Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Foggia: “Hubiera preferido no enfadarme; ahora las cosas van como deben”

11 Oct. 21 | 14:30
leopard racing, moto3, dennis foggia
Foto: motogp.com

En una entrevista exclusiva con Motorsprint, Dennis Foggia, máximo rival para Pedro Acosta en el Mundial de Moto3, dice no tirar la toalla y repasa sus cuatro victorias de la temporada. Además, comenta su enfado con el Leopard Racing y como se ha calmado la situación.

Después de la tormenta, siempre vuelve la calma. Sale el sol y las aguas se calman en el Leopard Racing. Lo que parecía ser la salida definitiva de Denniz Foggia del equipo de Moto3 -camino de Moto2-, dio un giro inesperado que nadie se podía imaginar. Tan solo unas semanas después de las duras declaraciones del italiano, el mismo piloto renovaba su contrato con su equipo actual en Moto3. Será un año más de la mano del Leopard, retrasando su deseo de dar, por fin, el salto a la categoría intermedia. Tras el anuncio de su estancia en el equipo por un año más, y en medio de este parón antes de llegar por segunda vez a Misano, Foggia habla en Motorsprint de lo que ha sido su temporada hasta el momento.

No tira la toalla por el Mundial: “He estudiado bien la clasificación. Tengo en mente la diferencia con Acosta y sé cuántos puntos le he recuperado después de Estiria. Es una razón más para no rendirse hasta el final”.

Cuarta victoria de la temporada en Misano: “Si pienso en los puntos que perdí al principio de la temporada… Mejor no. Mejor centrarse en la victoria de Misano: preciosa. Mi confianza en la búsqueda del título ha aumentado. El objetivo será estar siempre en el podio, y tal vez ganar, terminando constantemente por delante de Acosta. Luego iremos a leer”.

Resumen de su temporada: “El lamento es por los ‘ceros’ de Qatar, donde tuve el potencial de subir al podio: en la primera carrera me quedé fuera de combate en la primera vuelta, luego en el segundo GP salí desde el pit lane, como Acosta, pero un problema técnico me impidió completar la remontada. Luego la carambola en Jerez y Barcelona… Esto también ha afectado a mi forma de competir”.

“En Portimao no cerré la puerta al adelantamiento de Acosta en la última vuelta: tenía miedo del contacto y de otra caída”.

El enfado con su equipo sacó su mejor versión: “Hubiera preferido no enfadarme. Hubo algunas situaciones complicadas, pero reaccioné con carácter, y ahora las cosas van como deben”.

Todo quedó aclarado y se queda un año más en el Leopard: “La respuesta está en las dos últimas victorias seguidas. Creo que me merecía el salto a Moto2, pero es sólo un aplazamiento, también porque mi estilo de pilotaje y mi forma de interpretar las carreras. Se adaptan más a Moto2”.

Afrontar los fines de semana de carrera mientras lucha por el título: “Sólo cambia el nivel de confianza: los objetivos, las ganas y el impulso son los mismos. El equipo me está dando una gran moto y sé lo que puedo hacer”.

2021: “He crecido y me he mostrado fuerte de cabeza. Si no hubiera sido mentalmente fuerte, me habría derrumbado. Es el año del “clic” mental […] Estoy contento de haber llevado a Honda a lo más alto, porque las motos son iguales y no es fácil para nadie: las KTM son rápidas, y hay muchas. A veces me siento rodeado”.

Un inicio complicado desde Roma: “Cuando corría en Minimoto no pensaba que llegaría al Campeonato del Mundo. Se lo debo todo a mi padre Fabio, que hizo mil sacrificios para que yo llegara aquí. En las fosas, pasa de ser un padre a un “compañero”, y no todo el mundo entiende que no sólo habla para complacerme: cuando me equivoco, me dice cosas que no son agradables. Para mí es como un gran amigo. Lamento algunas situaciones que han surgido este año, pero le doy las gracias, siempre ha hecho muchos sacrificios por mí”.

Pasó por la academia de Rossi: “Si no hubiera entrado en la Academia, no habría tenido los recursos para correr en el Campeonato del Mundo. VR46 fue un gran paso. He mejorado como piloto en esa experiencia, aunque el verdadero avance se produjo este año”.

Su mayor victoria: “En Mugello me despisté, pero Aragón, con la remontada y el adelantamiento en la última curva de Öncü, fue precioso, porque calculé todo y me salió perfecto, es una carrera que tenía ganas de volver a ver, y luego una victoria es buena, te devuelve todo. Estoy muy contento, porque decían que era inconstante, y sufría, pero ahora tengo cuatro podios seguidos”.

Piloto que estudia: “Fabio Quartararo me llama la atención, también porque somos amigos: en 2012 estuvimos en el mismo equipo, en RMU, él corría en PreMoto3, yo en los 50. Su historia, con las dificultades en Moto3 después del triunfo en el CEV, la vi un poco en mí mismo. Era considerado el mejor, cuando llegó al Mundial incluso crearon la ‘ley Quartararo’ para que debutara antes de los 16 años. Le admiro mucho, porque fue capaz de levantarse y hoy es muy rápido. Entonces, mi padre y el suyo, Etienne, tienen una buena relación. Quartararo y yo hablamos a menudo: en Misano, Fabio me felicitó por mi victoria.
De vez en cuando le lanzo: ‘Nos vemos en MotoGP dentro de unos años'”.

¿Ya te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? Pues ahora deja TU OPINIÓN debajo en los comentarios