Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

El precio de una MotoGP: millones de euros y muchas piezas

28 Feb. 19 | 17:00
Foto: MotoGP

Tres millones de euros. Es la cifra en la que se sitúa el coste de, por ejemplo, la Honda de Jorge Lorenzo y Marc Márquez. Desde el motor, la pieza más cara, hasta los adhesivos, todo cuenta y hace subir el coste.

Además de los dos pilotos españoles, Honda alquila dos motos al equipo LCR, su escudería satélite. En este caso, para que Cal Crutchlow y Takaaki Nakagami puedan subirse a las máquinas japonesas, el conjunto de Lucio Cecchinello tiene que pagar dos millones por cada moto. Por ese precio pueden acceder a las monturas y los desarrollos que se implanten a lo largo de la temporada, pero no a los repuestos. Cada caída, pieza nueva o recambio supone un gasto extra para los equipos.

El motor: la piedra angular de la moto

Es el elemento más importante y también el más caro. A cambio de sus 250CV de potencia, los equipos tienen que pagar entre 200.000 y 250.000€ por cada motor. Sin embargo, y a pesar del gran desembolso que supone, el propulsor no funciona solo. Muchas otras piezas componen una MotoGP y abultan el precio.

Uno de los aspectos más valorados es la electrónica, que permite que las MotoGP se alejen mucho de un vehículo de calle – junto a otros detalles que solo están presentes en los prototipos de competición como el cambio seamless, frenos de carbono o las válvulas neumáticas-. Se trata de sistemas muy sofisticados, obras de ingeniería que reflejan su calidad en el precio. Ninguna pieza de este apartado cuesta menos de 1.000€ y, en conjunto, el sistema electrónico puede superar los 100.000€. Solo el panel asciende a 2.500€, a los que hay que sumar costes de sensores y cables entre otras cosas.

Frenos, carenado y ruedas elevan el precio

Según el reglamento, cada piloto tendrá un paquete de frenos compuesto por 3 pares de pinzas, 3 cilindros, 10 discos de carbono y 28 pastillas para toda la temporada. El conjunto de todos los elementos cuesta 70.000€. En caso de necesitar más piezas, el equipo tendría que comprarlas por separado para cubrir sus necesidades.

TE INTERESA VER:
"La guerra de Rossi que hubo con Marc Márquez no fue nada agradable"

El carenado, fabricado en fibra de carbono, supone uno de los grandes gastos. El precio de este material es de 2€ por cada 100g, una cifra elevada en comparación con el acero (0,2€ por 100g) o el PVC, que es un tipo de plástico (0,12€ por 100g). Se trata de un componente especialmente costoso porque es el que más sufre y, por lo tanto, el que más hay que reemplazar.

Foto: Michelin

No obstante, hay otros materiales aún más caros, como es el caso del magnesio empleado en las llantas, que eleva el precio de cada una de ellas hasta los 4.000€. Junto al carenado y las llantas, los neumáticos son otra de las piezas más caras por tener que cambiarlos muy a menudo. En cada trazado, los pilotos utilizan compuestos completamente diferentes y gastan un total de diez gomas delanteras y doce traseras cada fin de semana. El coste de este elemento, junto a los recursos humanos necesarios, asciende a alrededor de 1.2 millones de euros.

Coste de una Moto3

En la categoría pequeña los gastos son inferiores: el valor de las motos de 250cc que utilizan los más jóvenes está alrededor de los 85.000€ (sin centralita ni transpondedores). La pieza principal, el motor, reduce su precio hasta los 12.000€ para el fabricante. En caso de querer alquilarlo, los equipo pagarían hasta 60.000€ por un paquete de 6 motores, 2 cuerpos de acelerador y 2 cajas de cambio.

Las caídas, el principal gasto

Desde la caída más suave hasta golpes en los que la moto acaba contra el muro: todas ellas cuestan dinero. Un arrastrón ligero, sobre uno de los laterales, supondrá un gasto de entre 15.000 y 20.000€ para el equipo, que tendrá que reparar el carenado, manetas, reposapiés u otros elementos que puedan sufrir el impacto.

Foto: MotoGP

Una caída más fuente en la que la moto da vueltas sobre la grava puede llegar a costar 100.000€. Partes como las llantas, discos de freno, radiador, sensores o suspensiones pueden verse afectadas. Sin embargo, son las caídas en las que se dañan las partes esenciales las que suelen salir más caras. Tener que reemplazar el basculante, el chasis, piezas de la electrónica interna, los depósitos o el motor puede suponer un gasto de 500.000€.

TE INTERESA VER:
Acosta motivado: "Jerez es uno de mis circuitos favoritos, la RC16 va bien allí"

Otros gastos

Para los equipos, la moto no es el único gasto, aunque quizás sea el más importante. Otros aspectos como personal, provisiones, material o desplazamientos también suponen un gran porcentaje del presupuesto. Tanto la organización, como los equipos, patrocinadores y colaboradores deben acarrear con este tipo de gastos.

Los desplazamientos de cada persona que viaja a los grandes premios cuestan alrededor de 1.200€ por cita del calendario. Dependiendo del punto de origen y el de destino, la cifra exacta puede variar. Para un equipo de 30 personas supone un gasto de cerca de 700.000€ al año, y la mayoría de escuderías de MotoGP superan esa cifra.

Mover los equipos humanos no es la única operación necesaria. El traslado de materiales –las propias motos, herramientas, estructuras, etc.-, que corre a cargo de los equipos alrededor de Europa y es cosa de Dorna en las citas transoceánicas, también supone un desembolso de millones de euros anuales.

Los hospitality, otro de los elementos principales en cada evento, también elevan la suma total. Aunque solo están presentes en las citas europeas, ya que sería demasiado costoso llevarlos al resto, representan un gasto de más de 600.000€ por temporada. Y eso sin tener en cuenta los costes de transporte por carretera. Sumándolo todo, los equipos podrían llegar a gastar más de dos millones de euros.

Sigue el arranque del mundial de MotoGP, dentro de una semana, en Motosan