Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

PRUEBA | BMW S1000R, una naked muy rápida

23 Dic. 21 | 16:00

BMW Motorrad ha declarado oficialmente que podría haber diseñado esta S1000R con 200 cv, pero la marca piensa que no es necesaria tanta potencia para la naked más bestia del fabricante bávaro, un modelo que deriva directamente de la BMW S 1000 RR, una moto de carreras a la medida del mundial de Superbikes.

Personalmente puedo entender que BMW no haya construido una moto llena de caballos al igual que lo está haciendo la competencia y que la mejor decisión haya sido la de actualizar su motor y hacer la moto más ligera y adaptada a la normativa Euro5, con lo cual la moto se convierte en ser más versátil y accesible. La potencia de la moto sigue siendo de 162 cv (121 kW) y 114 Nm de par, pero es menos pesada y por lo tanto más ágil.

Foto: Toni Guerrero

Pero no sólo es ligereza y potencia, también han modificado la 4ª, 5ª y 6ª marchas haciéndolas más largas para reducir el consumo de combustible y reducción de vibraciones, las relaciones de transmisión siguen siendo las mismas que en el modelo anterior, el embrague es de nuevo diseño y se presenta un 20% más ligero, además han mejorado la electrónica que viene derivada del mundo de la competición. Pero vamos, nada que no nos esperásemos ya en un segmento en el que todas las motos que lo componen van armadas hasta los dientes.

Foto: Toni Guerrero

BMW ha optado por utilizar el nuevo motor de su hermana más vestida la S1000RR, que aporta un ahorro de peso de 5 kg, y se ha centrado en ofrecer más par motor y un mayor control en el rango medio de revoluciones. Para poner este nuevo rendimiento en contexto, la S1000R produce un 10% más de par que la RR en la parte inferior del rango de revoluciones, pero ofrece una curva de par más suave y larga.

Con semejantes cifras el motor sigue teniendo un tacto explosivo y rompe con gran contundencia a partir de las 6.500 vueltas. Los consumos por el contrario son muy razonables y rondan los 6,2 litros cada 100 km, nada mas comparado con los consumos de su competencia.

Foto: Toni Guerrero

En el apartado ciclo, la moto vuelve a utilizar las soluciones de la S1000RR con un chasis de doble viga de aluminio, pero se han modificado levemente sus geometrías en busca de una mayor estabilidad y ergonomía para el piloto a cambio de sacrificar algo de rapidez en los virajes.

Foto: Toni Guerrero

Como decía al principio, es una moto racional (dentro de lo que cabe) y sobre todo comparada con su competencia directa. Sus consumos son razonables, la ergonomía es buena y no tiene una posición de conducción especialmente agresiva, y por último hace gala de una buena suavidad tanto en la respuesta del motor como en todos sus mandos y controles. Es por ello que no resulta una tortura conducirla en el día a día y en tus recorridos de rutina.

Foto: Toni Guerrero

Aparte de su ligereza, la clave de la aceleración y la velocidad de esta S1000R es la forma en que su potencia es tan utilizable y está lejos de ser intimidante. La conexión del acelerador es abrumadora, las ayudas al piloto son excelentes y en los modos Rain, Road y Dynamic, la potencia está limitada en las marchas más bajas, lo que permite a los usuarios menos experimentados acelerar antes e ir con seguridad. Los modos Rain, Road y Dynamic vienen de serie, pero esta unidad de pruebas incluye el modo Dynamic Pro, que esencialmente libera las ayudas para pilotos mas experimentados o los usuarios que deseen tener cierta personalización en la configuración.

Durante la primera parte de esta prueba, me centré la mayor parte del tiempo en usar el modo Road o Dynamic. El TC es algo mas sensible a la inclinación y muy similar al sistema utilizado en la actual  M 1000RR (que pronto probaremos). Hay un salto notable entre los modos: el modo de carretera es muy tolerante, el gasto de combustible es excelente tanto en la ciudad como en la carretera; luego, cuando pasas a Dynamic o Dynamic Pro, el cambio es es especialmente considerable y pasa por cambiar el comportamiento en la suspensión semiactiva, especialmente en el modo Pro, que neutraliza el control anti-caballito y te permite mucha mas diversión.

El equipo de diseño de ingenieros alemanes no han perdido el tiempo buscando más caballos de potencia y ​​cómo controlarlos, y esto les ha permitido concentrarse en otras áreas, como la comodidad y la usabilidad diaria, donde la BMW S1000R obtiene una alta puntuación. Esta nueva S 1000 R se siente y se conduce como una moto mucho más pequeña, y es que realmente me sorprendió lo fácil que es de mover y lo amigable que es. Y combinada con un motor tan fácil de usar, hace que esta S 1000 R sea más tolerante que nunca y moverse por la ciudad se convierta en un juego de niños.

Foto: Toni Guerrero

La posición de conducción ofrece mucha ergonomía y puede ajustarse para adaptarse a los diferentes tamaños de pilotos, el asiento estándar está situado a 830 mm, pero hay opciones de 810 mm y 850 mm. El manillar plano también es de nuevo diseño y se puede moverse hacia arriba y hacia adelante 10 mm y ambas manetas (freno/embrague) son ajustables.

Foto: Toni Guerrero

Y para acabar, es una moto espectacular… a la que sólo le puedes sacar todo su potencial en un circuito, a no ser que quieras arriesgarte a ir a la cárcel. Y seamos sinceros, si la vas a usar en circuito, entonces mejor ir a por su hermana carenada. En la vía pública es una moto que va sobrada por todas partes y eso en el fondo me genera una sensación agridulce, porque da la sensación de ir todo el rato con el freno de mano echado. Sin duda es un modelo muy coherente que satisfará las necesidades concretas de un cierto perfil de pilotos.

Equipamiento: Casco HJC, Mono Macna

SUSCRIBETE GRATIS a Motosan.es en la campanita y DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios

Powered by:
BOX KAWASAKI
BOX IMPORMOTOR
BOX GALFER
BOX BRIDGESTONE
BOX KOMOBI
BOX HJC