Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

PRUEBA | Triumph Tiger 660 Sport, la moto a batir

26 Sep. 22 | 16:00
Foto: Toni Guerrero

Triumph se mete de cabeza en la batalla por el segmento Trail de media cilindrada con un producto, que tiene la misma base de su hermana Trident, pero con un enfoque completamente diferente, orientado a un público que busca una moto con versatilidad de uso y máximo confort.

Foto: Toni Guerrero

La nueva Triumph Tiger 660 Sport ha apostado por un equipamiento muy bueno de base, pero algo contenido, ganando una posición privilegiada en esta relación equipamiento/precio. Dotada con una buena ración de tecnología, la Tiger 660 Sport equipa iluminación full led con intermitentes autocancelables de serie y un display híbrido con una pantalla TFT a todo color en la que tenemos diferente información a través del ordenador de abordo y una segunda pantalla superior en LCD con el tacómetro, velocidad, marcha engranada y depósito de combustible.

Entre sus accesorios opcionales, podemos encontrar maletas laterales con 57 litros de capacidad entre las dos, 27.5 para la maleta izquierda y 29.5 para la derecha, en las que cabe un casco integral sin problema, un top case de 49 litros en el que caben incluso dos cascos, puños calefactables, cambio semiautomático, conectividad avanzada My Triumph, control de la presión de los neumáticos y muchos otros accesorios para personalizar tu Tiger y dotarla de todo lo necesario.

Foto: Toni Guerrero

A pesar de ser la pequeña de la gama, esta Tiger 660 Sport goza de un título impresionante, «la más potente de su categoría» que esto no es cualquier cosa. No solo está a la altura en términos de prestaciones, sino que es capaz de batirse en bajos con todas sus competidoras que montan motores bicilíndricos, motores que a priori deberían ser capaces de superar la patada inicial de esta Tiger Sport, pero que se ven eclipsados por el impresionante rendimiento de este tricilindrico de Triumph, ya que no solo es capaz de ofrecer el 90% de su par desde las 3.000 vueltas de forma incansable hasta el corte, en las comparaciones que hemos podido hacer, se sitúa por encima en todo el rango de revoluciones y ofrece una elasticidad a la que esos bicilíndricos no son capaces de llegar.

Por lo tanto, estamos ante un motor tricilindrico de 660c.c, adaptado a la euro5, limitable para el carnet A2, que entrega la friolera de 81cv a 10.250 rpm y un par de 64 Nm a 6.250 Rpm, con embrague antirebote y un consumo mixto oficial de 4.5 L/100Km.

En un mercado tan competitivo como lo es el de las Trail Asfálticas o Sport Turismo de media cilindrada, que una moto recién aterrizada en el segmento sea capaz de batir a todas sus competidoras y asentarse en el mercado ofreciendo, además, un precio intermedio, es realmente impresionante y de digno de aplauso.

Foto: Toni Guerrero

En el apartado ergonómico y a pesar de compartir “cosas” de la Trident, tiene diferencias que cambian por completo el aspecto ergonómico y comportamiento de la moto, su chasis es idéntico al de la Trident, pero monta un subchasis más largo y reforzado, por lo que no se siente compacta, esto permite alojar un asiento con dimensiones mayores donde podemos cambiar el lugar en el que nos posicionamos para optar por una configuración de ataque diferente a sus mandos, no solo dependiendo de las condiciones que busquemos, también a adaptar esa posición de conducción dependiendo de la altura del piloto. Triumph también ha pensado en ellos, donde inicialmente se sitúa a 835mm, pero que podemos reducir con un asiento bajo, que reduce 25mm adicionales la altura total al suelo.

Por otro lado, el basculante es 17mm más largo en esta Tiger 660 Sport , por lo que ofrece un aplomo y estabilidad mayor a velocidades más altas y un comportamiento más solido en curvas rápidas, aun así, no ha perdido ese atractivo en las curvas más cerradas y se mantiene muy estable y precisa en todo tipo de condiciones. En este aspecto juegan un papel fundamental las suspensiones firmadas por Showa, una horquilla de 41 mm de diámetro delante y un monoamortiguador detrás.

Ambas ofrecen un amplio recorrido de 150 mm y, mientras que la trasera es ajustable en precarga, no se puede jugar con los ajustes de la horquilla. Quizá podríamos echar de menos la regulación de la horquilla en la Trident si pensamos en llevarla más al límite, pero en la Tiger Sport creemos que no es necesario. No olvidemos que la moto va a un precio muy ajustado, y cualquier «extra» encarece su precio final. La horquilla se hunde un poco en las frenadas, pero nada preocupante en una moto más touring que racing. En autovía, la suspensión es confortable, y en las curvas es precisa sin ningún titubeo a mitad de la curva.

Foto: Toni Guerrero

En el sistema de frenado esta Tiger 660 Sport monta unas pinzas delanteras de 2 pistones que muerden discos de 310mm y una pinza mono pistón con disco de 255 en su parte posterior. Sobre el papel, el aparente talón de Aquiles es su bomba axial, donde no esperas grandes aspiraciones, pero en este punto se nos escapa un dato importante. Y es que estamos hablando de una Triumph, una marca que siempre asombra y esconde algo en cada modelo.

Por lo que, cuando metemos ese dato en la ecuación, todo cambia. Y la realidad es que la moto frena, durante toda la prueba que hemos realizado sus frenos se han mantenido a la altura, con un tacto directo, progresivo y contundente. En ningún momento mostrando desfallecimiento, o cualquier signo de debilidad. Sinceramente creo que estamos ante la moto a batir dentro de su categoría, por todas las características que tiene y la fantástica y aplastante relación calidad / precio.

A destacar es sobre todo su motor y comportamiento, realmente sencilla de meter por donde quieras y en todo tipo de condiciones, curvas ratoneras o amplias a más velocidad, la moto es muy estable y el motor te ofrece un rango de uso bestial, está llena en todo el rango. Sales bajo de vueltas de una curva y la moto estira y el motor no desfallece en ningún momento. Si a esto le sumamos el consumo… pues tenemos un producto redondo para un uso completamente mixto y diario.

Foto: Toni Guerrero

Como resumen, diría que Triumph ha creado una moto destacable en muchos aspectos y que sabrá sacar una sonrisa a todos aquellos que se suban a sus mandos, a día de hoy, pienso que no tiene rival. Una moto que se sitúa por encima de todas sus competidoras y más cerca del siguiente escalón. Por lo tanto, estamos ante esa moto que destaca sobre todas y llama a un público que quiere grandes prestaciones sin la necesidad de acercarse a una gran cilindrada, con un precio mucho más contenido y con ese ADN de moto más grande. Contenida en volumen para un uso extremadamente amplio y a la altura de lo que la pidas en cualquier situación. Finalmente, podríamos definirla fácilmente como «la moto a batir».

Foto: Toni Guerrero

Equipamiento: Casco Shoei, Chaqueta y Pantalones Rainers, Botas Dainese

SUSCRIBETE GRATIS a Motosan.es en la campanita y DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios

BOX KOMOBI
BOX YAMAHA
ARTÍCULOS DESTACADOS