportan una sensación de frenado mejor que la marca japonesa. El disco de freno trasero también es mayor, de 264 mm, con una pinza flotante de un solo pistón que hace un trabajo bastante satisfactorio. Con respecto a las manetas, tanto el freno como el embrague son regulables en distancia.

Estética y ergonomía

Si nos fijamos en el diseño de cada una, podemos ver como BMW y Yamaha han diseñado dos motos radicalmente diferentes entre ellas. Yamaha brilla por su estética agresiva, con el doble faro alargado y estrecho frontal, además de por un colín acorde al modelo, corto y estrecho. Por contrapartida, la F900R sigue unas líneas más redondeadas. Pierde, eso sí, el faro asimétrico tan característico de BMW. Ambas cuentan con una altura del asiento entre 800 y 815mm, lo que las hace unas motos ideales para personas de cualquier tamaño, pudiendo llegar al suelo con facilidad.

Con respecto a la posición de conducción, BMW ha colocado las estriberas en una posición alta, teniendo el piloto las rodillas más flexionadas que de costumbre en una moto de estas características. Esto, unido a un alcance cercano al manillar, se traduce en una posición de conducción más deportiva que la MT-09. La marca japonesa ha sacrificado la deportividad a favor de una posición de conducción que se traduce en absoluta comodidad. Tiene mucho espacio para las piernas al tener las estriberas más bajas, y los brazos van en una posición más relajada. Podríamos asimilar la posición de la MT-09 más a una posición de una trail que a una naked. Un detalle importante es que la MT-09 monta estriberas metálicas mientras que las de BMW son con el apoyo de goma.

Frenos BMW y Yamaha
A pesar del mayor diámetro de los frenos de BMW, no notaremos diferencia entre una y otra (Foto: Alejandro Cervilla)

Podríamos decir que, en la Yamaha, el piloto va ubicado en el chasis, y no por encima de él como si aparenta la BMW. Yamaha gana en comodidad frente a la marca bávara, pero también notaremos más el balanceo del cuerpo al tumbar que en la F900R. La MT-09 Será más sencilla de inclinar y, lamentablemente, de rozar los posapies. BMW nos ofrece la posibilidad de elegir entre 6 tipos de asientos, variando la altura al suelo entre 770 y 865 mm.

ARTÍCULO RELACIONADO:  VÍDEO. Kawasaki desarrolla oficialmente la tecnología híbrida en motos

Electrónica y ayudas a la conducción

¿Qué fabricante hoy en día no nos sorprende con alguna novedad tecnológica para facilitarnos la conducción? Pues bien, aquí tenemos dos ejemplos más que notables de ello, aunque los alemanes han cargado la F900R de botones y ayudas. Este punto es donde también podemos ver los años que lleva la MT-09 en el mercado y donde BMW saca pecho. Empezamos por la pantalla, donde la F900R monta una espectacular pantalla TFT a todo color, frente a la LCD de la MT-09.

Yamaha cuenta con 3 modos de conducción que afectan al acelerador: A, más agresivo; Standard, algo medio entre los otros dos modos; y B, que reduce la potencia para ofrecer una aceleración más suave. Cuenta también con configuración del control de tracción, dando la posibilidad de que sea más o menos intrusivo. Si lo desactivamos, podemos ver como las cosas se complican por momentos. El ABS, por su parte, no es ajustable y siempre estará activado.

BMW F900R
El cuadro TFT de BMW ofrece una gran cantidad de información al conductor (Foto: Alejandro Cervilla)

Los alemanes, por su parte, incluyen los modos de conducción lluvia y carretera, que modifican el ABS, control de tracción y acelerador. Como opcional, se puede montar el “Ride Modes Pro”, que incluye un mapa de aceleración dinámico, asimilándolo a un modo sport. Este kit también incluye un detector de ángulo de inclinación, y los modos Dynamic y Dynamic Pro, que nos permitirá personalizar los ajustes de ABS, control de tracción y antiwheelie. La F900R también incluye luces LED, siendo la frontal adaptable a las curvas.

Precios y acabados en España

Ya hemos visto todas las características de ambos modelos, pero, si aun así no nos decidimos por uno u otro, vamos a acudir a la “carta comodín”: el precio. Es aquí donde la marca alemana ha tirado la casa por la ventana. Como podemos ver, Yamaha tiene más motor, un chasis más ágil y un bagaje de años en este sector, frente a la renovada F900R, que nos ofrece más tecnología, frenos más grandes y una suspensión a la altura.

Tenemos disponible la BMW F900R a partir de 8.995€, y podremos elegir entre plata y roja con la horquilla en dorada, azul y plata o negra con las llantas en blanco. Por su parte, la Yamaha MT-09 está en el mercado a partir de 9.899€, en tres colores: negro, night fluo o Yamaha Blue. Por casi 1.000€ menos, podemos llevarnos una moto que está totalmente a la altura de la marca japonesa y que puede dar mucha guerra en carretera.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN abajo en los comentarios!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!