Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Michele Pirro, el trabajo a la sombra en Ducati

5 Feb. 19 | 14:00
Foto: MotoGP

Analizamos la figura de Michele Pirro y del piloto probador: un trabajo a la sombra que en muchas ocasiones da como resultado una moto extraordinaria, como es el caso de Ducati.

Ducati ha sido la moto que más ha evolucionado en los últimos años. Muchos consideran que el factor determinante es el trabajo desde la dirección de Gigi Dall’Igna. Otros, el crecimiento como piloto de Andrea Dovizioso, subcampeón en las dos últimas temporadas. Pero muy pocos se acuerdan de una figura fundamental dentro de la estructura, como es la de Michele Pirro, piloto probador de la marca y al que Ducati recurre en los Grandes Premios italianos para colocar una tercera moto con los colores oficiales en pista.

Ganador de una carrera de Moto2 en 2011 -la de Valencia, sobre piso mojado, en el fin de semana en que Stefan Bradl se proclamó campeón-, Pirro es test rider de Ducati desde 2013. Es decir, desde algo antes de la llegada de Dall’Igna, que cambió de manera radical las prestaciones de la escudería. En este tiempo, ha sido un fijo en todos los tests oficiales, ha realizado varios wild cards y ha servido a Ducati para sustituir pilotos lesionados, como Ben Spies, Cal Crutchlow o Loris Baz.

Pirro dedica su única victoria en el Mundial a Marco Simoncelli, fallecido dos semanas antes. Foto: MotoGP.com

En una reciente entrevista al periódico italiano El Corriere dello Sport, Pirro reflexiona sobre su etapa como piloto probador en la marca trasalpina: “Lo que realmente me hace feliz es que yo he crecido como piloto a cada temporada y también he hecho que la moto evolucione, relata el piloto italiano, de 32 años y con un cuarto puesto en Valencia’2018 como mejor resultado en MotoGP. “Me siento afortunado de formar parte de este grupo que formó hace varios años Dall’Igna, pero en el que también son importantes Paolo Ciabatti y Davide Tardozzi”, añade Pirro.

En cada test de pretemporada, Michele Pirro es probablemente el piloto más vigilado por las marcas grandes. ¿Por qué? Porque mientras los pilotos permanentes de Ducati se dedican a rodar en ritmo de carrera, él es el encargado de probar las nuevas piezas de la marca, y de sus tiempos en la pista se deduce si son válidas o no. Eso sí, para los tests que arrancan mañana, Pirro, que fue operado recientemente, se muestra prudente: “No estoy aún en forma. No tengo mucha fuerza en el brazo, y eso es esencial para la MotoGP, que tiene mucha aceleración y las frenadas son devastadoras”, explica el veterano piloto italiano.

TE INTERESA VER:
Aleix Esparagaró: "Me encantaría dejar una Aprilia que pudiese luchar por el mundial y que fuese Viñales"
Pirro, en acción durante el pasado GP de San Marino. Foto: MotoGP.com

Con respecto a la temporada que arranca en poco más de un mes, Pirro no se atreve a marcar un objetivo para Ducati, aunque considera clave mantener el nivel de los dos últimos años: “Si Ducati ganó seis carreras en 2017 y siete en 2018 estamos en un punto de equilibrio en el que no podemos cometer errores en la toma de decisiones. Tenemos nuestros puntos fuertes, como los tienen todos, y no los queremos perder”, analiza el piloto de pruebas, que considera a la Ducati la moto “más ágil del Mundial”Estableciendo una comparación con la Honda, ganadora de los últimos tres Mundiales, Pirro compara: “Por ejemplo, Mugello es un circuito en el que lo importante es la agilidad. Y en los dos últimos años no ha ganado Honda, sino Ducati”. Para este 2019, por tanto, Pirro confía en los dos pilotos de Ducati: “Creo que Dovizioso puede repetir las dos últimas temporadas que ha hecho, y Petrucci será un outsider, incluso puede ser la sorpresa del campeonato.

Pese a que no se siente incómodo en el trabajo de test rider, Pirro tiene claro lo que sucedería si un equipo de MotoGP le propusiera ser piloto permanente: “Aceptaría“, reconoce el italiano. “Llevo varios años a un nivel competitivo, así que… ¿por qué no? Obviamente, para saber mi nivel real debería correr cada carrera y compararme con el resto de pilotos permanentes”, añade Pirro, que comenta también el caso de alguno de sus compañeros: “Petrucci debutó en Ioda, luego se fue a Ducati y lleva varios años trabajando con la misma moto. Y eso le ha ayudado a crecer. Yo, en cambio, he tenido muchas sustituciones y varios campeonatos a la vez, así que no he tenido esta continuidad. En MotoGP es clave trabajar con las mismas personas durante mucho tiempo”.

“Es una pena que se haya marchado Lorenzo”

Con respecto a la marcha de Jorge Lorenzo del equipo, Pirro se siente decepcionado: “Me entristece que se haya marchado. Conozco su potencial y sé que habría llegado a lograr los objetivos marcados“, indica Pirro, que también se muestra agradecido: “He aprendido muchas cosas de él. Es el mejor piloto en el paso por curva, y también es interesante ver cómo hace la salida los virajes“.

Pirro, junto a Lorenzo a principios de 2017. Foto: Ducati

También tuvo palabras, en esta entrevista al Corriere dello Sport, hacia Valentino Rossi, un piloto que no fue capaz de ganar con Ducati, pero que sigue siendo competitivo ahora en Yamaha. “A veces te hace preguntarte: ¿Tiene 40 años de verdad? Solo hay que ver su última carrera en Sepang. A Valentino no se le puede decir prácticamente nada, sólo felicitarle por lo que está haciendo. Las dos últimas carreras de 2018 demuestran que sigue a un gran nivel: no ganó, pero al menos estuvo cerca, lo probó”, relata su compatriota, que añade: “Para mí, que ya he entrado en la treintena, este es un buen signo. Por ejemplo, Stoner se retiró con 26 años, pero Rossi sigue ahí con 40, lo que me hace pensar: ‘Ok, si él ha llegado, igual puedo conseguirlo yo también’“.

Mañana arranca la pretemporada 2019 de MotoGP y las miradas volverán a estar puestas en Michele Pirro, uno de los artífices del crecimiento a nivel de prestaciones y resultados de Ducati en la categoría reina.