Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Maverick Viñales: cambios para ser campeón de MotoGP

5 Ene. 19 | 14:00
Foto Michelin

Maverick Viñales afronta su tercer año con Yamaha con la necesidad de revertir la mala dinámica del último año y medio. Para ello, ha establecido una serie de cambios a nivel personal y profesional en su entorno.

Suele decirse que, si algo funciona, lo mejor que se puede hacer es no cambiar nada. Es la dinámica en la que lleva enfrascado Marc Márquez desde hace muchos años, por ejemplo. En otros casos, como el de Maverick Viñales, que ha convivido con el enfado y la resignación en 2018 -y en la segunda mitad de 2017- los cambios eran necesarios.

Desde un punto de vista personal –cambia su habitual dorsal ’25’ por el ’12’, número que usaba antes de su llegada al Mundial de 125cc en 2011- hasta el meramente profesional, estrenando jefe de mecánicos: se va Ramón Forcada, con el que no ha conseguido los resultados esperados e incluso la convivencia ha sido complicada en alguna ocasión, y llega Esteban García, que abandona KTM para volver a unir fuerzas con Viñales, con quien ya estuvo en aquel 2013 en el que Mack se llevó el Mundial de Moto3.

Los cambios eran necesarios, como ya se ha encargado de decir el propio Viñales en las últimas semanas, porque no acompañaban ni los resultados ni las sensaciones. El Viñales arrollador de principios de 2017 -ganó tres de sus cinco primeras carreras con Yamaha- se había diluido desde aquel cambio de neumáticos en el Gran Premio de Italia de 2017 y la decisión de su propio equipo de seguir la línea evolutiva de Valentino Rossi, con un chasis más propicio para el italiano. Desde junio de 2017, Viñales apenas ha ganado una de las 31 carreras disputadas, siendo ese triunfo en Phillip Island a finales de este curso un bálsamo para un año lleno de decepciones.

Viñales, durante el pasado GP de Tailandia. Foto: motogp.com

Y si los resultados no acompañaban -cuarto del Mundial, dos puntos por detrás de Rossi-, las sensaciones tampoco. Lo peor que le puede pasar a un piloto de MotoGP es no saber que está fallando. Y eso fue una constante en Viñales en 2018. Su ritmo en entrenamientos acostumbraba a ser óptimo, pero sus prestaciones decaían, sin saber el piloto catalán el motivo, en las primeras vueltas de cada prueba, imposibilitando la cosecha de victorias, y dificultando en exceso su presencia habitual en el podio.

TE INTERESA VER:
Joan Mir hundido con Honda: "La situación es desesperante"

Esperaba algo más de Viñales, afirmaba el tricampeón del mundo Wayne Rainey en una reciente entrevista a Motorsport.com. “Pensaba que sería algo más consistente, pero eso demuestra que es joven y no tiene la experiencia necesaria”, relata el estadounidense, que también opina que estos años duros, en los que no ha podido pelear por el título con Yamaha “le harán más fuerte“.

Sin embargo, la victoria en Australia y, sobre todo, las sensaciones que le dejaron los tests de Valencia, han cambiado parcialmente el estado de ánimo de Maverick Viñales. De hecho, el piloto de Yamaha aseguró, tras la disputa de estas pruebas oficiales, que el nuevo motor era mucho mejor que el anterior: “Sólo con montarlo hemos podido rebajar tres décimas nuestro tiempo“, remarcaba el de Roses, consciente de que la mala elección del propulsor había sido una de las causas de la debacle de su equipo en 2018, puesto que el actual reglamento de MotoGP establece que los motores deben quedar sellados tras la pretemporada y no se pueden modificar ni evolucionar durante el curso.

Ahora, Maverick afronta un año crucial en su futuro a corto y medio plazo. Renovado por Yamaha hasta 2020 -fue el primero de los pilotos top en tomar una decisión sobre su futuro, estampando su firma a mediados del pasado mes de enero-, Viñales debe hacerse valer dentro de Yamaha, mostrando a Jarvis, Meregalli y compañía que él es, a sus casi 24 años -los cumplirá la próxima semana- el futuro de Yamaha. El piloto en el que deben centrar sus esfuerzos para ganar títulos en la próxima década. Un piloto que ya ha demostrado que, cuando todo está en su sitio, es capaz de ganar carreras, ante cualquier rival.

Viñales, rodando por delante de Rossi. Foto: motogp.com

Por ello, una leyenda como Rainey, que además fue campeón con Yamaha -es el cuarto piloto con más victorias (24) en la marca de los diapasones, sólo por detrás de los inalcanzables Rossi (55) y Lorenzo (44)-, cree que para Viñales es sumamente importante en 2019 hacerse fuerte dentro del equipo. “Debe ganar a Valentino Rossi en cada carrera, opina Rainey, que, en esas declaraciones a Motorsport.com, considera que el español es el piloto de Yamaha con más opciones de ser campeón a día de hoy.

TE INTERESA VER:
VÍDEO. La caída de Marc Márquez mientras lideraba la carrera de MotoGP

Parece evidente que 2019 mostrará una mejor versión de Viñales. O al menos es lo que las sensaciones nos dejan caer. ¿Suficiente para ser campeón o para al menos estar en la pelea hasta el final? Con la actual versión de Marc Márquez, milimétrica, precisa y perfeccionista como nunca antes, parece difícil. Pero ya se sabe: con una Yamaha rápida, Viñales es capaz de ganar. También a Márquez. Ya lo hizo en los primeros meses de 2017.

Más motos en Motosan cada día… ¡Suscríbete a la campanita!