Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Marc Márquez y el Repsol Honda llegan a su circuito fetiche

9 Abr. 19 | 14:00
Foto: Repsol Media

El Circuit of the Americas (COTA) alberga este fin de semana la tercera carrera del Mundial de MotoGP. Dicho trazado solo conoce a un ganador en sus seis años de historia: Marc Márquez. El de Cervera, líder del Mundial, intentará mantener esta impoluta racha. En el otro lado del garaje, Jorge Lorenzo espera dar un paso adelante que le permita estar en la pelea por los primeros puestos.

La historia del Mundial de Motociclismo está repleta de rachas de victorias de un mismo piloto en el mismo circuito. Casey Stoner en Phillip Island, Valentino Rossi en Mugello… Y Marc Márquez en Austin. El español es el único ganador de la historia del moderno circuito ubicado en el Estado de Texas. Desde 2013, el de Honda se ha mostrado intratable en un circuito que se le adapta como anillo al dedo. En 2019, con una Honda aparentemente mejorada y con un Márquez en plena forma como se vio en Argentina el pasado fin de semana, el panorama apunta hacia la misma dirección.

A pesar del favoritismo que a priori tiene, el 93 se muestra cauto en los días previos a la tercera carrera del campeonato. Los resultados del pasado no influyen en el líder del Mundial. “Aunque hemos logrado muchos éxitos en el pasado, trabajaremos como lo hacemos siempre, desde el primer entrenamiento libre, y mantendremos la concentración”, remarca el vigente campeón, que añade que cada vez que se regresa a un circuito, sea cual sea, “hay cosas nuevas que entender”. Eso sí, el español de Honda no niega que, debido a las características del trazado, el Circuit of the Americas es una de sus pistas favoritas: “Los circuitos que se gira en sentido contrario a las agujas del reloj parece que siempre se adaptan mejor a mi estilo de pilotaje”.

Jorge Lorenzo: “En la última carrera hicimos un buen progreso”

De la tranquilidad y la confianza de Marc Márquez de cara a la cita tejana se pasa a la ambición por seguir dando pasitos hacia adelante de Jorge Lorenzo. El mallorquín, que está teniendo un inicio de temporada más que discreto, se está viendo lastrado por las lesiones, la falta de experiencia con la Honda y, como sucedió en Argentina, por la mala suerte. Sin embargo, el 99 extrae buenas conclusiones de lo vivido en Termas de Río Hondo, donde, en su opinión, el resultado no mostró su potencial real. “El resultado no lo refleja, pero hicimos un buen progreso la última vez y estamos entendiendo cada vez más la moto”, reconoce Lorenzo, que tiene detectado cuál es su principal hándicap a día de hoy: el pilotaje en condiciones de poco agarre. “Cuando las condiciones ofrecen agarre, me siento muy fuerte con la Honda. El equipo y yo solo necesitamos más tiempo de pilotaje para entender cómo mantener estas sensaciones cuando disminuye”, afirma el 99, que en su tercera carrera con Honda intentará asaltar el podio por primera vez y emular así sus resultados del 2013 y 2016, donde fue tercero y segundo, respectivamente.

TE INTERESA VER:
Raúl Fernández: "Todo el mundo dice que la Ducati 23 es peor que la 24 y tienes a Márquez luchando con Bagnaia"