Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Qué tecnologías han llegado a las motos gracias a la competición?

28 Feb. 21 | 22:00
Foto: Ducati
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Las carreras se ganan en la ultima vuelta“ ANGEL NIETO
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Hasta el más pequeño detalle de tu moto puede estar relacionado con la investigación en el mundo de la competición.

A medida que pasan los años, vamos viendo como las principales marcas nos sorprenden con nuevas mejoras y tecnología puntera en el mundo de las dos ruedas. Cada vez tenemos motos con más electrónica, mayor seguridad pasiva y mejores calidades. La mayoría de ellas, por no decir todas, vienen analizadas gracias a la participación en las grandes competiciones.

Vamos a analizar las que podríamos considerar las más importantes que, a día de hoy, podríamos encontrar en la mayoría de motos que se venden actualmente. Muchas de ellas las encontramos en los lanzamientos de este 2021, sobre todo las que son del campo de la electrónica y la aerodinámica.

Asistencias en la conducción

El gran avance del mundo de las dos ruedas ha ido principalmente por mejorar la seguridad. La alta siniestralidad en el comienzo de las motos de gran cilindrada hizo que las marcas se empezaran a plantear qué puntos sería necesario mejorar. Es ahí cuando empiezan a aparecen los controles de tracción y el ABS.

El control de tracción nos ofrece un mayor control de la adherencia del neumático trasero al abrir gas sobre, por ejemplo, el suelo mojado. El ABS por su parte, es un elemento prohibido en la competición debido a que, de una forma u otra, eliminaría la diferencia entre pilotos con mayor o menor habilidad al frenar. Aun así, en las motos de calle es obligatorio desde 2017 y es uno de los principales elementos de seguridad.

ARTÍCULO RELACIONADO:  MV Agusta Superveloce 2021: Actualización para continuar siendo objeto de deseo
Foto: Honda

Cambio rápido y acelerador electrónico

Dos de las tecnologías que, gracias a la competición, se han implantado en las motos de alta cilindrada son el cambio rápido y el acelerador electrónico. El “quickshifter” nos permite cambiar de marcha sin embragar ni cortar el gas, lo que nos ayuda a reducir la pérdida de velocidad con el cambio. Con los años, este sistema se ha vuelto más suave y eficiente. También existen kits para montarlo en cualquier modelo que no viniera con él de serie.

El acelerador electrónico va conectado con el motor y el ahorro de combustible. Esta tecnología elimina el antiguo sistema por cable para abrir las mariposas de la inyección. Pasa a ser un sistema que, al acelerar, controla el flujo de combustible que demanda el motor a la vez que regula la potencia ofrecida por el motor. Un sistema que, en la competición ha ayudado a reducir la carga de combustible necesaria en las carreras, convirtiendo las motos en más eficientes.

Electrónica gracias a la IMU

Como hemos podido ver en los últimos modelos que se han lanzado a principios de este año, la mayoría montan ya el sistema IMU. La Unidad de Medición Inercial o IMU es la encargada de gestionar todas las ayudas anteriormente comentadas. Evalúa la velocidad, la orientación y la gravedad dinámica en marcha a través de sensores colocados en distintas partes de la moto, para ofrecer una gestión integral.

La IMU conoce siempre el grado de inclinación, lo combina con la velocidad a la que giran las ruedas, los parámetros del motor y las suspensiones, y nos ajusta la potencia entregada o incluso la fuerza de frenada. Con los últimos avances, el sistema también gestiona las ayudas que necesitamos en cada momento. Es poco intrusiva para que no se pierda la sensación de conducción pero nos ayuda a ir más seguros.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Edición especial Vespa 75 aniversario
Fuente: Ducati

Mapa motor y suspensiones electrónicas

Gracias al IMU también contamos con diferentes mapas de gestión del motor. Es algo que en Motogp, por ejemplo, vemos continuamente. Los mapas nos ayudan a controlar el acelerador, la potencia entregada o el consumo de combustible. Hoy en día hasta podemos crear mapas de potencia personalizados, dependiendo de las circunstancias o del estilo de conducción que queramos llevar.

La suspensión dinámica es otro elemento prohibido en Motogp. En las motos de calle es algo que cada vez se ve más, ya que gracias a la gestión electrónica podemos ajustar de forma óptima los parámetros de compresión y rebote, tanto de forma manual como electrónicamente. El IMU también entra en este campo, y nos ajusta la suspensión teniendo en cuenta tanto la tracción como la respuesta propia del amortiguador.

Motores más eficientes

Gracias al mundo de la competición cada día tenemos motores con mayor potencia y mejor duración. Los motores de competición tienen un nivel de exigencia altísimo, por eso las marcas cada vez buscan componentes más resistentes. La investigación va en busca de ofrecer el máximo rendimiento sin comprometer los componentes mecánicos. Una gran fiabilidad y la máxima potencia marcan la diferencia.

De esta forma, las motos de calle se benefician de mejores materiales, que resistan mejor la fricción y el desgaste. De la misma forma, se analiza el sistema de inyección para lograr que, por ejemplo, las revisiones sean cada vez más tardías y el rendimiento siga día tras día siendo el máximo. El aceite y los lubricantes, gracias a su formulación ya aditivos, facilitan el cumplimiento de este objetivo.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Edición especial Vespa 75 aniversario
Foto: Ducati

Apéndices aerodinámicos

Uno de los avances más llamativos en estos últimos años reside en la aerodinámica. Los apéndices aerodinámicos que empezamos a ver en las Ducati de Motogp, ahora las podemos ver tanto en los modelos de calle de Ducati, Honda o Yamaha. Un sistema que ayuda a generar agarre aerodinámico a altas velocidades, cuando la moto está recta. Una tecnología dirigida a todos aquellos que buscan entrar con sus motos al circuito y exprimirlas al máximo.

También derivan de la competición los elementos fabricados en fibra de carbono, sobre todo en busca de reducir el peso y lograr una relación peso/potencia cada vez mayor. Aunque el que mayor desarrollo ha tenido en la industria ha sido el aluminio, debido a su bajo peso y su gran resistencia. Lo tenemos presente en llantas, suspensiones o piezas de carrocería.

Con esto podemos ver como la industria está en continuo progreso y que, poco a poco, nos dirigimos a un mundo de motos más eficientes, más seguras y con mejores materiales. Un instrumento como la moto que cada vez tiene más adeptos y unas ventas en alza no puede quedarse atrás en los avances, y es lo que nos demuestran continuamente las principales marcas.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN abajo en los comentarios.

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!