Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

PRUEBA. Suzuki Katana: la espada japonesa

30 Jul. 20 | 16:02
katana
Foto: Valeria Gil (Motosan)
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Cuando dedicas tu vida a algo y el sueño se hace realidad, sienta realmente bien« – NH69
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

La gente de Hamamatsu lo ha vuelto a hacer. Fiel al diseño de aquella motocicleta comercializada en el año 1981 que cautivo a muchos, esta nueva Katana sigue el corte neo-retro y provoca el mismo efecto de los amantes de los vehículos de dos ruedas de hoy en día, así como también provocará un sentimiento de cierta nostalgia en los seguidores de la marca y sobre todo en los que por aquellos años tuvieron una Katana.

En esta nueva Suzuki Katana los ingenieros han volcado sus esfuerzos en lograr un frontal muy personal, que no pierda la esencia y la imagen de antaño. Bajo mi punto de vista ese objetivo se ha logrado con creces y se ha hecho gracias al rediseño de la parte delantera.

Parte de su atractivo

La Katana cuenta con muchos elementos que resultan muy atractivos para los clientes actuales, que es la combinación tan particular de diseño de los años 80 con las formas tan características y afiladas reinterpretando a la perfección el diseño de la original aunque ya no tenga semimanillares.

Suzuki Katana
Foto: Valeria Gil (Motosan)

El faro cuadrado obtiene cierto protagonismo, siendo una de las señales de identidad del modelo. En su parte posterior contamos con ese asiento de doble altura, así como también algunos de los materiales y técnicas de construcción utilizados en ella, como por ejemplo, el chasis de aluminio de doble viga el cual contribuye de manera positiva con la pérdida de peso de todo el conjunto, solamente 215 kg, una cifra bastante razonable para una moto tan potente, y a esto debemos sumar el hecho de que el consumo de combustible ha disminuido.

Suzuki Katana
Foto: Valeria Gil (Motosan)

Más elementos interesantes

Otros de los componentes de serie con los que nos encontraremos en esta nueva versión serán un cuadro de instrumentos completamente digital, sistema de arranque fácil, control de tracción con tres modos de función, llantas de 17 pulgadas montadas sobre neumáticos Dunlop Spotmax RoadSport 2 los cuales han sido desarrollados específicamente para esta motocicleta. En la parte delantera nos encontramos una horquilla invertida de 43mm cortesía de KYB. En cuanto al sistema de frenos esta equipa doble disco de freno delantero con pinzas de freno radiales de cuatro pistones firmada por Brembo.

Suzuki Katana
Foto: Valeria Gil (Motosan)

Suzuki ha optado por un motor de 999cc para el retorno de la Katana, en concreto un cuatro cilindros prácticamente calcado de su hermana más deportiva la GSX-S 1000. (con la que comparte el 80% de las piezas), y capaz de generar unos 150 CV de potencia con un par motor de 108 Nm.

Dispone de un control de tracción (desconectable) con tres niveles de intervención con los que el piloto puede adaptar la respuesta al abrir el gas dependiendo del estilo de conducción deseado y del estado del asfalto. La gestión de los modos se visualiza a través de una pantalla LCD totalmente digital y a color con una interfaz diseñada específicamente para este modelo. También disfruta de un asistente para evitar que el motor se pare al circular a bajas revoluciones denominado «Low RPM Assist».

Suzuki Katana
Foto: Valeria Gil (Motosan)

Manos a la espada

Para poneros en contexto, esta nueva Suzuki Katana hay que tener presente que en su día la Katana original ya nos proponía 111 CV, en 1981, se dice pronto, una potencia que, junto a una aerodinámica muy cuidada en el túnel de viento, hacía que esta moto pionera, como venida del futuro, y que alzara hasta los 220 km/h para convertirse en la moto de producción más rápida de la época.

Si ya nos podemos a jugar con esta espada lo primero que notamos es que el asiento está un poco inclinado y nos hace que carguemos mayor peso con los brazos sobre el manillar. Ya en marcha notamos la parte ergonómica, es una moto que está a medio camino entre una turística y una moto deportiva.

Foto: Valeria Gil (Motosan)

Al echar a andar con ella lo primero que nos damos cuenta es que el carenado esta extremadamente bajo, y por lo tanto, nos llevamos el primer golpe de viento en cualquier velocidad.

El motor es de un carácter notablemente deportivo, a baja velocidad el tacto es bastante agradable (como en el resto de las Suzuki de los últimos años). El radio de giro es corto y el embrague de accionamiento mecánico tiene buen taco, aunque no es demasiado dosificable.

Cuando te animas y decides jugar en carretera de curvas es donde la Katana está en su verdadero escenario. Es un motor capaz de ofrecer una buena sensación de empuje a bajas revoluciones incluso circulando en marchas largas, una contundencia que está presente en todo el régimen de revoluciones y que brilla especialmente cuando ascendemos por encima de las 7.000 revoluciones mientras el motor se vuelve chillón, con un grito agudo que sale desde un escape bajo y te recorre el escalofrío del silbido de la espada.

Foto: Valeria Gil (Motosan)

Fuera de este entorno de curvas, nos encontramos con la cara más sugerente de esta Katana, un motor afilado y contundente, que nos hará estar rápidamente muy por encima de los límites legales, sin duda, una moto rápida y con una gran capacidad de aceleración.

El equipo de frenado no tiene nada que decir, tanto las pinzas Brembo como la sencilla pinza Nissin trasera y las suspensiones, presentan con un gran equilibrio entre deportividad y confort. El tren delantero se muestra firme pero que inicialmente es algo impreciso y comunicativo de lo deseable, quizás con las vueltas en la precarga se solucione.

Si le tenemos que poner algún punto negativo a esta Katana es en la parte del depósito de combustible. Tiene una capacidad de sólo 12 litros, algo escaso para hoy en día, pero es el precio que tenemos que pagar por contar con un diseño tan marcado.

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES ?, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA ?? ¡Es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!