Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Cine en casa: 7 películas con motos

26 Mar. 20 | 16:00
Una persona maneja el mando a distancia de su televisor.
Foto: Glenn Carstens Peters

Si el confinamiento no nos permite disfrutar de nuestra moto habrá que buscar alternativas para pasar varias semanas encerrados. El cine en casa es una de ellas.

Llevamos una semana en casa y todavía nos quedan al menos otras tres. Con una buena parte de la población trabajando ya desde casa, y con la posibilidad de que en las próximas fechas se detenga toda actividad que no correspondan a sectores esenciales como ya se hizo en China e Italia, no queda otra opción que armarse de paciencia y buscar formas para superar el encierro de la mejor forma posible.

El cine, accesible a través de diversas plataformas digitales, puede ser una buena idea para pasar buenos ratos. Te presentamos una pequeña lista de películas en las que la moto, bien como centro de la historia o como accesorio, tiene un papel importante.

1. Easy Rider

Traducida allá por 1969 como «Buscando mi destino», Easy Rider está protagonizada por Peter Fonda, Dennis Hopper y Jack Nickolson. A pesar de no ser (en opinión del arriba firmante) una gran película y tener un ritmo extraño, verla es obligatorio, pues es la road movie motera por excelencia y un símbolo de libertad. Que se haya convertido en un mito cinematográfico es un hecho insólito, pues no hay que olvidar que se trataba de una película independiente de presupuesto muy corto. A pesar de ello, fue nominada a dos premios Oscar. Además, su banda sonora y la mítica «Born To Be Wild» del grupo Steppenwolf son parte de la memoria colectiva.

La moto más icónica del film es la «Captain America», de la que se construyeron dos unidades. Una se destruyó durante el rodaje por requisitos del guion, y la otra fue robada del garaje de Peter Fonda sin dejar rastro. Hay una tercera unidad que pudo verse en diferentes exposiciones (por ejemplo en el Museo Guggenheim de Bilbao, 30 años después), aunque se trataba de una réplica. Eso sí, te puedo asegurar que era espectacular y la tentación de tocarla fue enorme.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Honda Gold Wing 2023, pequeños cambios para mantenerse en lo más alto

2. Terminator 2

Pocas ocasiones ocurre que la secuela de una película resulte ser mejor que la primera. Terminator 2 (1991) es sin duda una de estos casos. Arnold Schwarzenegger vuelve a ponerse en el pellejo de un androide para salvar el de John Connor.

El temazo «You Could Be Mine» de los Guns ‘N Roses sonando de fondo en una escapada por la ciudad, o la persecución del camión por los canales de Los Angeles con el T-800 a lomos de una Harley Davidson Fatboy y John Connor en su Honda XR son ya escenas míticas del cine, y no sólo para un aficionado a las motos.

3. Matrix Reloaded

Ciencia ficción, un guion originalísimo, referencias religiosas y filosóficas, una estética sucia que bebe del anime, el cuero y los videojuegos, y unos efectos especiales espectaculares convirtieron esta trilogía en obras de culto.

En esta segunda entrega (1999), aparece una larga escena con Carrie Ann-Moss enfundada en el negro traje de Trinity sobre una Ducati 996, una preciosa moto que tuvo que cambiar el clásico rojo por ese verde tan Matrix. La fantástica persecución por la autopista mientras lleva de paquete al Creador de llaves huyendo del omnipresente Agente Smith es una escena que todo el mundo debería ver.

ARTÍCULO RELACIONADO:  ¡Vuelve el Yamaha MX PRO TOUR!

Ya se han filtrado imágenes del rodaje de la cuarta entrega de la saga de las hermanas Wachowski, y sí, estando Keanu Reeves de por medio en el proyecto, volveremos a ver alguna moto. Sin spoiler.

4. El mañana nunca muere

El irlandés Pierce Brosnan interpreta por segunda vez al agente 007, abandonando el habitual y británico Aston Martin en favor de los alemanes. Además del teledirigido 750IL (gracias a un teléfono Nokia, qué tiempos), los bávaros aprovecharon la película para presentar y promocionar su nueva BMW R 1200 C, la cruiser de motor bóxer que lanzarían ese mismo año al mercado. Corría el año 1997.

Contaba la leyenda que durante el rodaje, los ingenieros alemanes explicaron a los especialistas que la moto había sido diseñada de tal manera que no era posible realizar caballitos con ella, lo que fue respondido con carcajadas. Hablamos de James Bond, ¿verdad? Pues puedes imaginarte lo que pasó después.

5. Salvaje

Esta película de 1953 convirtió a Marlon Brando en un mito. Aquí no tenemos una peli con motos. Esta sí es de motos. Road Movie en la que una banda de moteros llega a una ciudad y empieza a causar problemas, que no paran de complicarse según avanza el metraje. Si hay un origen para esa imagen de bandas de moteros que asustaban al personal allí por donde pasaban, «Salvaje» tiene buena parte de la culpa. La Triumph 6T Thunderbird de Brando es un icono del cine después de casi 70 años, reflejada en el propio cartel del filme.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nuevo Suzuki Burgman 125EX: Más eficiente y atractivo

6. Misión Imposible II

Tanto James Bond como Ethan Hunt juegan en otra liga. Sus habilidades son tan fantasmales y habituales que ya nos hemos acostumbrado y nos parecen normales. No puedes esperar otra cosa que una película de acción trepidante y maniobras espectaculares e… imposibles. Esto mismo es lo que puede verse en esta peli de 1996. Además de escuchar la música de Metallica, Limp Bizkit, Rob Zombie y el genial Hans Zimmer, las virguerías de Tom Cruise y sus dobles sobre una Triumph Speed Triple, bajo las órdenes del artificioso director John Woo, merecen por sí mismas olvidarse de todo durante un par de horas y darle una oportunidad al largometraje.

7. Cerdos Salvajes

Simpática y cómica road movie de 2007 en la que cuatro amigos en plena crisis de los cuarenta se replantean su vida, deciden romper con todo e iniciar un viaje en moto a través de Estados Unidos. Como era de esperar, todo se les complica de la forma más inverosímil. El reparto de «Wild Hogs» está encabezado por John Travolta y Tim Allen. Las motos, evidentemente, corren a cargo de Harley-Davidson, que cedió para el rodaje las motos de los protagonistas: una Sportster 1200, una Springer Softail, una Black Fatboy y otra Screaming Eagle Fatboy.

Busca estas y otras películas en las plataformas que tengas disponibles en casa. Desde aquí queremos mandarte muchos ánimos y paciencia. Todo esto pasará.

Más motos todos los días en Motosan.es… Suscríbete en la campana, ¡es gratis!

Powered by:
BOX GALFER
BOX YADEA
ARTÍCULOS DESTACADOS