Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Sito Pons, abriendo camino hacia el éxito

1 Ene. 24 | 13:00
Pons Faltan MotoGP
Foto M. Mothes

Hoy con Sito Pons como protagonista, un piloto clave en la historia del motociclismo español.

Alfonso Pons Ezquerra nacía el 9 de noviembre de 1959 en Barcelona, siendo conocido en el mundo del motociclismo como Sito Pons. La aportación del catalán al motociclismo español es clave para entender donde estamos hoy en día. Siendo el primer campeón de la historia de nuestro país en la categoría de 250cc. Suponiendo después de su retirada, con su equipo, una figura vital para el ascenso de nuestros compatriotas a la categoría reina de 500cc.

Sito Pons es la profesionalización del motociclismo nacional, así como la ambición de llegar a nuevas cotas. Mientras que el resto se centraba en las categorías pequeñas, supo llegar paso a paso en 250cc. Inteligente, utilizaba más la razón que el corazón en la mayoría de las carreras. Algo que también aportaba cuando se quitaba el casco y tenía que sentarse en despachos a hablar con marcas o patrocinadores.

Su primer éxito llegó en el Gran Premio de Finlandia ’82, en la categoría de 250cc, un día que llovía a mares en Imatra. Sito no veía la pizarra por la poca visibilidad, pero él seguía adelantando pilotos. Finalmente acabó tercero, aunque se enteró cuando se bajó de la moto. En 1983 hay un momento clave en la popularidad de Sito en nuestro país, TVE anuncia que retransmitirá la carrera en Monza de 125cc donde participa Ángel Nieto y las primeras vueltas de 250cc.

La carrera de 250cc es un espectáculo de varios pilotos luchando por la cabeza, con Pons entre ellos, por lo que finalmente la dan entera en abierto. En la última vuelta llegaron Pons y Palazzese jugándose la carrera, pero ambos se cayeron a la vez en la ‘Variante Ascari’ dejando la victoria en bandeja a Carlos Lavado. Pese a que no ganó, tuvo muchísimo impacto en España, justo cuando empezaban a retransmitir las carreras en TVE.

TE INTERESA VER:
Alex Márquez: "Si tiene paciencia, Marc puede llegar muy arriba a final de año; que no se caliente"

Lamentablemente su progresión se cortó aquel ’83 por la lesión de fémur en Salzburgring. En 1984 una vez recuperado, fue un asiduo en el grupo delantero, consiguiendo su primera victoria en el Mundial en el circuito del Jarama ante el fervor de la afición. Acabaría cuarto el campeonato y para 1985 se embarcaría en un proyecto en 500cc.

Tal vez no fue lo más inteligente en su carrera deportiva, pero tenía la oportunidad de correr con Suzuki en el Team Gallina, que había ganado los mundiales de 1981 y 1982. Además, había llegado a un acuerdo con Campsa para que le apoyase como patrocinador. Sito sufrió mucho con una moto muy por detrás de las Honda y las Yamaha, acabando 13º en el Mundial.

TE INTERESA VER:
KTM pide "limitar la aerodinámica de MotoGP muy pronto"

De nuevo Sito supo moverse en los despachos y para 1986 volvería a 250cc, para intentar conseguir material de primera: la Honda oficial que el año antes había llevado Freddie Spencer. Aunque su moto no fue superior a otras NSR como las de Mang, Sarron, Baldé o Ricci, sí que partía con el objetivo de ir a por el título. Tuvo un mal inicio en el que le costó adaptarse a su nueva moto y su equipo tuvo que trabajar mucho para ponerla a punto. En cambio, desde que ganó en Rijeka no se bajó del podio para acabar subcampeón tras Carlos Lavado.

En 1987 seguiría con Honda en 250cc con el mismo objetivo, pero aquella temporada tendría nuevos contendientes con las mismas armas. Nombres como Mang, Sarron o Roth. Lamentablemente una lesión en los metacarpianos marcó la primera mitad de la temporada, acabando tercero a final de año. Un número 3 que pasaría a la historia de nuestro deporte ya que sería el que llevase en la mágica temporada de 1988.

TE INTERESA VER:
RNF Racing contra Dorna: la empresa anuncia medidas legales tras la venta del equipo de MotoGP

Todo el mundo esperaba a Sito en la lucha por el título, pero nadie contaba con Joan Garriga y su Yamaha TZ. Tras una temporada entera donde se fueron marcando el uno al otro, Sito llegaba a la última cita de Goiania con cinco puntos de ventaja sobre el “comecocos”, le bastaba entrar a su rueda para ser campeón del mundo de 250cc. El destino quiso que la última carrera fuera tal vez la menos espectacular, ya que Wimmer tocó a Garriga en la primera vuelta y lo sacó de pista. Pons aseguró el tercer lugar, mientras Joan sólo podía remontar hasta el quinto.

Pons se hacía con el título entonces de 250cc, por primera vez lo lograba un español en toda la historia. Santiago Herrero estuvo muy cerca al final de la década de los ’60, pero con su fallecimiento en la Isla de Man, nuestros pilotos tuvieron que esperar 20 años para escalar esa cima. La popularidad del motociclismo se desató por el duelo entre Pons y Garriga, separando a aficionados que simpatizaron más con uno u otro. Personalmente debo reconocer que Sito fue mi primer ídolo español del motociclismo y que admiro su labor, aún en activo.

TE INTERESA VER:
Marc Márquez pide calma: "La gente dice ‘llegará con la Ducati y arrasará’ y no es así"

Pons pensó en saltar a 500cc en 1989, pero tanto Honda como su patrocinador, Campsa, querían lucir el número 1 en 250cc, además con éxito, ganando carreras y el título por segundo año consecutivo. Así saltó a la categoría reina en 1990 al fin con buen material, no como cuando estuvo en 1985. Tras ser quinto en su debut en Suzuka, Sito estuvo peleando por la segunda posición en Laguna Seca contra Doohan, hasta que se cayó por un problema mecánico. Estaba ya codeándose con los intocables americanos y australianos.

Fue sumando quintos y sextos lugares con gran regularidad, mientras se recuperaba de una luxación de hombro que había sufrido por una caída en Jerez. Así llegó a Rijeka, en el último y caótico Gran Premio de Yugoslavia, un país al borde de la guerra civil. De nuevo con Doohan en el punto de mira, peleando esta vez por el cuarto lugar. Lamentablemente perdió la rueda delantera y Chili que venía justo detrás no pudo evitar atropellarle.

TE INTERESA VER:
Morbidelli presenta su nueva Ducati: "Estoy haciendo lo necesario para volver lo antes posible"

La gestión médica entonces fue desastrosa, ya que en los primeros diagnósticos no vieron las 11 costillas rotas, incluso una de ellas le había perforado el pulmón y lo tenía encharcado. Apenas podía respirar, aquello fue muy duro física y mentalmente. Supuso el principio del fin de su carrera deportiva. A final de 1990 consiguió recuperarse con la intención de volver a intentarlo al año siguiente.

Lamentablemente en unos entrenamientos privados de Honda, disputados en Jerez antes de 1991, un fallo en el freno de disco le costó una dura caída y una fractura en el hombro definitiva. Aquella temporada la disputó sin ser él mismo, más fuera que dentro ya del campeonato. Un poco como le ha pasado este año a Jorge Lorenzo. Entonces decidió “colgar el mono” y le ofreció su moto para 1992 al joven español más talentoso, Álex Crivillé.

TE INTERESA VER:
Jordi Torres, en la presentación del Aspar Team de MotoE: "Hay que hacer uso de la tenacidad y no fallar"

Así empezaría su gestión como jefe de su propio equipo. Sito Pons abrió camino como piloto en 250cc y como gestor en 500cc, subiendo a Crivillé en su Honda NSR, el que sería nuestro primer campeón en la categoría reina. A día de hoy sigue con su equipo de Moto2, viviendo de lo que siempre fue su pasión. Creo que no con el suficiente reconocimiento, que sin duda merece por todo lo logrado y aportado al motociclismo español.

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA? ¡Es GRATIS!