Qué bien amueblada tiene la cabeza Pedro Acosta, además de tener los pies y botas en la tierra.!!

Responder