Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

El mensaje que calmó la tensión entre Pecco Bagnaia y Marc Márquez

20 Abr. 24 | 21:00
Márquez Bagnaia MotoGP Portimao Mauro Grassilli
Foto: Michelin

Esto fue lo que tranquilizó la tensión entre Márquez y Bagnaia tras el incidente de Portimao.

La carrera del domingo en Portimao fue un tanto extraña, puesto que no es usual ver caerse a tanta gente en la parrilla de MotoGP. Esto también afectó a dos pesos pesados del campeonato como son Pecco Bagnaia y Marc Márquez, que peleando se fueron al suelo los dos. Para Ducati fue un domingo complicado sin ellos en pista, pero por suerte disponen de más motos en la parrilla de la categoría reina para sumar puntos en esa ocasión.

Todo surgió porque tanto Márquez como Bagnaia rodaban en las posiciones delanteras, ensalzándose en la pelea por la quinta plaza concretamente. Esto sólo duró dos vueltas, puesto que Pedro Acosta se deshizo de estos dos corredores y era cuarto. La mala suerte fue cuando empezaron a adelantarse hasta que se fueron al suelo ambos, marcando un cero en su casillero ese día.

Grassilli comprobó que todo estaba bien

Por lo tanto, con lo que pasó en Portimao la tensión estaba presente entre los dos pilotos. Sin embargo, entró en juego Mauro Grassilli, el director deportivo de Ducati. Su idea era tranquilizar el ambiente para Bagnaia y para Márquez y decidió hacerlo mediante un mensaje que les envió.

“Muy fácil, les envié un mensaje a los dos. No me acuerdo, el lunes o el martes. Simplemente ‘hola chicos, ¿todo bajo control?'”, explicó cómo se dirigió a ambos tras el incidente en la carrera de Portimao. “Pecco y Marc me contestaron, ‘sí, todo bajo control, con ganas de COTA’. Así que positivo, muy positivo”, desvelaba Grassilli la respuesta de los dos pilotos, uno del equipo oficial de Ducati y el otro del Team Gresini.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!

TE INTERESA VER:
Puig y los cambios en MotoGP para Honda: "Lo que no queremos es ser lentos"