Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Redding: “La única diferencia entre Márquez y yo es el dinero”

19 Ene. 19 | 17:00
Redding Jonathan Rea Bautista WSBK
Foto: MotoGP

Scott Redding habla sobre su pasado y su futuro. Describe sus batallas con Marc Márquez y su odisea en MotoGP. El inglés asegura que su talento es “igual” que el del catalán, pero la diferencia es “el dinero”.

El futuro de Scott Redding pasa por las Superbikes británicas, campeonato al que llega después de 11 años en MotoGP, cinco de ellos en la categoría reina. En una entrevista para la web Crash, el inglés valora su llegada a un nuevo campeonato. “Necesito seguir pilotando tanto tiempo como sea posible”, asegura, descartando la posibilidad de acabar en televisión. “No creo que me llenase hacer o que hacen Neil Hodgson y James Toseland [comentaristas de BT Sport]. No creo que sea lo mío”.

El boxeo como escape

“Lo primero que quiero hacer es boxear”, explica Redding. El que fuese subcampeón de Moto2 en 2013, el mejor resultado de su carrera, no descarta un deporte que le acompaña hace tiempo. “Quiero participar en algunos combates. Estoy entrenando mucho. Tendré tiempo entre carreras y quiero probar cosas nuevas”, afirma.

https://www.instagram.com/p/Bsb6_qOoP8y/

Boxear, como muchos otros deportes lejos de los circuitos, ha sido la manera de desconectar para un piloto con una carrera deportiva muy tortuosa. “Cuando pasas por una época difícil necesitas mantener la mente ocupada para no perder la motivación, para convencerte de que eres capaz y puedes hacerlo”, explica. Para Redding, estar en MotoGP no es una prioridad. “La mayoría ama estar aquí, pero a mí me da igual, vengo porque quiero prosperar”, afirma. “Es la diferencia entre los pilotos que llegan aquí sin dinero y los que tienen dinero y por eso llegan; ellos quieren conseguir éxitos, pero si se convierte en una lucha de verdad y tienes que atravesar una maldita pared con la moto, no muchos lo harán”, comenta tajante. A sus ojos, Márquez “sí lo haría”, pero a Rossi “no se lo imagina” dándolo todo por ganar.

TE INTERESA VER:
Valentino Rossi: "Me gustaría seguir 10 años más, pero todo depende de cómo me sienta"

“Si gano, objetivo cumplido; sino, aceptaré que no soy lo que era”

Tras un 2018 muy complicado en Aprilia, el piloto de 26 años asegura que “necesita un cambio”. No ha elegido el BSB porque sea la mejor opción, sino porque es donde puede optar a ganar. “Elegí irme al BSB porque era la única opción con posibilidades reales de éxito para mí”, afirma. Al hablar con su manager, Michael Bartholemy, la única petición de Redding era “una moto que pueda ganar”.

No me importa dónde o qué. No me importa si tiene una sola rueda. Si puedo ganar, dame esa moto y haré el resto. Si gano, objetivo cumplido. Sino, repetiré un segundo año porque aún me queda mucho por aprender. Si aún así no gano, lo habré intentado, y hasta ahí llegaré. Aceptaré que no soy lo que era.

La dinámica del piloto inglés durante la temporada nunca llegó a ser buena. “Estando aquí [en MotoGP], estoy perdiendo el tiempo y arriesgando mi vida; no es una buena combinación”, dice, tajante. Al compararse con otros pilotos, asegura que hay algunos con “buenas motos” que le ganan solo por eso. “No quiero ser irrespetuoso, pero es que me ganan por muchos segundos, incluso minutos”, añade. “Por eso he perdido mi pasión. Tengo hambre de victoria, pero ese hambre desaparece porque es imposible a menos que tenga una buena oportunidad… Como he dicho en las redes sociales, si en algún momento se lesiona un piloto de fábrica, estoy dispuesto a sustituirle. Me adapto rápido”, zanja.

TE INTERESA VER:
"Marc Márquez se ha dado cuenta de que no todo le resulta tan fácil como antes"
Scott Redding durante el GP de Aragón 2018. Foto: MotoGP

“He estado en el lugar equivocado, en el momento equivocado desde que dejé el Marc VDS”, admite un Scott Redding arrepentido por no tener paciencia. “Debería haberme quedado en Moto2 un año más, luchando por el mundial”, reconoce, y añade que “probablemente habría acabado en el Tech3, siendo competitivo”. Los que sí llegaron al que era el equipo satélite de Yamaha son Jonas Folger y Johann Zarco, dos pilotos que, según el británico “no son mejores” que él en igualdad de condiciones. “He pilotado contra ellos casi toda mi vida. No son mejores que yo”, apunta, “pero necesito una buena moto”.

El gran problema de Redding siempre fue su 1,85 de estatura. “Pensaba que en MotoGP el tema del peso no sería tan importante”, explica, pero se equivocaba. Al llegar, se dio cuenta de que tenía el mismo problema, y todo “empezó a ir mal”. En el futuro piensa en el WSBK, donde podría participar “con una moto competitiva e intentar ganar el título”. “Si se presenta la oportunidad de volver a MotoGP con una buena moto, por supuesto que volveré, incluso si es una Honda de nuevo, o una Yamaha, Aprilia, lo que sea”, asegura, pero será “sin estrés” y “por ver” lo que puede hacer.

“La diferencia entre Márquez y yo es el dinero”

Al compararse con el hexacampeón del mundo Marc Márquez, Redding asegura que la estabilidad en la carrera del español y, sobre todo “el dinero” han sido los factores que han “marcado las diferencias”. “Venimos de lugares parecidos, él tampoco tenía mucho antes”, añade, explicando que durante los primeros años de sus carreras, Márquez “fue elegido”, algo que al inglés no le sucedió. “Estaba en la academia, pero no encajaba. Por mi forma de ser, por mi familia, no seguimos la norma, y no encajamos en muchos lugares”, asegura.

TE INTERESA VER:
Augusto Fernández: "Quiero ser el primero del grupo, tanto en mi equipo como en el Red Bull KTM Factory Racing"

Ya en el mundial, Márquez tenía toda una estructura detrás que a Redding le parece la clave de su éxito. “Marc tenía su propio equipo de Repsol, su KTM de fábrica… Ha tenido a Red Bull y Repsol apoyándole toda su vida. Tenía su propio equipo de Moto2. No se puede competir contra eso”, explica. “Cuando estuve en el Marc VDS es cuando creo que estábamos al mismo nivel”, añade.

Creo que él lo sabe. Mucha gente sabe que tenemos el mismo talento. Venimos de lugares parecidos, él tampoco tenía mucho antes. Por eso le respeto mucho. Pero él fue elegido, simplemente por estar en España. Yo no tuve esa suerte.

“Con 15 años estaba solo”

“En los primeros años él ganó más experiencia. Tenía a Emilio [Alzamora] a su lado. Yo tenía 15 años y ni si quiera vivía en mi casa. ¿Te imaginas la vida de un niño de 15 años que vive solo? Hacía muchas locuras, simplemente vivía la vida. Claro que corría. Entrenaba. Trabajaba duro. Pero no tenía a nadie que me dijese ‘Siéntate, para, piensa. Tenemos que hacer esto, esto y esto’. Iba por libre.”, relata Redding. Tras una época dura, llegó al Marc VDS, donde aprendió “mucho”, gracias a la buena estructuración del equipo. “Se puede llegar lejos con el talento, pero el dinero y un buen entorno te llevan aún más lejos”, afirma.

La primera victoria de Redding, en el GP de Gran Bretaña 2008. Foto: MotoGP

Durante los años en que Redding vivió solo siendo a penas un chaval pudo aprender a cocinar, lavar, “cosas que los chicos de 25 años no saben hacer”. “Tuve que madurar a marchas forzadas para adaptarme a la situación, porque no tenía a mi madre ahí y mi abuela murió pronto”, cuenta. “Así llegué a ser la persona que soy hoy, y realmente me gusta, si soy honesto”, explica. El inglés se define como alguien solitario, que no piensa siempre en volver a casa, que “vive su propia vida”. A pesar de todo, quiere “formar una familia”, aunque quiere hacerlo “a su manera”.

TE INTERESA VER:
Donde ver online la temporada MotoGP 2024 sin DAZN, opciones gratuitas y de pago

“Si Márquez y Lorenzo luchan, habrá lágrimas”

Al pensar en el caso de Valentino Rossi, el subcampeón de Moto2 asegura que es “la misma historia”, ya que el italiano “estuvo siempre en el lugar adecuado, en el momento justo”. A pesar de que su aventura en Ducati no salió bien y se planteó la retirada, su vuelta a Yamaha le dio un respiro. “Sería interesante ver el resultado si cambiamos de posición, si Valentino se pone en mi lugar y yo en el suyo. Creo que el resultado sería igual, porque al final solo somos personas”, reflexiona Redding.

Otro piloto al que Scott Redding muestra su respeto es Jorge Lorenzo. “Ha aguantado muchos ataques, pero al final puede decir ‘lo conseguí’, y hará lo mismo en Honda”, comenta sobre el mallorquín. “No va a vencer a Marc a la primera de cambio, pero llegará a su nivel”, dice. En caso de llegar a una pelea cara a cara, el inglés piensa que “habrá lágrimas”, porque son dos pilotos “muy similares” que “atravesarían una pared con su moto” para ganar.

La odisea de 2018: enfados, lágrimas y muchas preguntas sin respuesta

Mirando atrás, Redding recuerda la carrera de Austria, en la que llegó a decir que “no se puede hacer brillar un trozo de mierda”. Recibió una sanción por su reacción contra el equipo y la moto, algo por lo que aún “pide disculpas”. Asegura que “explotó” y que ha trabajado mucho para controlar su temperamento. “Ahora no me enfado; me echo a llorar”, asegura. “Pero cuando llega una carrera como la de Sepang, en la que sufres y te preguntas cómo girar, qué hacer, con quién hablar y no encuentras respuestas… eso es difícil. Ha sido difícil durante demasiado tiempo”, explica.

TE INTERESA VER:
Aleix Espargaró: "No estamos muy lejos, pero Ducati sigue estando un paso por encima"

A la hora de plantearse su situación, el británico piensa en Andrea Dovizioso. Según explica, el italiano “ha estado peleado mucho tiempo y casi se rinde, pero no lo hizo”, y ahora está “en una posición competitiva”. El propio Redding ha querido dejarlo todo atrás y vivir “una vida normal” en varias ocasiones, pero se da cuenta que “no puede” vivir como una persona común.”No quiero rendirme porque sea difícil”, añade.

Yo he querido rendirme dos o tres veces en últimos tres años. Pensaba ‘que le den, voy a vivir una vida normal’. Pero luego me doy cuenta que no puedo vivir una vida normal. No quiero rendirme porque sea difícil. Me veo en vídeos antiguos luchando por ganar y me doy cuenta que por eso piloto. Es mi pasión.

La aventura en Aprilia fue difícil porque Scott no esperaba que fuese tan duro. “Pensaba que lucharíamos por estar en el top 12, top 8, luego mejorar y luchar”, explica. El invierno anterior a la temporada 2018, el inglés cuenta que perdió “cinco o seis kilos, no bebió alcohol durante tres meses, comía sano, entrenaba cada día, dormía”, todo lo necesario para conseguir buenos resultados. Pero al empezar se dio un golpe de realidad: “No sabía lo que hacer, porque no era lo que me esperaba. Pasó el tiempo y nada mejoró”.

TE INTERESA VER:
Carlos Ezpeleta: "No pensaba que las concesiones ayudaran a Márquez porque él ya había anunciado que se iba"
Scott Redding y Aleix Espargaró durante el GP de Malasia 2018. Foto: MotoGP

“Es un deporte muy complicado cuando las cosas no van bien”, explica. Es muy sencillo pasar de estar bien a estar mal, “es como una montaña rusa, con muchas cosas pasando a tu alrededor”. “Ahora, cuando las cosas me vayan bien, lo apreciaré mucho más”, añade.

“Ni si quiera sé dónde tengo el trofeo de subcampeón”

Al recordar sus mejores momentos en los circuitos, el piloto británico piensa en las victorias, pero también en las batallas. “La batalla con Marc en Silverstone fue una locura. Cuando la veo ahora pienso ‘le echaste narices’. Gané con toda la presión que puede tener un piloto británico en esa situación. Lo que sentí con el público fue increíble, te sientes invencible”, relata. “Para mí, las batallas son más memorables que ganar. La victoria solo es la última pieza del puzle”, concluye.

Su mayor logro sobre una moto es el subcampeonato de Moto2 en 2013, pero asegura que “le da igual”. “Honestamente, ni si quiera sé dónde está el trofeo que me dieron”, asegura. Aunque reconoce que “le habría gustado” conseguir ese título, ya que era para lo que había trabajado durante todos los años previos. “Incluso vi el casco con los diseños de campeón. Estoy seguro de que estaban empezando a grabar mi nombre en el trofeo”, concluye resignado. La vida de Scott Redding ha dado muchas vueltas, casi tantas como ha dado él sobre su moto. Ahora llega el momento de demostrar si es capaz de ser competitivo en el campeonato británico, dando así valor a sus palabras sobre sí mismo.

Sigue la actualidad de MotoGP