Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Por qué son imprescindibles los guantes de moto?

27 Dic. 21 | 22:00
Foto: Unsplash

Los guantes son un elemento básico para la seguridad del motorista. Sin embargo, es preciso remarcar que existen muchas variedades y que cada uno está diseñado para ofrecer el mejor rendimiento en casos concretos

Para garantizar la seguridad y asegurarnos de que estamos ofreciendo la mejor protección a nuestras manos debemos tener en cuenta una serie de consejos con relación a los guantes. Lo primero es saber porque son imprescindibles, los tipos que existen y sus principales características.

¿Por qué son básicos para la seguridad?

Los guantes son un accesorio imprescindible para cualquier motero por numerosas razones, pero sobre todo por su seguridad. En primer lugar, los guantes protegen las manos en caso de caída. Cuando nos vamos al suelo, lo primero que hacemos para protegernos es apoyar las manos e intentar amortiguar el golpe. Por esta razón, deben ir siempre bien protegidas. Por otro lado, los guantes son básicos para la seguridad porque contribuyen de forma decisiva a la comodidad del piloto y a la eficacia de la conducción. Por ejemplo, un guante con una buena transpiración evitará que la mano sude y resbale al agarrarnos al manillar.

En situaciones más extremas, los guantes también ayudan a proteger las manos de las inclemencias meteorológicas, como la lluvia o el frío, que son susceptibles de hacer perder sensibilidad y tacto en las manos. Cabe destacar que los guantes también ayudan a proteger la mano de rozaduras y evitan que salgan callos y durezas provocadas por el continuo roce de la mano con la goma del manillar. También ofrecen protección contra piedras u otros objetos que pudieran impactar sobre el manillar.

Tipos de guantes

Dependiendo de la época del año o clima para el que están pensados, del ámbito donde se vayan a utilizar y del material en el que estén confeccionados, podemos encontrar:

Guantes de verano: Los guantes de verano son más cortos y ligeros. Están hechos de materiales más transpirables y algunos incluso incorporan agujeros para favorecer la ventilación. Guantes de invierno: Los guantes de invierno son más largos e incorporan cierres a la altura de la muñeca para ajustarlos mejor. Pueden ser de cuero o de materiales sintéticos. Son más gruesos y, por tanto, protegen mejor del frío o la lluvia. Por contra, otorgan menos sensibilidad en las manos. Guantes de entretiempo: Serían el punto intermedio entre los dos anteriores. Un guante ideal para días nublados o para climas poco extremos.

Guantes urbanos: Ligeros, flexibles y confortables. Están pensados para ser usados en ciudad, a bajas velocidades. No incorporan demasiadas protecciones, salvo en zonas clave como los nudillos. Guantes racing: Son guantes especialmente destinados al uso deportivo. Suelen estar hechos de materiales más resistentes, incorporan más protecciones rígidas de carbono o titanio y sacrifican el confort por la eficacia y la seguridad. Guantes off-road: Son diseñados para ser usados fuera de pista. Son muy ligeros y suelen estar hechos de materiales transpirables. Ofrecen menor resistencia a la abrasión, por lo que no están recomendados para usar sobre asfalto.

Guantes de piel: Están hechos preferentemente de cuero y ofrecen mayor resistencia a la abrasión. Guantes sintéticos: Los guantes sintéticos con menos resistentes a la abrasión pero a cambio son más ligeros, impermeables y transpiran mejor.

Consejos para elegir tus guantes

Lo primero que debes preguntarte antes de elegir un guante de moto es: “¿Para qué los voy a utilizar?”. Existen distintos tipos de guantes con características específicas para un uso determinado. Por ejemplo, los de motocross están especialmente diseñados para esta práctica y resultan poco recomendables para pilotar por ciudad.

La talla es muy importante. Los guantes deben ajustarse perfectamente a la mano, pero sin quedar demasiado ceñidos, ya que resultarían incómodos y protegerían menos del frío o la humedad. Por su parte, uno guante demasiado holgado te hacen perder tacto y agilidad en los mandos de la moto. Para saber la talla que tienes que elegir, mídete el contorno de la mano a la altura de los nudillos. Estas son las tallas que corresponderían a las diferentes medidas:

Entre 16 y 18 centímetros – (Talla XXS), entre 18 y 20 centímetros – (Talla XS), entre 20 y 21 centímetros – (Talla S), entre 21 y 22,5 centímetros – (Talla M), entre 22,5 y 24 centímetros – (Talla L), entre 24 y 25,5 centímetros – (Talla XL) y entre 25,5 y 26 centímetros – (Talla XXL).

El guante debe ser como una segunda piel. Casi no debes darte cuenta de que los llevas puestos. Un guante de la talla adecuada permite una mayor movilidad y funcionarán casi como una extensión de nuestro cuerpo. En cambio, unos guantes incómodos o de una talla equivocada provocarán una conducción más forzada y, por tanto, menos segura y eficiente.

¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS en Motosan.es, y DEJA TU OPINIÓN en los comentarios!

BOX MICHELIN
BOX IMPORMOTOR
BOX GALFER
BOX BRIDGESTONE
BOX KOMOBI
ARTÍCULOS DESTACADOS