Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Prueba Indian FTR 1200 S Race Réplica

29 Dic. 19 | 16:00
FOTO: JESUS.ZS
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«¿Y si no lo hubiera intentado?« VR46
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

00Indian nos presenta su nueva propuesta en el sector de las naked-cruiser, una bicilíndrica deportiva inspirada en la FTR 750 ganadora de las míticas carreras americanas de Flat-Track. Cargada de electrónica y con un motor extremadamente poderoso, la FTR 1200 S Race Réplica se desmarca del resto de sus competidoras.

Sólo el legendario fabricante Indian, bajo la tutela de Polaris, es capaz de adentrarse en el sector de las naked-cruiser y cautivarnos desde el primer momento. Sus principales competidores como Harley-Davidson, Buell o Yamaha lo intentaron con varios modelos, pero todos quedaron en un vago recuerdo que solo los entusiastas conocerán. Sin embargo, la Indian FTR 1200 se presenta como una de las principales candidatas a liderar el sector y una moto a ser tenida en cuenta, sobre todo, para aquellos amantes de los motores bicilíndricos de gran potencia.

Aunque fue presentada oficialmente en el salón Intermot de Colonia del pasado año, no llego hasta comienzos de verano a los concesionarios españoles, haciendo alarde de una fusión perfecta entre los estilos custom y sport. Y es que, este modelo, se inspira en la Scout FTR 750, la moto ganadora de los campeonatos americanos de Flat-Track. Aunque evidentemente existen grandes diferencias, Indian ha seguido la misma filosofía en el diseño, compartiendo imagen, arquitectura de chasis y la configuración bicilíndrica del motor.

INDIAN FTR 1200 S RACE REPLICA
FOTO: JESUS.ZS

Características del modelo

La Indian FTR 1200 está disponible en cuatro versiones: estándar, la versión disponible para el A2 (ambas por 14.690 €), el modelo S (15.990 €) y S Race Réplica (17.290 €) que es con la que realizaremos esta prueba y que nos han cedido nuestros amigos de Box 77 motos de Córdoba.

El modelo S Race Réplica se desmarca del resto al incorporar un equipamiento superior que, aunque su precio se sitúa 2.900€ por encima del modelo estándar, por supuesto que vale la pena pagarlo: doble escape Akrapovic, pintura de alta calidad, módulo inercial IMU Bosch, ABS Bosch, control de tracción, control de estabilidad, antiwheelie, triple moto de conducción (lluvia, standard y sport) instrumentación táctil LCD a color de 4.3” con conectividad Bluetooth y suspensión multirregulable Sachs (horquilla invertida 43 mm con botellas doradas y monoamortiguador desplazado con botella de gas separada, sólo precarga/extensión en la básica). Como podemos ver, una gran cantidad de extras que, sin duda, harán que podamos exprimir al límite esta FTR.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Triumph Speed Twin: Esencia minimalista

El resto de características son comunes para las cuatro versiones, destacando acelerador electrónico, control de velocidad, iluminación full-LED, manillar de aluminio ProTaper, toma de corriente USB, embrague asistido antirrebote y sistema de frenado Brembo.

INDIAN FTR 1200 S RACE REPLICA
FOTO: JESUS.ZS

En cuanto al motor, el punto de partida fue el de la Indian Scout 1.133cc, pero con importantes modificaciones: una reducción de peso de 18 kg y un nuevo cigüeñal con el que se pretende ganar respuesta a la vez que reducir las inercias. El resultado es un motor bicilíndrico en V a 60º, DOHC 8 válvulas, 1.203 cc, cambio de 6 velocidades, 123 CV a 8.250 rpm, 120 Nm a 6.000 rpm, inyección electrónica Mikuni con corte a 9.500 rpm.

Con el fin de bajar el centro de gravedad de la moto, el depósito de 13L de capacidad se encuentra bajo el asiento, logrando, de esta forma, hacer hueco para colocar los cuerpos de inyección y el airbox en el falso depósito. Una solución compartida por los principales fabricantes en sus modelos actuales.

Una de las particularidades de este modelo es que monta unos neumáticos específicos Dunlop DT3r radiales con dibujo Flat-Track en sus llantas de aluminio de 19 y 18 pulgadas respectivamente. Aunque se trate de unos neumáticos “a medida”, el coste del juego no es para nada excesivo ya que podemos adquirirlos por aproximadamente 300€. En cuanto al bastidor, sigue la línea de competición de Indian y su diseño se basa en el modelo de acero multitubular que monta la FTR 750, pero con la salvedad de incorporar un subchasis de aluminio y portamatrículas «flotante”. El escape es una unidad 2-1-2 con los silenciadores por el lateral derecho que, en el caso del modelo S Race Replica, son del fabricante Akrapovic. De estos, emana un sonido bronco que no hace más que acentuar, aún más si cabe, la estética de muscle-bike a la que nos tiene acostumbrado el fabricante norteamericano.

Una Flat-Track urbana

La inspiración Flat-Track se hace notar en cada uno de sus detalles: distancia asiento-suelo bastante alta (840mm), manillar alto, estriberas dentadas anchas y carrocería estrecha. Todas estas peculiaridades hacen que la postura de conducción sea un tanto extraña al sentirte muy encima de la moto y con el cuerpo más expuesto que con cualquier otra moto del mismo sector. Al principio se hace raro la altura a la que se sitúa el falso depósito, pero he de decir que, la moto, en general es extremadamente cómoda y ergonómica.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Triumph Speed Twin: Esencia minimalista
INDIAN FTR 1200 S RACE REPLICA
FOTO: JESUS.ZS

En cuanto la arrancamos podemos comprobar que no se trata de una moto más. Su motor V-Twin es el culpable de la personalidad de esta moto, un propulsor enérgico, contundente y seco, que hace que no haya palabras para describir la aceleración que es capaz de generar. Haciendo una breve comparación, la Ducati panigale V2 ´20 genera 104 Nm mientras que la FTR genera 120Nm, aunque tampoco hace falta subirla mucho de vueltas ya que en sus medios encontramos su fortaleza real. Superar las 8.000rpm solo conlleva mayores vibraciones y poco más.

La FTR 1200 S Race Réplica cuenta con 3 modos de conducción los cuales se caracterizan con un funcionamiento más o menos intrusivo del ABS y del control de tracción, además de un carácter más tranquilo o salvaje del motor. El TC en modo lluvia corta pronto y algo tosco en bajas revoluciones. Me gusta y me disgusta a partes iguales, por un lado es cierto que el motor entrega la potencia de forma más progresiva, pero por otra parte la vibración en algunos rangos de revoluciones hace su conducción no resulte especialmente agradable. El modo standard es el más lógico para usar si queremos ir “tranquilos”, pero lo cierto es que sólo tienes que abrir gas decididamente para que se eleve la rueda delantera y si ya decidimos poner el TC en modo sport encontraremos una moto completamente nueva y tendrás que tener los niveles de adrenalina a tope, ser un experto o simplemente no estar cuerdo si es que pretendes abrir el gas a tope. Simplemente brutal la experiencia. En este caso no vamos a hablar de consumos ya que, personalmente, lo considero de mal gusto. Hay que tener en cuenta de que estamos ante una 1200 bicilíndrica, por lo que si el consumo es una prioridad en tu elección, mejor contempla otras opciones.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Triumph Speed Twin: Esencia minimalista

Otro punto a favor, es el control de velocidad que nos ayuda a descansar la muñeca derecha en tramos rectos. Personalmente, lo veo algo prescindible aunque depende del uso que le vayas a dar. Si es cierto que nos servirá de ayuda en el caso de navegar por el menú de la instrumentación, que puede hacerse desde la misma piña izquierda de la moto o de forma táctil.

La armonía entre su potente motor y el chasis multitubular hace que la FTR goce de una manejabilidad envidiable. Lo cierto es que cuesta creer que esta moto pese 235kg. Otro aspecto a tener en cuenta son las suspensiones regulables que monta el modelo, pudiendo ajustar tanto la horquilla como el amortiguador al gusto del conductor.

INDIAN FTR 1200 S RACE REPLICA
FOTO: JESUS.ZS

Si nos adentramos en carreteras rápidas y con curvas, la FTR muestra su esencia deportiva. La gran frenada que presenta la bomba radial Brembo se hace necesaria para contener su potente motor v-twin. La aceleración en rectas se muestra contundente y agresiva, pero no todo queda ahí, en conjunto con el chasis y los neumáticos hacen que puedas llegar a un grado de inclinación inimaginable tratándose de una moto en esencia de Flat-Track. Veloz y ágil en los cambios de dirección aunque habrá que tratarla son mimo y tacto, pues la entrega de potencia en modo sport es de tal nivel que sientes como el neumático trasero se retuerce.

Conclusiones finales y opinión de la Indian FTR 1200 S Race Réplica

La Indian FTR 1200 S Race Réplica es la definición de muscle-bike. Una moto extremadamente potente, con personalidad, diferente y que no pasa desapercibida. Componentes de altísima calidad y unas prestaciones mecánicas y electrónicas que hacen que te encuentres, quizás, entre una de las mejores motos fabricadas por Indian a lo largo de la historia.

Desde aquí, agradecer a nuestros amigos del concesionario «Box 77 motos» en Córdoba por darnos la oportunidad de probar esta espectacular moto y a Jesús. ZS por realizar este impresionante trabajo de fotografía y vídeo.

Más artículos de motos en Motosan.es …   ? Suscríbete en la campaña, ¡Es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!