Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Guía para elegir botas para la moto

17 May. 20 | 22:00
Bota alpinestar
Foto: Alpinestars
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Las carreras se ganan en la ultima vuelta“ ANGEL NIETO
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Analizamos los puntos más importantes para elegir correctamente una buena bota de moto que cumpla con nuestras expectativas.

Elegir unas buenas botas moto se puede convertir en una decisión muy difícil. ¿Cómo elegir el par de botas adecuado que responda a todos nuestros criterios importantes? Frente a la amplia gama de botas que hay en el mercado, hay que pensar con sensatez y tenerlo claro. Nosotros consideramos varios puntos claves: La forma de circular, el estilo y el presupuesto. Una vez hayamos definido estos puntos, tendremos un filtro más acotado de botas a las que poder optar.

Estilo y forma de circular, dos puntos que van cogidos de la mano

Lo primero y más importante es tener claro para qué tipo de uso queremos las botas. No es lo mismo usar unas botas para ir a trabajar que para ir a un circuito. Seguramente si eres de los primeros y las vas a usar a diario, te decantes por unos botines, más prácticos y cómodos para el día a día. En cambio, si las vas a usar para rutas o circuito, buscarás unas botas más completas, con más protección y más rígidas, siempre de cara a una mayor seguridad. En este campo también entrará si las vas a necesitar para un uso con lluvia, por lo que deberás buscar unas que sean impermeables. Existen en ambos tipos (Botines o botas) con esta característica y es una característica vital en nuestra elección porque nunca sabemos las condiciones meteorológicas que nos pueden tocar.

Botines Alpinestars
Los Alpinestars Faster-2 son unos de los botines más vendidos con corte deportivo (Foto: Alpinestars)

Ahora viene el estilo. ¿Buscamos algo más informal, touring o sport? Está claro que siempre vamos a tirar por unas que a primera vista nos llamen la atención, pero eso es un error. Puede ser que esas botas que estéticamente te parecen perfecta, luego no sean cómodas o no se amolden a tu estilo. Tal vez podamos buscar un modelo híbrido, por ejemplo unas botas deportivas con membrana anti-lluvia en lugar de unas botas touring. Aquí entra el factor de ir a la tienda y probar uno y otro modelo, hasta que encontremos el que nos convenza en estilo-comodidad.

¿Y cómo consigo esa combinación?

Esto lo conseguimos viendo las características de cada modelo. En el mercado de las botas es común encontrar botas fabricadas en cuero, pero no es el único material utilizado para ello. También se pueden fabricar en microfibra, con una apariencia similar y la misma transpirabilidad. Un material muy resistente a la abrasión y que no se pudre como el cuero. Se encuentra en botas deportivas o de carretera. En cuanto al cuero bovino, es más común encontrarlo en botas vintage y demás productos donde se aprecia más la piel.

Bota Sidi
Las botas Sidi están fabricadas en microfibra y son resistentes al agua (Foto: Sidi)

Una vez aclarado este punto, decidiremos si queremos caña alta o baja, impermeables o no y el tipo de ventilación. Lo ideal es caña alta, protege más contra lesiones al estar más próxima a la rodilla, y tardará más el frió en llegar al pie. Con respecto a la impermeabilidad, buscaremos una bota de Gore-tex, Sympatex, Drytex… que garanticen que no cale la lluvia, pero que a su vez evacue los valores húmedos de la piel. De esta forma evitaremos el efecto plástico. La ventilación, por su parte, es un privilegio de las botas de corte deportivo. Los modelos “vented” a veces disponen de pequeñas tomas de aire de plástico, pero ya os podéis imaginar el resultado en el primer chaparrón. El resto de botas no suelen tener este tipo de ventilación, por lo que son más calurosas en verano.

Otro detalle importante es la flexibilidad de la bota y el sistema de apertura. Al principio cuando nos probemos la bota notaremos cierta rigidez, pero una vez que el cuero se va amoldando a nuestro pie veremos como ganamos flexibilidad y por tanto comodidad. Además, ciertos dispositivos permiten una mejor flexión del pie: los fuelles de holgura y zonas elásticas buscan favorecer el movimiento natural del pie. Optad por modelos que los llevan en la parte delantera del tobillo y a la altura del talón de aquiles. El sistema de apertura puede ser de muchos tipos, pero lo importante es buscar uno que llegue lo más bajo posible, para que sea más fácil ponerse la bota. También puede ir acompañado de una tira de velcro para ajustar el contorno de la pantorrilla y proteger la pintura de nuestra moto.

Presupuesto: no por ser más baratas son peores

En el tema de las botas es muy fácil que nos fijemos en unas botas con un precio elevado. Entra aquí el factor de definir cuál va a ser nuestro límite económico. No es lo mismo comprar unas botas de tipo sport que unas touring. Si la idea es circular una vez en semana, lo ideal es optar por un presupuesto más limitado. Pero si son para el día a día y con condiciones meteorológicas cambiantes, lo ideal es estirar un poco más el presupuesto.

Botas Shima
La marca Polaca Shima se está introduciendo en el mercado con unos precios muy competitivos (Foto: Shima)

Aún así, en estos últimos años los productos de “gama baja” han tenido una notable mejoría en calidad, por lo que es poco probable que acabemos decepcionados con la bota que elijamos. Aún así, si tenemos paciencia y los criterios claro, podemos encontrar auténticas oportunidades en rebajas, fin de existencia o ciertas ofertas por tiempo limitado. Muchas de las tiendas ofrecen casi mensualmente descuentos en ciertos productos de hasta el 60%.

Protecciones y opiniones de los clientes

Refuerzos, deslizaderas, protecciones de palanca… todos estos elementos de protección son importantes cuando nos fijemos en una bota, además de ser la razón por la que debemos elegir una u otra. La armadura de la bota se basa en los refuerzos de protección, a través de inserciones de plásticos bajo el cuero, elementos de poliuretano o una carcasa antigolpes. Hay que prestar especial atención a la zona de los maléolos, los dedos de los pies y el talón, que son las zonas que más riesgo de lesión tienen. Comprobad también que la puntera sea lo bastante fina para no perder tacto con la palanca del cambio, aunque debemos tener que la mayoría de botas incluirán un protector de palanca para garantizar una buena vida útil de la bota.

La suela de la bota debe ser lo más adherente y reforzada posible. Habrá ocasiones en las que podríamos resbalar con las consecuencias imaginables. Por tanto, una suela con muchas muescas ofrecerá una estabilidad en terrenos resbaladizos. Otra ventaja es la protección a la abrasión o los hidrocarburos.

Bota Alpinestars
La Alpinestars SMX6 es una de las botas mas completas del mercado (Foto: Alpinestars)

En las botas de gama alta, buscaremos además el sistema de articulación en el tobillo y las deslizaderas. Ambos son elementos que encontramos en las botas de competición.  La función del sistema de articulación es proteger el tobillo a través de una estructura rígida articulada. Esta sigue los movimientos axiales de flexión del pie para ofrecer un movimiento natural y evita lesiones en caso de accidentes. Es un sistema muy recomendable sin duda. Las deslizaderas se asocian a la pista, no son sustituibles para no modificar la vida útil de la bota y protegen la parte exterior del pie. Son indispensables en las botas deportivas y las mejores son las metálicas o de titanio.

Tras todo esto, y una vez elegido el modelo que consideramos correcto, os recomendamos buscar opiniones de otros usuarios con esas botas así como comparativas. De esta forma sabremos cuales son los principales puntos fuertes y débiles del modelo elegido así como otras posibles candidatas que no habríamos valorado.

Más MOTOS en Motosan.es… Suscríbete en la campanita, ¡ES GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!