Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

BMW Urban Gs, el renacer de un mito

4 Mar. 19 | 22:00
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Pilotar una moto es la cosa más excitante que se puede hacer con la ropa puesta«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Esta vez tenemos la suerte de poder probar par vosotros la BMW Urban Gs, el último de los acabados de la línea Heritage de BMW Motorrad, con la base de la ya mítica NineT.

Os he de reconocer que esta tenía muchas ganas de probarla personalmente, ya que es un tipo de moto que siempre me ha encantado, siendo muy sencilla, es sin duda de las más espectaculares de BMW.
En cuanto la miras te viene a la memoria la R 80 G/S, moto muy recordada y codiciada a día de hoy, con aquella moto cosecharon los bávaros muchos éxitos en la competición, del conocido Paris/Dakar.

Motor Boxer de 110CV

Comparte con su hermana la Scrambler, la base, tanto motor, chasis, marcadores, con lo que contamos con un motor bóxer de cilindros opuestos, de 1.170cc y 110Cv de rendimiento que tan rentable les está resultando a sus fabricantes. Con su ya conocida refrigeración por aire y un pequeño radiador de aceite, embrague mono disco en seco, seis marchas y trasmisión por cardan, es una moto que parece voluminosa y algo pesada, pero una vez en marcha desaparecen estas sensaciones.

Suspensión telescópica

La suspensión delantera corre a cargo de una horquilla telescópica convencional sin reglajes de 125mm que es igual a la de la Scrambler, solo que lleva unos fuelles de goma para acentuar su carácter, y una trasera a cargo de un amortiguador único de tipo Paralever, este puede ajustarse tanto en su extensión y precarga.

Urban GS

El tema de la seguridad está los frenos con dos discos de 320mm en el tren delantero y un disco trasero de 265mm, ambos montan pinzas Brembo, radiales de cuatro pistones en el caso anterior y de una pinza de dos pistones detrás, además de montas el ABS que es ahora imprescindible en toda motocicleta.

El deposito, al igual que en sus hermanas, tiene un papel importante tanto estético como practico, es una moto que declara un consumo a los 100 Km de poco más de 5,5 litros, con lo que con su depósito de 17 Litros podrás recorrer unos 300 Km sin problemas.

Peso muy contenido

 

Su peso es uno de sus puntos fuertes, a diferencia de otros modelos de la marca que montan más “accesorios”, se queda en unos escuetos 220 Kg, cuando su hermana la adventure, con maletas y demás parafernalia sobrepasa los 330 Kg, esto a hace una moto muy ágil y divertida.

La moto que utilizamos en la prueba venia equipada con llantas de aleación de aluminio y neumáticos de asfalto, pero puedes pedir que la fábrica te la prepare con neumáticos mixtos y ruedas de radios cruzados, muy útil si la vas a utilizarla en pistas de tierra o te vas a decidir a sacarla un poco al campo.

Entre dos mundos

 

Debemos ser realistas, su estética pudiera dar la sensación de que es más una moto para dar saltos y andar por barro, su frontal y lo llamativo de sus horquillas, así nos lo hacen pensar, pero su parte ciclo es algo más urbana, podrás hacer incursiones en pistas pero siempre con un poco de cuidado de no superar sus límites.

 

Dócil en la urbe

 

En el tráfico urbano se mostrara dócil y muy cómoda, es baja y ayuda a las maniobras, en autovía, su protección al viento es algo escasa, pero era de esperar y no es ese su ambiente natural, es en pistas de tierra donde más a gusto se mostrará.

Es una de esas motos que a pocos les importaría tener en su garaje, si lo permiten las circunstancias, es de las que yo más he disfrutado, si queréis podéis pasar por cualquier concesionario oficial de la marca y seguro os organizan una prueba personalizada.

Sigue más prueba en motosan.es…..!Suscríbete a la campanita!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!