Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

50 años de la peor tragedia del motociclismo: Monza 73

20 May. 23 | 15:03
50
FOTO: Archivo Circuito de Monza

50 son los años que se cumplen de la tragedia que más ha marcado el motociclismo.

El Mundial de motociclismo nos da grandes alegrías, pero alguna vez se ha teñido de negro durante esos 1000GP que se cumplieron en Le Mans. Si bien hay bonitos momentos, también hay días negros que marcan para la siempre a la gente que forma de este deporte. Una de las fechas más marcadas sin duda en la memoria de la gente es el 20 de mayo de 1973, fecha en la que se recuerda la gran tragedia en Monza y, de la que hoy se cumplen 50 años.

Aquel fin de semana se disputaba el Gran Premio de las Naciones de Motociclismo en un trazado como el Autódromo Nacional de Monza, considerado ‘El templo de la velocidad’ desde su inauguración el 1922. Todos los pilotos afrontaban aquel fin de semana la cuarta prueba del Mundial. 

Giacomo Agositni se llevó la victoria en la categoría de 350cc con su MV Agusta y, tras esa victoria fue a prepararse para la carrera de 500cc. En 250cc Saarinen se había hecho con la pole position, pero nadie esperaba la tragedia que estaba a punto de suceder. En la primera vuelta de la carrera, la moto de Saarinen chocó a 200km/h con Pasolini, yéndose ambas motos contra las protecciones más cercanas y rebotando, haciendo que volviesen a la pista. El resto de los pilotos intentaron esquivarlos, pero también se fueron al suelo, prendiendo fuego a sus motos.

En la memoria de muchos

Agostini sigue recordando ese trágico accidente en el que perdió la vida alguien muy importante para él y que le había ayudado a hacerse un nombre dentro del motociclismo. “Pasolini fue mi primer rival y fue muy importante para él. Él tenía muchos fans que después de dos o tres años también comprendieron que Agostini era rápido y bueno, convirtiéndose en fans míos también. Pasolini me ayudó mucho a hacerme grande, porque esa rivalidad creó mucho entusiasmo“, recordaba en una entrevista hace tres años.

TE INTERESA VER:
KTM: "Acosta es un gran talento, pero eso no significa que descartemos a Brad Binder"

Según declaraciones recogidas por Motorsportmagazine, hay muchos involucrados que no han podido superar tan trágico suceso. “Fui la tercera persona que chocó. Maté a Pasolini, en realidad. Hay una foto mía saliendo de las llamas con Pasolini tirado justo al otro lado. Fue como lo que sucedió cuando mataron a Marco Simoncelli, excepto que no hubo fuego en Sepang. Ese accidente realmente me trajo de vuelta a Monza. Lo siento mucho por Colin Edwards y Valentino Rossi“, recuerda Mortimer.

La carrera se paró al instante, pero nada se pudo hacer para salvar la vida de Saarinen y Pasolini que, fallecieron en el acto. El impacto de la moto de Pasolini arrancó el casco de Saarienen, sufriendo heridas fatales en la cabeza. La colisión provocó un accidente en cadena en el que se vieron involucrados más de 14 pilotos, con varios de ellos con heridas muy graves.

El precio más alto: la vida

Después del accidente, Yamaha retiró su equipo de fábrica por el resto del año. La causa del accidente fue durante años motivo de discusión y marcó un antes y un después en la reivindicación de los pilotos para unas carreras más seguras. Inicialmente todo apuntaba a que el accidente había sido provocado por unos restos de aceite en la pista derramados durante la de 350cc y que, no se habían podido retirar a tiempo. La moto de Walter Villa habría perdido aceite y algunos aseguraban haber visto una mancha en esa curva, acusación que Villa siempre negó.

Tristemente el accidente puso sobre la mesa algo sigue pasando en la actualidad: las mejoras en la seguridad solo se hacen cuando alguien paga el precio más alto, su vida, por hacer lo que les apasiona. Los pilotos se dieron cuenta que había que hacer algo para mejorar la seguridad. Mientras se usen pistas como Monza, la vida del piloto no vale más que la de un ratón en una ratonera, nada“, decía Braun después de ese fatídico día.

TE INTERESA VER:
Joan Mir reconoce que "en cuanto al mercado, no estoy tan bien como cuando llegué a Honda"

Tras años de investigación, el perito contratado para el caso determinó que había habido un gripaje en uno de los pistones de la Aermacchi Harley-Davidson de Pasolini. La firma estadounidense había decidido cambiar para esa temporada la refrigeración por aire por una por agua. Poco tiempo después de produjo un accidente parecido donde fallecieron los tres pilotos involucrados y, el Mundial de Motociclismo decidió no regresar al circuito de Monza hasta 1981.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana?? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!