Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Ducati 916: la moto más bonita de la historia

2 May. 23 | 08:32
Foto: Ducati 916

En 1994 la evolución de la identidad de Ducati llega a la cúspide con el lanzamiento de la Ducati 916, una moto calificada como la más bella de los últimos 50 años

Dentro de las mejores motos deportivas de la historia, la Ducati 916 es probablemente la más bonita de todas. Con un diseño de bellísima factura y una mecánica difícil de superar para sus rivales en la década de los noventa, la Ducati 916 es, sin duda, una de las mejores motos de la historia del motociclismo. Para Ducati, supuso el cúlmen de una evolución en su filosofía como marca.

Foto: Ducati

Diseñada por Massimo Tamburini

El diseño de la Ducati 916 fue obra del prestigioso diseñador Massimo Tamburini, creador de otros modelos como son la MV Agusta F4 o la Ducati Paso, junto a Sergio Robbiano. Tamburini se había unido al Grupo Cagiva en 1985, año en el que la empresa compró Ducati. Para que pudiera competir en el Mundial de Superbikes, en 1994 se hizo una pequeña serie que se podía homologar para circular por carretera. Como parte de la corriente de superbikes de la marca italiana, la 916 nace en el centro de desarrollo de Cagiva en San Marino y constituye una revolución en el mercado de motos de altas prestaciones. Era un modelo que combinaba tecnología, diseño, potencia y belleza en cada uno de sus rincones. Ese mismo año fue calificada como la moto del año.

Motor bicilíndrico heredado de la Ducati 888

El motor era un cuatro tiempos, bicilíndrico en V a 90º con 916 cc, cuatro válvulas por cilindro en distribución desmodrómica, refrigeración por agua y otro pequeño radiador de aceite. Entregaba 114 cv a 9.000 rpm y 92 Nm a 6.900 rpm y alcanzaba una velocidad punta de 300km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo tres segundos. Tenía inyección electrónica Weber, embrague seco, arranque eléctrico y seis velocidades. Para crear este motor, se utilizó la base de la Ducati 888, optimizandolo para obtener mejores prestaciones. Esto se consiguió principalmente aumentando la carrera de los cilindros a 66 milímetros en lugar de 64.

Foto: Massimo Tamburini con la 916 (Ducati)

Parte ciclo de la máxima calidad

Tamburini logró con este diseño plasmar los valores que aún caracterizan a la marca italiana. Consigue una representación física del estilo, la sofisticación y el rendimiento. Había dos detalles de este modelo que llamaban la atención: el basculante monobrazo, con un diseño precioso y que buscaba agilizar el cambio de neumáticos durante las carreras  y los escapes debajo del colín, consiguiendo unas líneas puras y una mejor aerodinámica. Los pequeños faros delanteros ayudaban a estilizar su figura.

TE INTERESA VER:
Benelli te regala el Top Case y las maletas laterales con las TRK 702

El chasis era tubular de acero y el subchasis de aluminio desmontable. Esto, unido a las llantas de tres brazos de la firma Brembo, consiguió un peso en vacío de 195 kg. En la parte ciclo se utilizaron los mejores componentes presentes en la época. Equipaba una horquilla invertida de 43 mm, suspensiones Showa multiajustables, amortiguador de dirección y frenos Brembo de 320 mm delante con pinza de cuatro pistones y 220 mm detrás y pinzas de dos pistones.

Todo un éxito en SBK durante la década de los noventa

La versión de producción para poder competir en el Mundial de Superbikes llegó en 1995 y tuvo un éxito inmediato, llegando a ganar seis mundiales de pilotos. En el año de su debut, 1994, Carl Fogarty ganó el Mundial de Superbikes y también al año siguiente. Fue sucedido por Troy Corser en 1996, quien ganó también. Fogarty volvió a Ducati y logró ganar con la 916 en los años 1998 y 1999.

Foto: Carl Fogarty SBK (Ducati)

La Ducati 916 se mantuvo en producción hasta 1998, siendo sustituida por la 996 y posteriormente por la 998, ambas manteniendo el diseño de Massimo Tamburini. Durante su comercialización, se lanzaron versiones exclusivas con distintos grados de sofisticación técnica, entre las que destacan las versiones «Senna» dedicadas al piloto y campeón de F1 Ayrton Senna. Actualmente, sigue siendo una moto muy valorada por los coleccionistas y muy difícil de encontrar, además de un modelo que creó una cierta influencia en diseños posteriores de infinidad de marcas, como es el caso de la Cagiva Mito 125 o la Gilera GPR, motos que fueron todo un éxito en su época y segmento.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana ?? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!