Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Triumph presenta la Thruxton Final Edition

25 Oct. 23 | 16:00
Foto: Triumph

La café-racer por excelencia de Triumph pone fin a su producción con una edición final muy especial.

Triumph es reconocida como la firma inglesa de motos por excelencia. Su larga historia de éxitos en la competición se ha reflejado en todos sus modelos de fábrica. El estilo vintage y café racer ha estado siempre presente en sus modelos y prueba de ello es la Triumph Thruxton, una café-racer con personalidad propia.

Desde 2016, la Thruxton se ha posicionado como la café-racer más deportiva de Triumph, y se ha ido renovando con los años manteniendo su ADN. Un modelo que deriva originalmente de la Boneville T120 pero, tras su participación en la Thruxton 500 de 1958, se ganó este nuevo nombre que ha Triumph ha posicionado en la élite de su catálogo.

Una moto de leyenda

Los primeros años de historia de la Thruxton fueron destinados a la más pura competición. El éxito tras su lanzamiento fue instantáneo, copando la primera, segunda y tercera posición del podio en las 500 Millas de Thruxton de 1969. Tras estos éxitos, en 2004 Triumph decide revivir la Thruxton, equipándola con un motor de 900 cc, manteniendo su producción durante 4 años.

Tras un paréntesis de ocho años, la primera Thruxton R de 1.200cc llegó en 2016. Con un diseño totalmente renovado y mayores prestaciones. La Thruxton R fue un nuevo referente en el rendimiento de las cafe- racer. Posteriormente, la Thruxton RS añadía más potencia y manejabilidad, convirtiéndola en la Café racer deportiva definitiva.

Final Edition

Ahora, Triumph ha decidido dar fin de nuevo a la producción de la Thruxton, y quiere rendirle homenaje con una Final Edition muy especial. Esta edición mantendrá el motor bicilíndrico de 1.200 cc que rinde una potencia de 105 CV. Un motor que ofrece un sonido único gracias al doble silenciador cónico.

Foto: Triumph

A nivel de chasis, la Thruxton destaca por un manejo ágil e intuitivo gracias a las suspensiones firmadas por Showa y Öhlins. Los dos discos de freno delanteros de 310 mm firmados por Brembo y el disco trasero de 220 aseguran una frenada firme en cualquier situación. Ponen la guinda los neumáticos Metzeler Racetec RR de competición.

TE INTERESA VER:
Benelli 502C: la cruiser de media cilindrada con mejor relación calidad/precio

Detalles únicos

Cada Thruxton Final Edition luce un exclusivo emblema en el alternador. Con un marco dorado y el gráfico de “Final Edition” en el interior, esta pieza que puede instalarse en la moto o exponerlo en una vitrina. El guardabarros y los paneles laterales en negro complementan el esquema de pintura metálica Competition Green inspirado en las carreras de la Final Edition.

Por su parte, los increíbles detalles dorados pintados a mano son el broche perfecto al logotipo tradicional y al membrete de Final Edition en la tapa de colín. El resultado es un diseño que rinde homenaje a la historia deportiva de la Thruxton con un halo 100% contemporáneo. Los propietarios de cada Final Edition que se venda recibirán un certificado de autenticidad numerado.

Más de 80 accesorios disponibles

Tal como sucede con la Triumph Thruxton actual, el catálogo de accesorios recoge más de 80 piezas con las que personalizar nuestra Final Edition. Entre ellos, destaca: el carenado frontal. Crea un estilo café-racer aún más auténtico, a juego con la pintura Competition Green de la moto.

La Triumph Thruxton Final Edition está ya disponible a través de la web de la firma inglesa, con un precio de venta de 18.995 euros, 1.000 euros más que la versión RS. Con esta edición, Triumph cerrará dos décadas de un icono que le ha acompañado en sus mayores éxitos en el mundo de la competición.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana ?? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!