Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Cómo ablandar las botas de la moto? Cuatro consejos fáciles y cotidianos

26 Feb. 19 | 22:00
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«No se es el mejor cuando se es campeón del mundo, sino cuando se lucha por una cosa« AN12+1.
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

No suele ser un problema grave pero a veces resulta muy molesto. Cuando nos compramos un nuevo par de botas, éstas suelen ser muy duras y nos incomodan al ir en moto, por lo que aquí te presentamos unos prácticos consejos para facilitar el ablandamiento de las botas y hacer mucho más cómoda la sensación sobre la moto.

Las botas son uno de los equipamientos esenciales de todo motero y son las que suelen dañarse con mayor rapidez, ya que soportan nuestros pies sobre la moto y además llevan la carga y el desgaste de los cambios de marcha.

Es por ello que es importante que éstas se adapten de la mejor forma a nuestros pies, a fin de evitar esas molestas y dolorosas ampollas que luego no nos dejan caminar con facilidad. Recuerda que estos consejos solo facilitarán la adaptación de tus pies a las nuevas botas y es un proceso que puede parecer a veces lento.

Lo primero que debes hacer para “suavizarlas” es caminar con ellas así no andes en moto, es decir en pocas palabras, úsalas dentro de casa o cerca de donde vives, el caminar hace que el cuero se estire y termine acoplándose o adaptándose suavemente a la forma de tu pies.

Esto también podría funcionar para aquellas botas que han sido elaboradas con material sintético, ya que el caminar hace que el pie empiece a buscar acomodo dentro de la bota, por lo que termina estirándose.

Crema corporal: Una práctica solución

Otra solución es el uso de crema corporal, para no hablar de marcas existen cremas que ayudan al ablandamiento del cuero, solo tienes que agregar crema suficiente por toda la bota para que el cuero se haga más flexible.

Esto debes hacerlo antes de ir de paseo: coges la crema, la agregas en las partes que sean de piel y después te das unos paseos con ellas, esto hará que el cuero termine cediendo y se adapte mucho más rápido a la forma de los pies.

La tercera solución es un poco más compleja y lleva mucho más práctica, además este tips solo sirve para aquellas botas manufacturadas íntegramente en piel. Coges una bolsa plástica herméticas con cremallera (llamadas ziploc en algunos países) la llenas hasta la mitad con agua y la cierras poco a poco sacando todo el aire que quede adentro. Para esta práctica también puedes usar paquetes de gel para congelar en vez de la bolsa.

Luego introduce la bolsa plástica con agua dentro de la bota y la llevas hasta el congelador o freezer y déjala reposar por al menos 8 horas (toda una noche), esto hará que al congelarse la bolsa el hielo expandirá el cuero y lo hará más flexible.

Una vez pasadas las ocho horas, saca las botas del congelador y espera que el hielo vuelva a su estado líquido dentro de la bolsa para así poder retirarla de la bota. Luego pruébate de nuevo la bota y trata de sentir algún cambio, es importante que si no observas un cambio de inmediato o éste es muy poco, repite el proceso nuevamente.

El alcohol es el método más utilizado por moteros

Finalmente está la utilización de alcoholo isopropílico rociado con aerosol, práctica  también única y exclusivamente para botas de piel y muy usada por los moteros,

El paso es muy sencillo, vierte el alcohol para frotar de 70 % en una botella de aerosol y rocíalo por unos 30 segundos en la parte que deseas estirar, debes observar que la bota esté bien húmeda para que el alcohol pueda penetrar bien el cuero.

Una vez que el alcohol haya penetrado en el cuero, colócate las botas húmedas y espera que se seque todo el alcohol, ahí verás como el cuero empieza a estirarse y adaptarse a la forma de tus pies, para mejores resultados debes rociar alcohol sobre la bota hasta que veas que ya te sientes cómodo con ellas.

Más novedades de motos y equipamiento para el motorista en Motosan… ¡Dale a la campanita!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!