Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

PRUEBA | Triumph Tiger 1200 Rally Pro, máquina de sensaciones

17 Ene. 23 | 16:00
Foto: Toni Guerrero

La Tiger 1200 será el arma con la que Triumph dará pelea en el segmento trail de alta cilindrada, y para ello se actualizó en motor, chasis, diseño y tecnología

Foto: Toni Guerrero

No es nada nuevo que las maxitrail se han puesto de moda durante los últimos años y la industria del motociclismo ha apostado con fuerza en los productos de este segmento. Se trata de motocicletas que tienen la misión de cumplir con diversos propósitos, ya sea en las calles de la ciudad, la carretera o fuera de ella, pero con estándares superiores en comodidad, tecnología, eficacia y funcionalidad.

Ante este panorama, los británicos de Triumph han renovado completamente el buque insignia del segmento, la Tiger 1200, que llega con cinco versiones: GT, GT Pro, GT Explorer, Rally Pro y Rally Explorer. Mientras que los modelos Pro vienen con depósito de combustible de 20 litros, los Explorer son de 30 litros, que ofrecen autonomía de hasta 600 kilómetros para llegar más lejos en tus aventuras, ya sea en carretera o en off-road.

Tiger rediseñada

La nueva Tiger 1200 presenta cambios significativos en chasis, motor y materiales que se traducen en un diseño vanguardista y compacto, y prestaciones superiores que las de las entregas anteriores, que de por sí ya brillaban por su tecnología y capacidades.

Foto: Toni Guerrero

La idea de los ingenieros de Hinckley fue crear la motocicleta de aventura definitiva que reflejara los avances en 30 años de historia del modelo. Los cambios en la parte ciclo hacen una moto muy ágil; con respecto a la versión anterior, la nueva Tiger 1200 es 25 kilos más ligera, gracias al bastidor multitubular de acero, el subchasis atornillado y el depósito de aluminio, y el nuevo basculante Tri-Link.

El nuevo y potente motor tricilíndrico T-Plane de 1,160 cc evoluciona para ser 9 CV más potente que antes y alcanzar 150 CV a 9,000 rpm, y 8 Nm más de par, 130 Nm a 7,000 rpm, lo que significa un empuje brutal de la moto desde las bajas vueltas. El silenciador es nuevo, más pequeño y ligero, y la transmisión final, por una flecha cardán libre de mantenimiento en lugar de la anterior por cadena. En conjunto, estas mejoras nos ofrecen una conducción más cautivadora y emocionante, y una nueva ergonomía que la convierten en una moto de aventura excepcionalmente cómoda. Después de todo, el segmento de las maxitrail es exigente y sus clientes buscan altos niveles de confort y capacidad para rodar en cualquier camino. Por eso, Triumph ha apostado por elevan el listón en todos los renglones de la motocicleta en busca de generar un verdadero revuelo en el segmento.

Foto: Toni Guerrero

Parte ciclo

El equipo de Triumph también ha puesto atención a todos los detalles. Para muestra, la suspensión electrónica semiactiva, que ahora está firmada por Showa y permite ajustes en precarga del monoamortiguador trasero, dependiendo de la carga si el piloto viaja solo, con acompañante o con maletas llenas. La horquilla mide 47 mm de diámetro y recorrido adaptado a los modelos: los GT, orientados al asfalto, tienen 200 mm, y los Rally, más capaces para el off-road, 220 mm. También cambian las ruedas, que son de 19 y 18 pulgadas en las versiones asfálticas, y de 21 y 18 pulgadas en las Rally.

De serie, las bombas de freno son de la marca alemana Magura y los frenos de disco, de 320 mm al frente y 282 mm atrás, son mordidos por pinzas Brembo Stylema con ABS optimizado para curvas.

Foto: Toni Guerrero

Sensaciones

La Tiger 1200 Rally Pro transmite potencia y se siente como una moto alegre todo el tiempo. Por el empuje desde bajas revoluciones brinda sensaciones como las de un motor de dos cilindros y no de tres, y en medios la moto es muy capaz para rebasar y al atacar curvas cerradas. La transmisión de seis velocidades viene equipada con el Triumph Shift Assist, un sistema electrónico que genera buenas sensaciones al tacto y convierte a la Tiger 1200 en una máquina más deportiva y dinámica que puede atacar las curvas con bastante potencia a altas revoluciones.

El parabrisas deja de ser eléctrico y se convierte en manual con el objetivo de ahorrar peso; el sistema anterior en realidad no se extraña, porque con una sola mano y en marcha la pantalla se ajusta en altura con facilidad. La aerodinámica de la moto es muy buena, no sólo porque brinda esa sensación a altas velocidades, sino porque está ingeniada para disipar el calor del motor y alejarlo del piloto, lo que aporta en gran medida una mejor comodidad en marcha.

Foto: Toni Guerrero

La nueva configuración del chasis, con el motor anclado en su parte superior, adelantado y más bajo, centraliza las masas y genera mayor aplomo; por ello, la moto es perfectamente controlable y se siente más compacta de lo que aparenta cuando se inclina en los giros, incluso en off-road. El escape, contenido, contribuye a la sensación de ligereza del conjunto. Al entrar y salir en el paso por curva, la moto cumple con las exigencias de los pilotos más agresivos y se siente muy estable, en gran parte por la contundencia de los frenos, lo que provoca una sensación de conducción deportiva.

En cualquier superficie, la Tiger 1200 Rally Pro es una moto aplomada, predictiva, intuitiva y de fácil control, aunque hay que tener cuidado al darle gas a bajas velocidades para que el torque no te sorprenda. En marcha, el sonido de la Tiger 1200 es ronco, agradable y único, ya que en todo el arco de potencia el tricilíndrico genera un chillido sensacional, testigo de la enérgica respuesta y empuje.

Ergonomía

La posición de conducción, como demandan las motos del segmento, es erguida y cómoda, pensada en el recorrido de distancias largas. Me llamó la atención la forma del depósito, que es bastante estrecho, y del manillar, más ancho que en la mayoría de las trail. Estas características incrementan la sensación de seguridad, lo que se agradece sobre todo en el manejo en tierra. El asiento es regulable en altura: comienza en 875 mm en las versiones Rally y 850 en las GT, y puede subir hasta 895 mm y 870 mm, respectivamente. Esto hace que la Tiger 1200 sea cómoda para un público más amplio, ya que las trail pueden ser intimidantes para muchos por la elevación de los asientos.

Foto: Toni Guerrero

Tecnología

El nuevo panel de instrumentos con pantalla TFT de 7 pulgadas permite un fácil control de los niveles de intervención del paquete electrónico, como el ABS y el control de tracción, y la selección de los modos de conducción, que pueden ser seis: Rain, Road, Sport y el configurable Rider, en las GT; Off-Road, que se añade en las GT Pro y GT Explorer, que desconecta el ABS de la rueda trasera y limita la potencia, y Off-Road Pro, exclusivo de las Rally, el cual desactiva los frenos antibloqueo en ambos trenes y libera la potencia, algo que encantará a los pilotos más experimentados.

Los primeros tres modos entregan potencia diferenciada: 100 cv en Rain, 125 en Road y 150 en Sport. En este último la respuesta del acelerador es un tanto brusca y estridente, así que habrá que tener cuidado en las salidas porque la entrega de potencia no es progresiva, sino explosiva. Otra adición importante es el radar de proximidad, desarrollado con la alemana Continental, que avisa sobre la presencia de vehículos en la parte posterior de la moto. Las versiones GT Explorer y Rally Explorer añaden radar de ángulo muerto y asistente de cambio de carril.

Foto: Toni Guerrero

Esta Triumph Tiger 1200 Rally Pro, que pesa sólo 249 kilos en orden de marcha, lo que hace evidente su buena repartición de masas y la convierte en una motocicleta dinámica, divertida, ligera, explosiva y tecnológicamente avanzada. El manillar en esta moto es más alto, por lo que la posición de conducción es más endurera y de ataque, lo que reduce el cansancio, sobre todo en los demandantes paseos off-road.

En cualquier caso, la Tiger te hará sonreír al abrir gas y al tomar las curvas, por su buen aplomo en todo momento. Definitivamente no se trata de la mejor opción para primera moto, pero sí para un conductor con cierta experiencia, ya que las numerosas ayudas electrónicas pueden llevarte a ser el mejor piloto de maxitrail de tu grupo.

Equipamiento: Casco Nexx, Chaqueta Rainers, Pantalón Rainers, Guantes Rainers, Botas Dainese.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!