Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Jorge Lorenzo: «La Honda quizá es demasiada pequeña para mi cuerpo»

19 Sep. 19 | 21:00
Foto: Repsol Media
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Never give up« – Pol Espargaró #44
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Jorge Lorenzo llega al Gran Premio de Aragón esperanzado de seguir dando pasos adelante después de tener prácticamente consolidada la lesión de la espalda.

Jorge Lorenzo llega este fin de semana al Gran Premio de Aragón esperanzado en seguir dando pasitos adelante en su adaptación a la Honda. Casualidad del destino, el balear vuelve al circuito donde empezó el calvario hace justo un año. En este mismo escenario el ’99’ se iba al suelo el año pasado tras un altercado con el que actualmente es su compañero de equipo en la salida que le hizo perder el control de su moto yéndose al suelo y dando comienzo a una racha de mala suerte que, a día de hoy, permanece.

El de Honda fue preguntado acerca de este suceso durante la jornada de prensa del jueves. «En su momento ofrecí mi versión, dije lo que pensaba y ya está. Es agua pasada. Ha pasado un año. Por mucho que se intente rebobinar ya no se puede hacer nada. Ahí empezó una mala racha, pero también en Tailandia, la pretemporada con lo que me pasó en el escafoides y también Assen. He sufrido cuatro lesiones muy importantes. Quizá la última sea la peor, pero las demás también han sido duras. Seguramente han marcado el devenir de mis resultados este año«, afirma el balear ante los micrófonos de Marca.

Con la mirada puesta en el futuro

El pasado no puede cambiarse pero, este fin de semana, Lorenzo tiene una nueva oportunidad para seguir dando pasos adelante en su aprendizaje con Honda. En este aspecto, el balear llega a uno de sus circuitos favoritos donde consiguió la victoria en 2014 y 2015 y en el cual estuvo luchando todo el fin de semana hasta la caída por la victoria el año pasado. Sin embargo, este año el de Honda llega mermado a la decimotercera prueba de la temporada tras la lesión de espalda sufrida en el Gran Premio de Assen.

Foto: Repsol Media

«No creo que esta sea una cita de supervivencia para mí. Sí lo que fue en Silverstone porque allí no estaba totalmente consolidada la fractura en las vértebras. Ahora yo creo que ya están consolidadas al cien por cien. Ahora el dolor va disminuyendo y cada vez me encuentro mejor. No han pasado muchos días desde Misano, el calendario es el que hay y, por consiguiente, lo que espero es pasar esta carrera lo mejor que pueda. Mi meta es sentirme mejor y tener más energía para obtener el mejor resultado posible. A partir de la gira asiática espero estar bastante mejor físicamente«.

Jorge Lorenzo tuvo que abandonar los test de Misano por un fuerte dolor de espalda que no le permitía pilotar la Honda como deseaba. «No tengo la espalda como la tenía antes. Ni ósea ni muscularmente estoy igual debido a la lesión. No he tenido tiempo de recuperarme y entrenarme fuerte. Después de este Gran Premio de Aragón, cuando pasen unos días y ya me haya recuperado del esfuerzo de la carrera, me pondré con las pesas en el gimnasio. Hasta ahora prácticamente no he podido ni tocarlas».

Un problema por el que tendrá que volver a trabajar en el gimnasio para recuperar toda la masa muscular que ha perdido estos meses con la lesión. «El objetivo es ganar masa muscular para estar más fuerte encima de la moto. Quiere tener más energía para poder aguantar bien 45 minutos encima de la moto. También para poder aguantar el ritmo y mover la moto con más facilidad en los cambios de dirección y en las frenadas. En suma, no estoy mal físicamente, pero es evidente que no estoy como antes. Todavía me duele la espalda según la posición en la moto. Es una lesión de la que te recuperas lentamente. Con el dolor y las molestias no se puede luchar. Es una cuestión de que pase el tiempo y la naturaleza siga su curso«.

Todas las miradas puestas en Honda

Los problemas que la escudería de nipona lleva arrastrando desde inicio de temporada no hacen más que confirmar que la Honda es una moto hecha para Marc Márquez, el único capaz de dominarla hasta la fecha. Desde principio de temporada Honda presumió de una increíble mejora en la potencia, sin embargo, perdió en la entrada en curva. Una punto que para Marc Márquez es casi imperceptible por su estilo de conducción pero que sirve de lastre para el resto de pilotos de la marca. «Marc tiene un talento increíble. Lleva siete años con la moto y hace cosas con esta moto que otros no somos capaces de hacer en este momento«.

Foto: Repsol Media

«Honda tenía un hándicap importante en el motor y se centró en mejorar la potencia. Eso trajo consigo mejoras y beneficios en la recta, pero complicaciones en la mayoría de las curvas. Por la razón que sea Marc no sufre tanto esos puntos débiles que ha traído la nueva moto y los demás sí los sufrimos más. Marc es capaz de exprimir la motor para ganar dos o tres décimas en las rectas sin perder mucho en las curvas. Nosotros ganamos en las rectas, pero también perdemos en las curvas«, explicaba Jorge Lorenzo.

La solución de Lorenzo ante una Ducati indomable se encontraba en una pieza ergonómica que le permitió adaptarse más a la  moto, muchos pensaban que en el caso de Honda pasaría lo mismo. «Ergonómicamente poco más se puede hacer. No estoy perfecto, pero estoy bastante bien. La Honda quizá es demasiada pequeña para mi cuerpo, pero con lo que tenemos hemos hecho una ergonomía bastante buena. El problema es el motor para ir mejor en las curvas. En cuanto a la confianza hemos dado pasos hacia adelante, pero tampoco demasiados«.

«En mi cabeza no está la palabra renuncia, ni abandonar»

Jorge Lorenzo sigue luchando por mejorar sus resultados. Sin embargo, hasta el momento este no es un objetivo que se esté cumpliendo y la mejora parece llegar a cuentagotas. «En cuanto a lograr resultados la cosa está oscura. Es algo que no se puede negar. Intentaremos alumbrar todo un poco más. Ya sea de forma natural o artificial. Lo que se pueda hacer. Nunca he estado al cien por cien. Antes de la caída estaba a un 90% y aun así me costaba estar cerca de los más rápidos. En Montmeló estaba más o menos ahí, pero no era fácil para mí. Después de esta lesión, donde he perdido en varios aspectos, está siendo todo mucho más complicado. Es la lesión más lenta que he tenido en mi carrera. Mejoro muy poco a poco. No ayuda tener que competir cada poco«.

L a falta de resultados ha hecho que Lorenzo llegue a plantearse abandonar su sueño, algo que, por el momento, no es inminente y tardará en llegar.»Como dije en Misano, en mi cabeza está el hecho de que tengo dos años más de contrato. Los pienso cumplir. En la vida todo puede pasar, pero en mi cabeza no está la palabra renuncia, ni abandonar«.

 

Más noticias de MotoGP y SBK en Motosan.es…  🔔 Suscríbete en la campana, ¡es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!