Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Colin Edwards, el espejo en el que se mira Jonathan Rea

23 Mar. 19 | 17:00
Foto: MCN News

Recordamos qué ocurrió la última vez que un piloto ganó las seis primeras carreras de la temporada en Superbikes. Fue Troy Bayliss en 2002, aunque el campeón de aquel año acabó siendo Colin Edwards.

Tras las seis victorias consecutivas que ha logrado Álvaro Bautista en su aterrizaje en Superbikes, con una media de 8 segundos de ventaja sobre el segundo -en todas las carreras, Jonathan Rea-, son muchas las voces que sugieren que el campeonato está acabado. Lo consideran por la facilidad con la que Bautista ha sellado sus triunfos y por la aparente superioridad de su Ducati Panigale, que tenía 9 kilómetros más de velocidad punta en la recta de Tailandia.

Actualmente, 26 son los puntos que separan al español del norirlandés. Es decir, una carrera. La regularidad e infalibilidad del vigente campeón es lo único que ha evitado que la distancia a favor de Bautista sea ya insalvable. Restan aún 11 fines de semanas de carreras y, aunque ahora todo pinta a ‘rojo’ de Bautista, lo cierto es que, igual que Tailandia ha favorecido a la velocidad de la Ducati, llegarán circuitos, como Jerez, Donington Park o Laguna Seca, en los que el chasis de la Kawasaki, teóricamente superior, haga mella. Y eso Rea lo debe aprovechar.

TE INTERESA VER:
Andrea Iannone: "No estoy aquí porque no tenga nada que hacer, me estoy jugando la vida"
Bautista y Rea, rodando juntos en Tailandia. Foto: SBK

Los más aficionados al Mundial de las motos derivadas de serie recuerdan ahora la última vez que un piloto arrancó con tanta fuerza una temporada. La última vez que alguien ganó las seis primeras carreras del año. Algo que Márquez hizo en MotoGP en 2014 -se llevó las diez primeras victorias- y que Michael Schumacher rozó en Fórmula 1 en 2004 -ganó las cinco primeras-, pero, ¿y en Superbikes? Y no, no fue Jonathan Rea. El campeonísimo logró las cinco primeras victorias de 2017, pero fue batido a la sexta por Chaz Davies en Aragón.

El último -y único en la historia de SBK- piloto en ganar las seis primeras carreras de una misma temporada fue el australiano Troy Bayliss, en 2002. También pilotaba una Ducati y venía de haber ganado su primer Mundial el año anterior, con lo que su dinámica ganadora estaba por las nubes. Y Bayliss arrancó como un tiro 2002, ganando las dos carreras en Valencia, Phillip Island y Kyalami. Ya por entonces tenía una ventaja de 45 puntos sobre el estadounidense Colin Edwards, que había sido campeón en el 2000 y su mayor rival en 2001.

TE INTERESA VER:
Nava descarta la retirada de Bautista: "Le gusta demostrar a la gente que todavía puede ser fuerte y competitivo"

La racha del australiano no se quedó ahí, y siguió ganando, llevándose 14 de las 17 primeras victorias del curso y acumulando una ventaja de 58 puntos sobre Edwards en verano, cuando llegó el cambio de tendencia en el trancurso del Mundial. Bayliss  no ganaba las carreras con la sublime facilidad con la que lo está haciendo ahora Bautista, pero su racha parecía igual de imparable. Nadie podía evitar el triunfo del aussie, una segunda corona de Superbikes el año antes de saltar a MotoGP en el estreno de Ducati en la categoría reina.

Bayliss, durante la temporada 2002. Foto: SBK

Pero igual que ahora Kawasaki y Rea suspiran por un punto de inflexión, éste llegó para Edwards el 14 de julio, cuando inició en Laguna Seca una racha de nueve victorias seguidas -las nueve carreras restantes- que le hicieron llevarse el título. En casi todas esas carreras, Bayliss acabó segundo, pero una fatídica caída en Assen, en la penúltima cita del calendario, hizo que los dos contendientes llegaran a Imola, la última doble carrera del año, dependiendo de ellos mismos, con un punto de ventaja para Edwards.

TE INTERESA VER:
¿Qué será de David Salvador este año?

El 29 de septiembre de 2002 se disputaron en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari las dos mangas más famosas de la historia del Mundial de Superbikes. El que ganara, se llevaba el título. Y pese a que Bayliss jugaba en casa -era piloto de Ducati y miles de tiffosi llenaban las gradas del circuito italiano-, Edwards se impuso en las dos carreras y se llevó su segundo campeonato de Superbikes, justo antes de dar el salto, junto a Bayliss, al Mundial de MotoGP. Colin nunca regresaría a SBK, algo que sí hizo Bayliss, que volvería a ser campeón en 2006 y 2008, convirtiéndose en uno de los mejores pilotos de la historia del campeonato.

TE INTERESA VER:
¿Qué será de David Salvador este año?

Es sólo un dato. Es sólo una estadística. Pero es un clavo al que Rea se puede agarrar para creer en que, aunque parece todo decantado, una temporada de Superbikes es muy larga y puede dar muchos giros. Edwards estaba tan resignado como el norirlandés a estas alturas del año y acabó levantado la corona.

Han pasado 17 años y la historia vuelve a repetirse: un piloto de Ducati que parece invencible y un rival que se resiste a la rendición. De la histórica rivalidad entre Bayliss y Edwards al duelo Bautista-Rea. ¿Volveremos a ver un final de tintes épicos como el de aquella tarde soleada en Imola? Únicamente el tiempo lo dirá.

TE INTERESA VER:
Nava descarta la retirada de Bautista: "Le gusta demostrar a la gente que todavía puede ser fuerte y competitivo"