Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Entrevista a Marc Luna: “En Supersport 300 partes con el punto de no poder fallar en la Superpole”

12 Jun. 19 | 20:00
Marc Luna SBK Supersport 300 CIV GP Project Team CM Racing
Foto: Fabiola Real

Marc Luna (12 de diciembre del 1999, Barcelona) es un piloto que actualmente disputa el mundial de Supersport 300 con el GP Project Team y también corre el CIV (Campeonato Italiano de Velocidad) en la categoría de 300 con el CM Racing. Anteriormente, a su vez, participó en el campeonato europeo de Moto2 en el FIM CEV Repsol, además del RFME CEV.

Su trayectoria en Italia está siendo más que buena, sumando en total una victoria y cinco podios durante las dos temporadas que lleva allí. En el mundial, su mejor resultado ha sido el decimocuarto puesto conseguido en Assen el año pasado, pero el piloto catalán es toda una promesa a los mandos de una Kawasaki Ninja 400 demostrando tener buen ritmo en la mayoría de citas tanto mundialistas como en suelo italiano.

Marc Luna SBK Supersport 300 CIV GP Project Team CM Racing
Foto: GP Project Team
Pregunta. ¿Se esperaba correr toda la temporada del mundial de Supersport 300?

Respuesta. No lo sabía. Iba a correr seguramente las dos primeras citas (Aragón y Assen) porque eso sí lo sabía casi desde pretemporada, sustituyendo a Paolo Giacomini que se hizo daño. No sabía que iba a terminar, yo me esperaba que si lo hacía muy bien podía tener una oportunidad. No sabía si en este equipo o en otro, pero mi prioridad no era acabar la temporada sino que estaba concentrado en Aragón y después repetir el resultado en Jerez.

P. ¿Cómo fue pasar de competir en España a Italia? ¿Hay algo que cambie mucho aparte de los circuitos?

R. El paddock allí es más casero. Todo el paddock está lleno y la gente en carpas. Se respira mucho más ambiente que en el ESBK, por ejemplo, que la gente es muy profesional pero después termina siendo lo mismo. El ambiente en el CIV es mucho más agradable, pero es todo muy parecido.

P. ¿Por qué decidió correr allí?

R. Por la oportunidad que tuve. Estuve corriendo medio año en Moto2 en el FIM CEV Repsol y lo tuve que dejar por un sponsor. El mismo técnico que tenía allí estaba colaborando con el equipo con el que corro en Italia y al final de temporada me dijo que me fuera para allá con ellos. Además hice una carrera del campeonato de España en Jerez con el MS Racing y la ganamos, entonces vieron el resultado que hice y quisieron que me fuera con ellos.

TE INTERESA VER:
Bautista contento con los test en Cremona: "Hemos recuperado el 'feeling' con la moto"
Marc Luna SBK Supersport 300 CIV GP Project Team CM Racing
Foto: Fabiola Real
P. ¿Le gusta más correr en España o allí en Italia?

R. Al principio en las primeras carreras con gente que no conoces, que no hablas el idioma… Me esperaba hablar en inglés pero allí se habla inglés incluso menos que en España. Era todo nuevo e iba un poco perdido al principio, y por dentro yo quería volver a España, pero ahora poco a poco le he ido pillando el gusto y ya voy donde me traten mejor. En el CIV estoy muy a gusto, tanto con el equipo como con la gente del paddock y la federación y la realización.

P. Su primera carrera de este año ha sido la del CIV en Misano. ¿Cómo es la pretemporada allí? ¿Tenéis test oficiales?

R. No, allí no hay test oficiales. Es mucho mejor entrenar en España porque los test que yo he hecho en Italia han significado ir a un circuito del campeonato y estar lleno de tanderos, y no puedes ni trabajar bien. Es un desastre.

P. Muchos pilotos corren el mundial de Supersport 300 y también el CIV. ¿Hasta qué punto le beneficia eso en conocer a sus adversarios?

R. Al final puedes estudiar lo que quieras en pista, que el problema de la categoría es que son grupos muy grandes. Es salir a carrera y estar en un grupo de como mínimo cinco pilotos y hasta casi veinte pilotos y estar constantemente luchando, sin plantear ninguna estrategia ni nada.

P. ¿Qué le parece el nuevo formato de Supersport 300? ¿Y haber corrido dos veces en Jerez?

R. Si así lo quiere la organización, así se tiene que hacer. Yo entiendo que es lo mismo para todos los pilotos, pero sinceramente no me gusta. A muchos pilotos les ha pasado en las primeras carreras estar en los libres delante, tener un problema en la clasificación, ir a la carrera de repesca y allí te quedas fuera. Entiendo que sea lo mismo para todos y que todos tengamos las mismas posibilidades, pero partes con el punto de no poder fallar en la Superpole, ya seas muy rápido o muy lento durante el fin de semana.

TE INTERESA VER:
Bautista contento con los test en Cremona: "Hemos recuperado el 'feeling' con la moto"
Marc Luna SBK Supersport 300 CIV GP Project Team CM Racing
Foto: CM Racing
P. Assen fue una cita difícil para usted, ¿a qué se debió?

R. Ya me costó el año pasado haciendo wild card, y ya este año fui un poco mejor pero no terminaba de sentirme igual con la moto que en Aragón. Allí llegué, probé la moto y me encantó. Salí y fue súper bien, pero en Assen en cambio me costó un poquito más, sobre todo en el FP2 que no podía dar más. Finalmente en el warm up lo solucionamos y conseguimos dar un paso más y estuvimos delante. El problema es lo que he dicho antes, que en carrera era un grupo de veinte pilotos, uno tuvo un problema, cortó y se cortó el grupo y estuve las vueltas restantes tirando para acabar a cinco segundos de la cabeza.

P. Las cancelaciones de Imola fueron polémicas por las distintas opiniones. ¿Qué opina?

R. Puedo entender las opiniones de los pilotos, que por ejemplo Bautista tenía un colchón de puntos y no quería correr pero en cambio Rea sí. Yo desde un punto de vista neutral habría elegido no correr. Los muros están muy cerca, las escapatorias un poco dudosas en algún punto… y más en lluvia. En la primera y segunda curva se hacían riachuelos, honestamente no era seguro correr con tanta lluvia.

P. ¿Está contento en el GP Project Team?

R. Muy contento. Es un equipo muy profesional. Lo que me impactó más fue que la cara que pusieron en Aragón en los primeros libres o en la Superpole que fui cuarto fue la misma reacción que en Assen cuando estaba el quince o el veinte. Cuando acaban los entrenos dicen: muy bien, pero tenemos que trabajar y trabajar. Lo que veo es un ambiente muy serio dentro el box. Fuera hacemos bromas y tenemos un buen ambiente. Sobre todo me parece muy profesional y muy trabajador.