Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Prueba Kawasaki Z900 2020: la revolución tecnológica

9 Feb. 20 | 16:00
FOTO: JESUS.ZS
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«¿Y si no lo hubiera intentado?« VR46
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

La evolución de la superventa Kawasaki Z900 continúa con nuevas actualizaciones estéticas y tecnológicas, incluyendo control de tracción y modos de conducción con el fin de mejorar aún más su comportamiento.

Aunque la nueva Kawasaki Z900 2020 se presentó por primera vez en el EICMA del pasado mes de noviembre, no es hasta hoy cuando hemos podido disfrutar de esta belleza y, como ya es habitual, ha sido cedida por el concesionario oficial Kawasaki “Box77 motos” de Córdoba.

Desde su primera aparición en 2004 con el modelo Z750, la saga “Z” comenzó una larga trayectoria en la que se fue incrementando cilindrada y prestaciones a partes iguales. La japonesa se convirtió en un éxito de ventas y en el icono de las naked. En 2013 se presentó la Z800, un éxito rotundo de ventas llegando a alcanzar la cifra de 13.000 motos vendidas en Europa solo en 2018, pero no fue hasta 2017 cuando aumentaron su cilindrada para convertirse en la actual versión Z900. En total, se han vendido 32.000 unidades de la gama “Z” de Kawasaki en Europa.

Prueba Kawasaki Z900 2020
FOTO: JESUS.ZS

Aunque de aspecto se asemeje a su antecesora, las similitudes acaban ahí. La Kawasaki Z900 se ha actualizado para continuar al frente de las ventas de su sector, logrando un modelo con más y mejor equipamiento, además de cumplir con las exigencias de la normativa Euro5. Estas nuevas mejoras estéticas y tecnológicas pretenden convencer a los indecisos que consideraban que la Z900 se había quedado rezagada con respecto a sus competidoras al no incorporar ayudas electrónicas, pero Kawasaki se ha puesto las pilas con este nuevo modelo y continúa apostando por esta amplia gama que cuenta ya con hasta con seis modelos que van desde la Z125 hasta la turboalimentada ZH2.

Hay que destacar que la casa de Minato ha creado un modelo muy particular y reconocible por su corte deportivo y afilado. La evolución de este año 2020 viene marcada principalmente por su electrónica pero también la estética ha sufrido pequeñas modificaciones que no hacen más que acentuar su estilo atrevido y futurista. Las líneas más afiladas hacen que se dibuje una moto mucho más compacta desde el frontal hasta la parte trasera, además, la óptica delantera totalmente rediseñada y full LED, marca el carácter de este modelo.

Novedades y características del modelo

La Z900 es una moto clave para la marca, y por ello Kawasaki, presta especial atención a los detalles, con el único fin de que siga siendo la referente de su segmento. Para esta ocasión, y ya con la llegada de la orden Euro5, la fábrica japonesa ha logrado reducir las emisiones del modelo, modificando el catalizador y los elementos internos del sistema de escape, todo ello sin perder prestaciones y logrando, de manera sorprendente, un espectacular sonido.

El motor de este modelo proviene de la Z1000, un motor tetracilíndrico de 948 cc capaz de generar 120cv y cuyo cambio también ha sido heredado de su hermana mayor. Por otro lado, se han modificado los parámetros de inyección así como la gestión del embrague, consiguiendo una entrega de potencia suave y sin tirones al abrir y cerrar el gas.

Prueba Kawasaki Z900 2020
FOTO: JESUS.ZS

El chasis también ha sido objeto de modificaciones y aunque se mantiene su estructura tubular, el anclaje del basculante se ha reforzado logrando aumentar la sensación agilidad. Este cambio se completa con la modificación de la posición de las suspensiones, donde se mantiene una horquilla invertida regulable en precarga y rebote y un amortiguador trasero colocado horizontalmente con nuevos reglajes para adaptarse al nuevo bastidor.

El cambio más importante de esta nueva Z900 es la incorporación de las ayudas electrónicas, muy necesarias si no querían quedar por detrás de sus competidoras. La nueva Kawasaki Z900 cuenta ahora con control de tracción KTRC (Kawasaki Traction Control) y distintos modos de motor, 3 programados y uno configurable: el modo Rain, con la potencia reducida entorno al 55% (aunque dependerá de las revoluciones y la posición del acelerador) y el KTRC en el nivel 3 (máxima intervención), modo Road, donde la potencia es máxima y el control de tracción al nivel 2, el modo Sport donde la potencia es máxima y el KTRC al 1, el de menor intervención y finalmente el modo Rider, donde el usuario puede modificar a su gusto y por completo tanto la entrega de potencia como el control de tracción, llegando incluso a desconectarlo.

La selección de estos modos se pueden hacer tanto desde la piña izquierda, la pantalla TFT a todo color de 4,3” o bien desde la aplicación para móvil Rideology donde podemos acceder a toda la información de nuestra Kawasaki como el tiempo de uso, kilómetros, parciales, nivel del depósito, autonomía, gasto medio, velocidad media, máximos ángulos de inclinación o próximas revisiones entre otras muchas cosas más.

Prueba Kawasaki Z900 2020

Para para esta ocasión, nuestros amigos del concesionario oficial Kawasaki “Box77 motos” nos tenían preparada una sorpresa para probar la nueva Z900, una pequeña inmersión al circuito para comprobar de primera mano las nuevas novedades y mejoras del modelo, aunque no basaremos nuestra prueba únicamente en circuito puesto que la mayoría de los usuarios, entre los que nos incluimos, queremos una moto para rodar por cualquier tipo de vía y necesitamos saber cómo en su comportamiento en ellas.

Prueba Kawasaki Z900 2020
FOTO: JESUS.ZS

En cuanto nos subimos a ella, notamos que la postura de conducción ha permanecido invariable a través de sus últimos modelos, permite libertad absoluta para poder ir en una postura de conducción relajada o más agresiva. Al ser una moto más compacta no da la sensación de ser una moto pesada y, aunque su peso es de 210 kg, sientes desde el primer instante confianza absoluta, en parte por la altura del asiento (820 mm), su manillar ancho y largo y la posición alta de las estriberas, aunque en posturas más radicales es bastante fácil acabar apoyando el talón de la bota el escape, problema que se podía haber solucionado dejando más distancia entre el anclaje del mismo y la estribera.

En cuanto a los asientos, no podemos hablar maravillas de ellos ya que el mullido es bastante duro y menos aún si hablamos del “asiento del pasajero”, que personalmente, lo veo poco práctico, aunque de manera estética, casa a la perfección con sus líneas afiladas. Además debajo de él, se esconde un baúl de buenas dimensiones en el que guardar algo más que la documentación.

Al comenzar la marcha con la Z900 se nota enseguida que se ha suavizado el comportamiento de su motor tetracilíndrico de 948 cc, haciendo que la entrega de potencia sea increíblemente suave al tacto del acelerador independientemente del ritmo al que vayas. Incluso si vamos en marchas largas a muy pocas revoluciones, al abrir gas no se notan nada las vibraciones, sólo hay una suave entrega de potencia por parte del motor. La razón es que Kawasaki ha revisado los muelles del embrague y el sistema de inyección, y la diferencia se deja notar al instante.

En los modos Sport y Road disponemos sin restricciones de los 120 cv que nos ofrece su motor, pero el control de tracción se deja notar mucho antes en la configuración de carretera. Cuando entra en acción el KTRC rápidamente notas la ayuda electrónica que te brinda este modelo permitiendo incluso seguir dando gas mientras toda esta tecnología entra en acción. En el modo Rain la reducción de potencia muy considerable, la entrega se suaviza y el control de tracción aparece en cuanto el asfalto no es capaz de ofrecer su mejor agarre.

Al entrar al circuito de karting pensamos que iba a ser una auténtica odisea, al tratarse de un circuito estrecho, con curvas cerradas y además con unas condiciones que no eran las idóneas para la prueba (no hay más que ver las fotos), pero la Kawasaki Z900 se mostró ágil y con el aplomo que caracteriza a la gama “Z”, incluso en el modo sport. Entre curvas parece que va sola, el tren delantero te transmite toda la información que necesitas en parte por los 120mm de recorrido de su horquilla delantera, y al ser tan compacta la haces girar de lado a lado con suma facilidad. Además, la entrega de potencia se muestra contundente sobre todo a partir de las 7.700rpm que es donde alcanza su par máximo de 98,6 Nm y casi sin que te des cuenta estás al límite de las revoluciones a 9.500rpm.

La Kawasaki Z900 se muestra estable en cada una de las frenadas a pesar de incorporar unos frenos sencillos, no incorpora pinza radial de serie, pero su doble disco delantero de 266mm y el trasero de 216mm son más que suficientes para garantizar la efectividad de la frenada.

La Z900 dispone de un depósito de combustible de 17 litros de capacidad al que, en nuestra prueba en circuito, llegamos a un consumo de 14,5 km/l, lo que supone 6,9l a los 100km, pero a un ritmo normal consumo se sitúa en torno a los 5,7l/100 km de media y una autonomía de aproximadamente 250 kilómetros.

Kawasaki busca ampliar el mercado y para ello ha puesto a la venta una versión de 95cv, de aspecto idéntico a su hermana mayor, para que pueda ser limitada para el carnet A2 y ser la primera moto de muchos principiantes. De esta manera, la potencia máxima se vería reducida a 35kW(48cv) a 7.900rpm, con un par motor de 77 Nm a tan sólo 3.300rpm y pudiéndose deslimitar a los dos años del carnet ampliando su potencia hasta los 70kW (95cv) a 8.000rpm con un par de 91,2 Nm a 6.500rpm.

Prueba Kawasaki Z900 2020
FOTO: JESUS.ZS

Conclusiones finales

Aunque tenemos que reconocer que hemos quedado encantados con la Kawasaki Z900 2020, si que hemos encontrado algunas pequeñas pegas que restan encanto al conjunto, aunque para nada preocupantes. Lo primero, y como ocurren en todas las naked del mercado, es la poca protección aerodinámica que ofrece, pero nada que una pequeña cúpula prolongada no pueda solucionar. Otro aspecto que se podría haber mejorado es la terminación de los colectores, podría ser el foco de atención, pero para ello es necesario mejorar bastante su aspecto. Aunque en general, la Z900 sigue siendo una moto equilibrada y con una relación calidad precio imbatible. Ahora aún más, si tenemos en cuenta toda la ayuda electrónica que incorpora, hablando de un modelo que parte desde 9.699€ y 300€ menos para el caso de la versión del A2.

Si incluso su versión anterior ya era una moto capaz de hacer disfrutar a cualquier tipo de público, ahora aún más fina y agradable, la Z900 se muestra como una moto de dos caras, fácil y ágil para el uso diario pero atrevida y radical para cuando demandamos esa potencia extra en modo sport. Un modelo a tener en cuenta para pilotos experimentados o como primera moto gracias a su versión A2. Sabiendo que ha llegado a ser una superventas sin contar con las ayudas electrónicas que sus competidoras ya integraban, es solo cuestión de tiempo ver que otros récords de ventas consigue esta moto.

Una vez más solo hay palabras de agradecimiento para el equipo de Box77 motos en Córdoba por dejarnos probar una de sus motos y por el trato que recibimos, a Jesús.ZS por este impresionante trabajo de fotografía, vídeo y edición y a todas las personas involucradas de manera indirecta en este proyecto. Gracias a todos ellos por su aportación.

Más artículos de motos en Motosan.esSuscríbete en la campana, ¡Es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!