Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Descubre la última Ducati Superbike de Walt Siegl

13 Oct. 21 | 22:00
Foto: Bikeexif
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Las carreras se ganan en la ultima vuelta« ANGEL NIETO
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

El diseñador austriaco Walt Siegl vuelve a la carga con su nueva creación. Una Ducati estilo retro cargada de fibra de carbono que te dejará sin palabras.

Walt Siegl se caracteriza por personalizar motos, principalmente de la marca de Borgo Panigale, creando diseños únicos. Este diseñador autriaco llevaba unos años trabajando en un diseño especial, uno que rompiera con los cánones actuales de lo que debe ser una superbike. Y ha cumplido con ello.

Actualmente, nos encontramos que los diseños de las motos hypersport son muy similares. Walt Siegl ha querido darle una vuelta de tuerca, para que recordemos lo que eran las motos de antaño, pero contando con las características de las actuales. Lo moderno se mezcla con lo atemporal para dar vida a la WSM SBK #4.

Un encargo muy especial

Walt Siegl sólo trabaja por encargo. Sus clientes son moteros que buscan algo exclusivo, casi una pieza de museo. Fue entonces cuando llegó un cliente y le pidió que hiciera una moto que a él mismo le gustaría tener. “Construí este SBK de la forma en que lo habría hecho yo mismo”, dice Walt.

El dieñador austriaco se puso manos a la obra y utilizó piezas que ya se han visto en otras de sus creaciones: piezas de cromo-molibdeno de calidad aeronáutica, fibra de carbono y un moto especial construido por Ducati Bruce Meyers Performance. De esta forma empezó el diseño de la WSM SBK #4. Pero este diseño fue evolucionando conforme se formaba.

Motor modificado hasta 1040 cc

Según Walt, “quería un motor que fuera lo más ágil y receptivo posible, que combinara con la ligereza y la agilidad de mi chasis SBK». La finalidad era conseguir un equilibrio con la potencia para que el piloto tuviera una buena sensación de conducción. Por eso utilizó un motor que Bruce Meyers había construido para un proyecto personal de SBK que nunca sucedió.

Este motor en particular utiliza un cárter Ducati 848, un cigüeñal aligerado y equilibrado con rodamientos mejorados, bielas de titanio y un kit de gran diámetro de 1040 cc con pistones de carrera Pistal. Otros aspectos destacados incluyen culatas de cilindros con orificios y fluidos con levas de elevación alta y engranajes 1098 aligerados con una carcasa de embrague abierta.

Foto: Bikeexif

ECU programada a medida

La caja del filtro de aire está fabricada en fibra de carbono y el sistema de inyección se ha rediseñado para reducir la turbulencia del aire. Por su parte, los colectores de acero inoxidables hecho a mano, están acompañados por un escape de titano Arrow, que sustituye al anterior SC Project.

Walt Siegl no se ha olvidado de la electrónica, y por eso ha montado una ECU programada a medida, con control de tracción y cambio rápido. Para ayudar al control de esta moto, el tren delantero se apoya en una suspensión Öhlins, con componentes internos personalizados para reducir el peso del conjunto.

Fibra de carbono para reducir peso

Las pinzas de freno radiales firmadas por Brembo van acompañadas de unos discos delanteros de 330 mm, sin ABS. Las llantas por su parte, son de fibra de carbono ultraligeras, logrando así que el peso del conjunto sea de 143 kg. Si tenemos en cuenta la potencia del nuevo motor, nos encontramos con una moto relación peso/potencia cercana al 1:1.

La carrocería es de fibra de carbono, fabricada por Indy Performance. Walt, por su parte, rediseñó el tanque de combustible para aumentar su capacidad y cambiar la forma del flujo del aire. Y, para ahorrar peso, la tapa del airbox va bajo el tanque de fibra de carbono. También se ha retocado la parte trasera, donde el subchasis también es de fibra de carbono.

Petición especial para el color

Una vez nos subimos a la WSM SBK #4, nos encontramos con un cuadro Ducati 1198S, interruptores Ducabike, un amortiguador de dirección Öhlins y un diseño más de moto de carreras que de calle. El espejo, en este caso sólo hay uno, va en el extremo del manillar, para realzar el estilo retro.

Para el color de la WSB SBK #4, Walt Siegl recibió una petición especial del cliente. Quería que fuera del mismo color rojo que llevaba un Ferrari SP2. Un color muy exclusivo que el diseñador logró transmitir a este conjunto, y que ha unido a un tipo de letras antiguo de Ducati. Sin duda una moto que todos desearíamos tener en casa.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN abajo en los comentarios!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!