Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Los padres, factor clave en los campeones de MotoGP

19 Mar. 19 | 22:00
Foto: Repsol Honda

La familia es un claro aliciente para que cualquier niño o niña pueda hacer realidad sus sueños. Muchos son los casos en los que los progenitores lo han dejado todo para apoyar la carrera de sus pequeños. Uno de los casos donde más ocurre es en el motociclismo. El mundo de las dos ruedas es, desde una edad bien temprana, una profesión muy sacrificada, pero no solo para los propios pilotos sino también para sus padres. Por eso este artículo va destinado a todos esos padres que apoyaron a sus hijos desde el primer minuto, anteponiendo la felicidad de sus hijos a la suya propia.

Julià Márquez: No hay uno sin dos

Julià Márquez era un amante de las dos ruedas que practicaba motocross y enduro en su tiempo libre. Además era socio del Moto Club Segre, como el resto de la familia Márquez. Cuando nacieron sus hijos, Marc y Àlex, toda la familia pasaba los fines de semana en los circuitos de tierra de Bellpuig, Oliana o de Ponts donde mientras Julià junto a su esposa Roser colaboraban en las tareas organizativa, un pequeño Marc iba por todo el circuito con su moto de cross.

Foto: propia de Marc Márquez

Tanto Marc como Àlex Márquez nacieron con la pasión de las motos, heredada sobre todo de su padre. El mayor de los hermanos, Marc, recibió su primera moto a los 4 años el día de reyes, y desde ahí no se ha bajado de la moto hasta el día de hoy. Lo que empezó como un “hobbie” de seguir a sus hijos en las carreras que disputaban por Cataluña y el resto de España, se convirtió a seguirlos por todo el mundo.

Julià Márquez era conductor de grúas de la construcción, y en el momento en el que su trabajo iba cada vez a menos decidió no perderse nada de la carrera de sus hijos, y así fue como llegó a ser el encargado de conducir el motorhome por los GP de Europa. La familia Márquez siempre ha destacado por su unión. No sabemos cuál será el secreto de los Márquez, pero Julià ha ayudado mucho para hacer dos campeones del mundo de MotoGP.

Graziano Rossi: gasolina en las venas

El culpable de que Valentino Rossi sea piloto de MotoGP y nueve veces campeón del mundo tiene nombre y apellido, y no es otro que su padre, Graziano Rossi. El progenitor de Valentino Rossi fue piloto del Mundial de Motociclismo durante 6 temporadas (1977-1982), y consiguió tres victorias pilotando en la categoría de 250cc.

TE INTERESA VER:
Jack Miller sin hueco en KTM: “Elección lógica, Acosta es un talento”
Foto: valentinorossi.com

Fue en 1979, el mismo año que Graziano consiguió sus tres victorias en el mundial, cuando junto a su esposa Stefania Palma tuvieron un niño al que llamaron Valentino. Como cualquier padre, Graziano inculcó a su hijo lo que mejor se le daba hacer: pilotar. Y tras llevarlo a los circuitos, poco a poco el joven Rossi fue enamorándose de este deporte. “Valentino empezó en los karts, era un piloto de coches que en cierto momento descubrió las minimotos y de golpe se convirtió en su pasión”, declara Graziano Rossi.

El mítico 46 de Il Dottore lo heredó de la primera carrera que su padre ganó en Yugoslavia en 1979, año que él nació pilotando una Morbidelli. Cuando Graziano Rossi montó por primera vez a su hijo en una moto, no se esperaba que se convirtiera en un piloto que marcara un antes y un después, no solo en el motociclismo italiano, sino a nivel mundial.

Ángel Nieto: padre de una generación

El nombre de Ángel Nieto no puede entenderse sino va acompañado de: 12+1. Un piloto de Zamora que consiguió llevar el motociclismo español a lo más alto convirtiéndose en el segundo piloto con más títulos mundiales, por detrás de Giacomo Agostini. Nieto transmitió la pasión por este deporte a las siguientes generaciones de pilotos españoles, sin olvidar que también lo hizo en su familia.

Ángel Nieto Jr y Pablo Nieto son los hijos del “Maestro” que como su padre nacieron con el casco puesto, y participaron en el mundial de MotoGP. Ni Pablo ni Gelete consiguieron acercarse a la gesta de su padre durante los años que estuvieron pilotando. A pesar de eso la vida de sus dos hijos mayores siempre estará vinculada a las dos ruedas: Gelete es el director del equipo de Aspar denominado “Ángel Nieto Team”, mientras que su hermano Pablo está de director del “Sky Racing Team VR46”.

TE INTERESA VER:
Quartararo avisa: "El día que tengamos una moto realmente competitiva, estaré listo"
Foto: Repsol Honda

El fallecimiento de Nieto en 2017, tras sufrir un accidente en Ibiza, hizo que todos los amantes del motociclismo, de alguna forma, quedaran huérfanos, pero Ángel Nieto siempre será el padre del motociclismo español. 

Kenny Roberts: de tal palo, tal astilla

Hay muchas formas de hacer historia, pero hacer historia junto a tu padre es indescriptible. Kenny Roberts y Kenny Roberts Jr. son los primeros padre e hijo que han ganado un título mundial de MotoGP. Kenny Roberts o “El Marciano” fue el primer estadounidense en ganar el Campeonato del Mundo en 500cc, y coronarse como uno de los mejores pilotos de la historia al ganar dos Campeonato AMA, tres Campeonato Mundiales consecutivos y tres victoria en la Daytona 200.

Con este palmarés no es de extrañar que Kenny Roberts Jr. decidiera seguir los pasos de su padre y ser piloto de MotoGP. El pequeño de los Roberts consiguió proclamarse campeón de la categoría reina en el año 2000, y es además el último piloto, hasta la fecha, en conseguir una victoria con Suzuki. Tanto él como su padre son MotoGP Legends, siendo así el único tándem padre-hijo que tienen este galardón.

Foto: motogp.com

Chicho Lorenzo: de padre a entrenador

Si hay que nombrar a uno de los padres más conocidos de la actual parrilla de MotoGP, ese no es otro que el padre de Jorge Lorenzo: Chico Lorenzo. El cinco veces campeón del mundo nació en una familia amante de las motos y muy humilde. Su primera moto se la construyó su padre cuando tenía 3 años, y consistía en una bicicleta a la que le puso un motor. Jorge Lorenzo dejó el colegio a la edad de 14 años guiado por su padre y su manager para que se volcara por completo en las motos. Y parece que le fue bastante bien.

Chicho Lorenzo siempre ha estado muy vinculado a la carrera profesional de su hijo convirtiéndose en uno de los padres más mediáticos por su carisma y personalidad. Además su pasión por las motos no solo se la ha inculcado a su hijo Jorge. Durante casi 30 años ha querido centrarse en la mejora de las técnicas de conducción de jóvenes pilotos, lo que le llevó a crear la academia Lorenzo Indoor.

TE INTERESA VER:
Sorpresa en el mercado de MotoGP: Joan Mir podría seguir con Honda

Su hijo Jorge fue su primer alumno, y actualmente se puede apreciar que ha adquirido algunos de los aprendizajes que su padre le ha ido enseñando, como puede ser la postura que tiene Jorge sobre la moto.

Foto: motogp.com

Hay muchos más padres que han sido importantes a lo largo del campeonato de MotoGP: Antoni Elías (Toni Elías), Paolo Simoncelli (Marco Simoncelli) o Wayne Gardner (Remy Gardner), y muchos que se quedarán en el tintero. Lo que está claro es que sin ninguno de ellos, el Mundial de MotoGP no sería lo mismo. ¡Feliz día del padre!

Para más información de MotoGP entra en Motosan… subscríbete, ¡es gratis!