Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

El Repsol Honda aterriza en Argentina con ambición

26 Mar. 19 | 14:00
Foto: Repsol Media

Marc Márquez y Jorge Lorenzo afrontan la segunda cita del campeonato con optimismo tras lo visto en la carrera inaugural celebrada en Catar. El 93 llega a Termas de Río Hondo con su lesión en el hombro ya superada, mientras que Lorenzo afronta la prueba con ganas de exprimir el potencial de su Honda.

El Mundial de MotoGP sigue avanzando. Tras una excitante primera carrera en Catar, donde Dovizioso superó a Marc Márquez sobre la misma línea de meta, ahora es el turno de Argentina. En su última edición, la cita celebrada en Termas de Río Hondo dio lugar a ríos de tinta en la prensa tras el encontronazo entre Marc Márquez y Valentino Rossi. Sin embargo, en esta edición la situación es distinta, y tanto Márquez como Lorenzo llegan con grandes expectativas a la siempre emocionante carrera argentina.

TE INTERESA VER:
Dan Rossomondo lo tiene claro: "Un poco de picardía nunca viene mal"

En el caso del 93, las tres semanas de parón le han permitido superar ya casi definitivamente la lesión en el hombro que le ha lastrado durante todo el invierno. De hecho, el de Cervera ha podido recuperar uno de sus métodos de entrenamiento favoritos: el motocross. “El tiempo entre las dos carreras ha sido bueno; he podido volver a entrenar haciendo motocross”, comenta Márquez, que a su vez reconoce que este hecho le llena de confianza para la carrera que se celebra este domingo. Otro gran punto que llena de optimismo a Márquez es el buen rendimiento que mostró en Catar. Mantener este nivel es, en su opinión, es el objetivo para este fin de semana: “Empezamos bien en Catar y luchamos por la victoria hasta el final. El objetivo, evidentemente, es hacer lo mismo en Argentina y sumar tantos puntos como sea posible”.

TE INTERESA VER:
Alberto Puig y el regreso de Márquez: "Si la Honda funciona, la gente quiere venir al equipo"

Jorge Lorenzo: “La muñeca está mejor”

El segundo piloto en el Repsol Honda, el recién llegado Jorge Lorenzo, afronta la segunda carrera del campeonato con ganas de redimirse tras un desafortunado fin de semana en Catar. La falta de adaptación a la RC213V y la mala fortuna con las lesiones y las caídas marcaron su rendimiento aquel fin de semana. Sin embargo, el mallorquín sacó conclusiones esperanzadoras para el futuro. “A pesar de no terminar donde queríamos, en Catar vimos que tenemos mucho potencial con la Honda”, reconoce Lorenzo, que ve en Termas de Río Hondo una nueva oportunidad para mejorar.

Foto: Repsol Media

El principal contratiempo contra el que está lidiando Lorenzo en este inicio de temporada es, sin duda, el factor físico. Las lesiones en la muñeca y en las costillas le impidieron rendir al 100% en Catar. Para Argentina, Jorge reconoce que está mejor físicamente, aunque aún está lejos de la plenitud. “Estas semanas me he centrado al máximo en recuperarme entre las dos carreras; la muñeca está mejor y el dolor de las costillas también ha mejorado mucho desde el último Gran Premio”, afirma el 99.

TE INTERESA VER:
Tardozzi, Ducati y la renovación de Bagnaia: "No hay plazo, es cuestión de tiempo"

Por último, el mallorquín reconoce que el circuito de Termas de Río Hondo no ha sido su trazado más exitoso. Desde su inclusión en 2014, Lorenzo solo ha pisado el cajón en una ocasión, precisamente en la cita inaugural, en la que fue tercero por detrás de Márquez y Pedrosa. Sin embargo, el 99 cree que, con la Honda, la historia puede ser distinta: “En el pasado, el de Argentina no ha sido uno de mis mejores circuitos, pero esta moto me ofrece una nueva oportunidad”, resalta un Lorenzo que aspira a lograr su primer podio con los colores del Repsol Honda este fin de semana.