Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

La era del hidrógeno: Bosch invierte 2.500 millones de euros en la consolidación del hidrógeno como combustible

3 Ago. 23 | 16:00
Foto: Bosch

Con inversiones previstas por casi 2.500 millones de euros en el desarrollo y la fabricación de sus tecnologías relacionadas, el grupo Bosch está convencido de que su apuesta le generará ventas por el doble de este importe hacia 2030

Las propuestas, entre las que se encuentran las pilas de combustible y el motor de hidrógeno para el transporte pesado, están concentradas en el sector de soluciones de movilidad, que en España representa alrededor de la mitad del negocio de la compañía. Además, participa en el consorcio impulsado por Repsol para impulsar este combustible. Muchas son las marcas de motos que están apostando por el hidrógeno, por ejemplo, Kawasaki.

La transformación propuesta afecta a España de forma directa

Las inversiones anunciadas por Stefan Hartung, presidente del consejo de administración de Bosch, están concentradas en sus centros alemanes, así como otras dos plantas en China. Sin embargo, la transformación propuesta también afecta a España de forma directa. El fabricante alemán tiene como objetivo ser parte de toda la cadena de valor de este vector energético, lo que incluye también tecnología para la producción de hidrógeno a través de la pila de electrólisis a partir de 2025. La expectativa es que la demanda de hidrógeno se dispare un 510% en el Viejo Continente hacia 2030, frente a la década anterior.

A nivel local, la consolidación del mercado del hidrógeno permitiría un salto relevante de la facturación local de Bosch, que en 2022 alcanzó los 2.482 millones de euros solo en España. Sin embargo, el futuro tanto por la producción como del uso del hidrógeno en Europa aún es frágil, afirman desde la compañía. “Europa tiene grandes ambiciones, pero observamos contradicciones preocupantes entre los ideales y la realidad. Estados Unidos nos está mostrando como debería hacerse”, en referencia al paquete de ayudas verdes aprobado el año pasado por Washington.

La apuesta por el hidrógeno debería ser transversal

La empresa, con 137 años en el mercado y principalmente conocida en nuestro pais por sus sistemas de ABS, así como inyectores o centralitas, deja claro que la apuesta por el hidrógeno debería ser transversal y descarta otras alternativas con las que coquetea el resto de la industria. Las soluciones puramente eléctricas se enfrentan a sus propios límites, ha destacado Hartung.

TE INTERESA VER:
Keeway lanza una nueva promoción para estos dos modelos de 125

La expectativa es alta: Bosch espera que uno de cada cinco nuevos camiones pesados sea propulsado por pilas de combustible. Esta tecnología, donde el hidrógeno reacciona con el oxígeno para producir electricidad y agua, ya está siendo producida en serie por la compañía tanto en China como en Alemania, en una de las fábricas donde antiguamente se desarrollaban motores diésel. Estos camiones permitirían, con una carga de 70 kilos de hidrógeno, recorrer hasta 800 kilómetros sin repostar y con una demora de solo 20 minutos en la carga de combustible. Lo más destacado es que esta solución podría ser también aplicada a vehículos pesados que ya recorren las carreteras, ya que puede ser integrado a unidades existentes.

Bosch busca desarrollar soluciones para el repostaje del hidrógeno

El interés de los fabricantes parece claro. Nikola, la promesa estadounidense de los camiones verdes, será el principal cliente de los módulos de hidrógeno producidos por Bosch. El lanzamiento de los modelos con esta tecnología será en pocos meses, en el tercer trimestre de 2023. En cuanto a las compañías europeas, Daimler y Stellantis avanzan también en desarrollos a base de esta tecnología.

Al mismo tiempo, y mientras la infraestructura de recarga para los vehículos eléctricos enfrenta obstáculos en España y en buena parte de Europa, el fabricante alemán busca desarrollar soluciones para el repostaje del hidrógeno. El desafío de esta tecnología es la compresión del gas, que Bosch busca simplificar a través de una solución específica que pueda funcionar en estaciones de servicio, depósitos de almacenamiento y tuberías. Los ingenieros de la firma destacan que esto podría reducir a la mitad el coste total frente a las alternativas disponibles en la actualidad.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!