Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Motos robadas. Un problema real

9 Jun. 21 | 16:00
Foto: Motorcycle Prevention
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Pilotar una moto es lo más excitante que se puede hacer con la ropa puesta“ KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Según las estadísticas, una moto desaparece cada 8 minutos aproximadamente. Y esto teniendo en cuenta que el número de motos robadas ha descendido notablemente en los últimos cinco años, según la información que maneja el Ministerio del Interior

Mas de un 65% de las motos robadas, se concentran en tres ciudades españolas y solo el 10% del total se recupera. A continuación, vamos a conocer que motos son las que más se roban y que podemos hacer para evitarlo.

Motos más robadas

Se sabe que las motos más robadas son las que más se venden. Las motos que más predominan en esta relación de vehículos sustraídos siguen siendo los scooter, con la Honda Scoopy a la cabeza, seguidas por las deportivas de gran cilindrada que van de los 600 a los 1000 centímetros cúbicos. Esto se debe a que sus piezas son muy caras y son fáciles de vender por separado. También estarían en esta lista negra las Maxi Trail de gran cilindrada y las Yamaha T-Max.

Ciudades donde se producen los robos con más frecuencia

Hay tres ciudades en las que estos hurtos se producen con mucha más frecuencia: Barcelona, Madrid y Alicante. En la ciudad condal se producen cerca del 38% de los robos de motos, mientras que en la capital, el dato es del 17% y en la ciudad de Alicante se producen el 10% de los robos. Las estadísticas también señalan que el 18% de los robos se producen en noviembre, seguido por marzo con un 16%. En octubre este tipo de sucesos baja hasta el 2%, por lo que podemos afirmar que la estacionalidad influye claramente en los robos de motos. Solamente 1 de cada 5 motos es recuperada.

Foto: KOMOBI

Sólo se recuperan el 10% de motos robadas

De todas las motos robadas en España, solo se recuperan el 10%. Esta pequeña proporción de éxito se cimenta en la realización de tres actuaciones muy concretas: En primer lugar, lo rápido que el usuario de la moto robada ponga la denuncia. En segundo lugar, es muy importante la cantidad de datos que se dé sobre el vehículo. Cuanta más información, mejor. Por último, y más importante y eficaz en estos casos, contar con un buen localizador GPS para nuestra moto.

¿Cómo evitar que me roben la moto?

Por ello, es recomendable seguir unas pautas y recomendaciones para intentar, como mínimo, obstaculizar al máximo el propósito del ladrón. En este sentido, hay diversas sugerencias para cuando ya has aparcado y en el indeseado supuesto que se haya producido el robo. Por ejemplo, aquí os dejamos algunas acciones que debéis tener presente para evitar que una de las motos robadas sea la tuya:

ARTÍCULO RELACIONADO:  ¿Interesa comprar una moto eléctrica?

Nunca hay que confiarse, aunque sea una parada corta y no vayas a tardar mucho en volver a montarte en la moto. También es recomendable en el caso que sea posible, fijar el sistema antirrobo a un elemento inamovible. Si realizas una ruta o un trayecto en compañía de otras motocicletas, a la hora de aparcarlas, siempre dejarlas juntas y encadenadas. Asegúrate de no dejar nunca nada en el baúl de la moto. Por último, y usando un poco el sentido común, nunca la dejes en lugares solitarios u oscuros. Sin embargo, aun habiendo hecho cada una de las medidas para evitar el robo de tu moto. Existen muchas probabilidades de que ocurra la trágica situación de querer disfrutar de tu moto y que no esté en su aparcamiento.

KOMOBI MOTO tiene la solución

KOMOBI MOTO es una empresa española especializada en el desarrollo de productos y soluciones tecnológicas para motocicletas. A través de sistemas modernos e innovadores de trabajo buscan mejorar la experiencia de usuario de todos los motoristas de España.

La marca española lleva trabajando en sus dispositivos durante más de dos años, para poder lanzar su versión oficial en noviembre de 2020 para toda la comunidad motera. Desde ese preciso momento, y tras meses de desarrollo y mejoras constantes, ya se cuentan con varios miles de moteros y moteras seguras y protegidas. La principal característica de KOMOBI es su carácter motero. La compañía está en el mundo del motor por pasión y convencimiento. De ahí, que se busque satisfacer las necesidades de los motoristas y moteros a la hora de perfeccionar los diferentes productos.

Dos tipos de alarmas para garantizar la protección de tu moto

Para conseguir una seguridad casi absoluta, el dispositivo cuenta con dos tipos de alarmas antirrobos para avisar al usuario de cualquier incidencia que le ocurra a su moto. Además, son insonoras, para no alertar así al ladrón cuando se produce el robo.

Una alarma de área, que crea una zona virtual alrededor del vehículo. En el caso de salir de esa zona de seguridad, la alarma avisará al usuario a través de una notificación en la APP. Ahora, desde la marca han implementado un nuevo servicio complementario, que realiza una llamada al usuario en caso de que su moto esté en peligro. Además, el dispositivo cuenta con otra alarma, en este caso de movimiento, que ofrece una protección completa. Gracias a esta funcionalidad, se detectará cualquier impacto o movimiento que reciba la moto. Todas las incidencias serán representadas a través de la APP y quedarán registradas en una SIM integrada en el localizador e incluida en el mismo precio del producto.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nuevo cómic de MV Agusta con 8 motos protagonistas

En caso de tener activada la alarma modo área y aparcar en un garaje sin señal GPS, la alarma cambiará automáticamente a alarma modo movimiento. Cuando vuelvas a aparcar en un estacionamiento con señal GPS se activará de nuevo el modo área sin que tengas que hacer nada.

Además, a través de la aplicación móvil de KOMOBI se puede variar la sensibilidad de las alarmas para que esté según las necesidades del usuario, ya que cuenta con varios niveles de sensibilidad que podrás ir cambiando desde la App. Una de las preguntas que más se hacen los motoristas es si estos dispositivos dañan la batería de su moto. En el caso de KOMOBI no consume la batería de la moto, ya que cuenta con una autonomía propia y se regenera con el funcionamiento y uso.

Ubicación premium

De todos los localizadores GPS que existen en el mercado. ¿Qué hace especial a KOMOBI? Todos los dispositivos de KOMOBI cuentan con una funcionalidad única en el mundo motero: la ubicación premium. La localización de tu moto siempre quedará registrada, aunque no hubiese señal GPS e incluso, si tu vehículo estuviera aparcado en un garaje o naves industriales. No hay límites para la seguridad y protección.

El uso de tres sistemas de localización diferentes que se complementan entre sí de forma automatizada garantiza una localización excelente sea cual sea el emplazamiento del usuario y de la moto en sí. Con KOMOBI tendrás cobertura en todo el territorio español y en un 90% de toda Europa y África.

Foto: Llavero inteligente de KOMOBI

El mejor complemento: un llavero inteligente

Uno de los componentes más innovadores dentro de la oferta de productos de KOMOBI es la utilización complementaria de un llavero inteligente con el uso del localizador GPS para motos. Una de las principales quejas de los compradores de localizadores de motos son las constantes alarmas engañosas que señalizan motos robadas. ¿Qué es una falsa alarma? En el caso de que un motorista coja algo del baúl y por algún motivo tocase la moto, en la gran mayoría de los localizadores te lo interpretaría como una alarma.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nuevo scooter Keeway Fact Evo 125

La función principal del llavero inteligente o Smart-key es identificar al dueño del vehículo, para evitar falsas alarmas mientras manipulas tu motocicleta. La comodidad en forma de llavero. Las principales características del producto, aparte del reconocimiento del usuario, son las siguientes: una autonomía de 3 meses, aunque varía dependiendo de su uso.

¿Cómo conectar mi alarma de moto? En 5 sencillos pasos

Dado el tamaño reducido del dispositivo (4.7 × 7.8 × 2.4 cm) podrás colocarlo en cualquier recoveco de la moto. Desde KOMOBI recomiendan elegir un sitio de difícil acceso para el ladrón y aprovechar que puede ser camuflado como una parte más del vehículo. Para poder disfrutar de todas las funcionalidades del producto, lo primero que hay que hacer es conectar el dispositivo con la motocicleta. Los pasos más importantes de la instalación de KOMOBI son los siguientes:

El Quickstart o guía rápida de uso con código QR. La función de este elemento es enlazar el dispositivo con la moto en la que se ha instalado. Es lo primero que te pide la aplicación cuando comienzas el proceso de instalación. El segundo paso es la preparación. Lo necesario: todo lo recibido en el paquete y un paño para limpiar la zona donde se situará el KOMOBI. ¡Importante! Antes de registrarse en la aplicación para seguir los pasos de la instalación, hay que pegar el dispositivo.

Foto: Instalación KOMOBI

Ahora elegimos la zona donde pegar el dispositivo. Este paso es muy importante ya que será el lugar donde se quedará para siempre. Antes de colocarlo, asegurarse que el cable llega cómodamente hasta la batería. Si es así, se limpia la zona de adhesión y se coloca el dispositivo, aplicando una ligera presión durante unos 10 segundos. La cuarta fase es conectarla a la batería. Tras pegarlo en la moto, deslizamos el cable hasta la posición de la batería. Se recomienda que se camufle con los de la moto.

Por último, una vez realizado el montaje en la motocicleta habría que ir a la aplicación de KOMOBI. Ahí, te indican detalladamente los pasos finales que hay que seguir para completar el proceso, se debe usar el código QR por eso es importante que guarde y que tenga a mano el Quickstart (guía rápida de uso). Una vez se terminen esos últimos pormenores, ya quedaría lista tu alarma de moto. Ante la lacra de las motos robadas, KOMOBI tiene la solución.

¡SUSCRÍBETE GRATIS a Motosan.es en la en la campanita, y DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios!

 

 

 

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!